Portada del dirario Meridiano
Miércoles 06 de Julio de 2022

Fútbol Español

Benzema y Modric son la vanguardia del equipo blanco / AFP
Benzema y Modric son la vanguardia del equipo blanco / AFP
Fútbol Español

El Real Madrid o Kylian Mbappé: ¿quién sale más perjudicado?

Samuel Aldrey 22/05/2022 9:52 pm




Samuel Aldrey | @SamuelAldrey

"Te deseo lo mejor", así despide Florentino Pérez a Kylian Mbappé, el fichaje que estuvo dos años en la carpeta del Real Madrid. Con esto termina el circo que se ha montado entorno a la llegada del francés, a pesar de que en el Santiago Bernabéu la afición nunca dudó, hasta el final, del futuro blanco de Mbappé.

Un deseo que inicia paradójicamente un 15 de febrero, 24 horas después del día de los enamorados, cuando Kylian Mbappé, en el minuto 94, dejaba abatido al Real Madrid en la ida de los octavos de final de la Champions League. Ni siquiera ese gol pudo apagar el deseo del madridismo por verle de blanco.

Al final, queda una desilusión tras haberle vapuleado de la Champions y el plan deportivo queda  dinamitado por una bomba atómica.

El Real Madrid tuvo que aguantar el estallido este sábado cuando el francés, ante el mundo, se  presentaba junto Nassir Al-Khelaifi.

Los dos se pararon en una tarima y con fuegos artificiales sostuvieron una camisa que representa la conquista del PSG sobre el Madrid en cuatro números: 2025. Y luego, para echarle más sal a la herida, el madridismo tuvo que verle celebrar no uno, sino tres goles ante el Metz.

Lea también: ¿Qué hizo la diferencia para que Mbappé se quedará en el PSG?

La onda expansiva de esa presentación - con discurso incluido de Mbappé-  tiene consecuencias a corto y mediano plazo para un club que no pudo conseguir a ninguno de los dos jugadores más codiciados: Erling Haaland -fichado por el Manchester City-  y Kylian Mbappé.

El Madrid ganó en la cancha ante los clubes-estado, pero perdió ante la cartera árabe.

Adiós al plan deportivo del Madrid.

Lo primero, este giro de guión sucede a una semana de la final de la Champions, con el ruido que eso implica, pero suceda lo que suceda en París, el "no" de Mbappé resquebraja la planificación deportiva del Madrid. 

En las dos últimas temporadas toda la prensa española, en sus análisis de la plantilla del Madrid, colocaban al delantero francés como el eje del proyecto de un plantel que ya siente el crepúsculo de su vieja guardia. 

Luka Modric (36 años) y Karim Benzema (34) son ahora la cabeza del equipo, pero en el mundo hay dos estrellas destinadas a dominar el mundo del fútbol, Haaland y Mbappé. El Madrid tenía al francés como prioridad; sin embargo, cuando el Madrid pase por Valdebebas a preparar la pretemporada ninguno de los dos cruzará la puerta de la ciudad deportiva.

Lea también: Karim Benzema y Vinicius una dupla mortal: 65 goles en la temporada.

El Madrid, ante el inminente e inevitable declive físico de sus hombres claves, tenía en Kylian una década asegurada, pues era el hombre para tomar el testigo de Benzema, su amigo. Karim incluso intentó convencerle de ir al Madrid en la selección y en el campo.

El nueve del Madrid lleva la mejor campaña de su carrera (44 goles y 15 asistencias). Números que le hicieron convertirse en el segundo máximo goleador de la historia del club, pero cada temporada que pasa es un acercamiento al retiro.

El dedo de Karim Benzema indica quién es el club más grande en una historia de su Instagram. Un mensaje para Mbappé / Cortesía: @karimbenzema


Así el Madrid parece salir muy herido en el largo plazo, pero el mercado aún comienza y un buen movimiento de Carlo Ancelotti al usar los 180 millones que el club tenía destinados para Mbappé podrían encauzar el proyecto con otros nombres de peso. 

Por ejemplo, Serge Gnabry (25 años) del Bayern Munich aún no ha renovado y el alemán ha estado vinculado en el pasado con el Real Madrid y al club blanco le gusta pescar en Allianz.

Ya lo hizo con David Alaba y salió perfecto. Por eso traer a alguien como Gnabry, un extremo con la misma habilidad de Mbappé, en una posición que se ve reducida a Marco Asensio y Rodrygo Goes sería una gran solución. 

Así que el Madrid aún tiene tiempo para salir airoso y no tan perjudicado, a pesar de perder a las dos estrellas mundiales. De hecho, el madridismo en general le daba un poco igual si venía o no Mbappé.

"Sin él estamos a las puertas de la decimocuarta", se lee en Twitter. 

Dinero, mucho dinero, pero ¿y los trofeos, Kylian?

Si bien Mbappé en su discurso no dio los motivos de su decisión para quedarse, todo se reduce a la cantidad de dinero que le dio el PSG. Una decisión claramente económica. Un contrato que llega hasta los 300 millones netos es razón suficiente para quedarse. 

Así lo hizo Kylian, pero se queda en un equipo que le cuesta precisamente ganar el trofeo más importante de clubes: la Champions League. Estuvo cerca de hacerlo en Lisboa cuando les tocó un cuadro asequible: Dortmund, Atalanta y Leipzig para llegar a la final contra el Bayern. La perdieron. 

Este año les tocó un ogro en octavos: el Madrid y quedaron fuera. Esa fue la penalización por haber quedado campeones de su liga, pues te complica el grupo al colocarte contra equipos como el City o el Leipzig y te arriesgas a quedar segundo para que un equipo fuerte te toque en Octavos. 

Este año no ocurrirá eso, pues son campeones y cabezas de serie para los bombos, pero tendrá una enorme competencia y un Manchester City que viene con todo para alzar su primera Champions League. 

Quizás el deseo de Mbappé por hacer grande a un club, sin tanto recorrido europeo, le perjudique más en su carrera que haber aprovechado la oferta del Real Madrid.

"Te deseo lo mejor", es el mensaje de Florentino Pérez mientras espera la final en París, una final que verá Mbappé en la grada del Stade de France o en la televisión. 

El tiempo será siempre el mejor juez ante estas situaciones, pero por ahora Kylian, deportivamente, parece salir más perjudicado que el Madrid. A los blancos les queda toda la ventana de fichajes para reforzarse y ya tienen a su primer objetivo:  Aurélien Tchouaméni

 

Miguel cabrera descarga

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Fútbol Español

Benzema y Modric son la vanguardia del equipo blanco / AFP
Benzema y Modric son la vanguardia del equipo blanco / AFP
Fútbol Español

El Real Madrid o Kylian Mbappé: ¿quién sale más perjudicado?

Samuel Aldrey 22/05/2022 9:52 pm



Samuel Aldrey | @SamuelAldrey

"Te deseo lo mejor", así despide Florentino Pérez a Kylian Mbappé, el fichaje que estuvo dos años en la carpeta del Real Madrid. Con esto termina el circo que se ha montado entorno a la llegada del francés, a pesar de que en el Santiago Bernabéu la afición nunca dudó, hasta el final, del futuro blanco de Mbappé.

Un deseo que inicia paradójicamente un 15 de febrero, 24 horas después del día de los enamorados, cuando Kylian Mbappé, en el minuto 94, dejaba abatido al Real Madrid en la ida de los octavos de final de la Champions League. Ni siquiera ese gol pudo apagar el deseo del madridismo por verle de blanco.

Al final, queda una desilusión tras haberle vapuleado de la Champions y el plan deportivo queda  dinamitado por una bomba atómica.

El Real Madrid tuvo que aguantar el estallido este sábado cuando el francés, ante el mundo, se  presentaba junto Nassir Al-Khelaifi.

Los dos se pararon en una tarima y con fuegos artificiales sostuvieron una camisa que representa la conquista del PSG sobre el Madrid en cuatro números: 2025. Y luego, para echarle más sal a la herida, el madridismo tuvo que verle celebrar no uno, sino tres goles ante el Metz.

Lea también: ¿Qué hizo la diferencia para que Mbappé se quedará en el PSG?

La onda expansiva de esa presentación - con discurso incluido de Mbappé-  tiene consecuencias a corto y mediano plazo para un club que no pudo conseguir a ninguno de los dos jugadores más codiciados: Erling Haaland -fichado por el Manchester City-  y Kylian Mbappé.

El Madrid ganó en la cancha ante los clubes-estado, pero perdió ante la cartera árabe.

Adiós al plan deportivo del Madrid.

Lo primero, este giro de guión sucede a una semana de la final de la Champions, con el ruido que eso implica, pero suceda lo que suceda en París, el "no" de Mbappé resquebraja la planificación deportiva del Madrid. 

En las dos últimas temporadas toda la prensa española, en sus análisis de la plantilla del Madrid, colocaban al delantero francés como el eje del proyecto de un plantel que ya siente el crepúsculo de su vieja guardia. 

Luka Modric (36 años) y Karim Benzema (34) son ahora la cabeza del equipo, pero en el mundo hay dos estrellas destinadas a dominar el mundo del fútbol, Haaland y Mbappé. El Madrid tenía al francés como prioridad; sin embargo, cuando el Madrid pase por Valdebebas a preparar la pretemporada ninguno de los dos cruzará la puerta de la ciudad deportiva.

Lea también: Karim Benzema y Vinicius una dupla mortal: 65 goles en la temporada.

El Madrid, ante el inminente e inevitable declive físico de sus hombres claves, tenía en Kylian una década asegurada, pues era el hombre para tomar el testigo de Benzema, su amigo. Karim incluso intentó convencerle de ir al Madrid en la selección y en el campo.

El nueve del Madrid lleva la mejor campaña de su carrera (44 goles y 15 asistencias). Números que le hicieron convertirse en el segundo máximo goleador de la historia del club, pero cada temporada que pasa es un acercamiento al retiro.

El dedo de Karim Benzema indica quién es el club más grande en una historia de su Instagram. Un mensaje para Mbappé / Cortesía: @karimbenzema


Así el Madrid parece salir muy herido en el largo plazo, pero el mercado aún comienza y un buen movimiento de Carlo Ancelotti al usar los 180 millones que el club tenía destinados para Mbappé podrían encauzar el proyecto con otros nombres de peso. 

Por ejemplo, Serge Gnabry (25 años) del Bayern Munich aún no ha renovado y el alemán ha estado vinculado en el pasado con el Real Madrid y al club blanco le gusta pescar en Allianz.

Ya lo hizo con David Alaba y salió perfecto. Por eso traer a alguien como Gnabry, un extremo con la misma habilidad de Mbappé, en una posición que se ve reducida a Marco Asensio y Rodrygo Goes sería una gran solución. 

Así que el Madrid aún tiene tiempo para salir airoso y no tan perjudicado, a pesar de perder a las dos estrellas mundiales. De hecho, el madridismo en general le daba un poco igual si venía o no Mbappé.

"Sin él estamos a las puertas de la decimocuarta", se lee en Twitter. 

Dinero, mucho dinero, pero ¿y los trofeos, Kylian?

Si bien Mbappé en su discurso no dio los motivos de su decisión para quedarse, todo se reduce a la cantidad de dinero que le dio el PSG. Una decisión claramente económica. Un contrato que llega hasta los 300 millones netos es razón suficiente para quedarse. 

Así lo hizo Kylian, pero se queda en un equipo que le cuesta precisamente ganar el trofeo más importante de clubes: la Champions League. Estuvo cerca de hacerlo en Lisboa cuando les tocó un cuadro asequible: Dortmund, Atalanta y Leipzig para llegar a la final contra el Bayern. La perdieron. 

Este año les tocó un ogro en octavos: el Madrid y quedaron fuera. Esa fue la penalización por haber quedado campeones de su liga, pues te complica el grupo al colocarte contra equipos como el City o el Leipzig y te arriesgas a quedar segundo para que un equipo fuerte te toque en Octavos. 

Este año no ocurrirá eso, pues son campeones y cabezas de serie para los bombos, pero tendrá una enorme competencia y un Manchester City que viene con todo para alzar su primera Champions League. 

Quizás el deseo de Mbappé por hacer grande a un club, sin tanto recorrido europeo, le perjudique más en su carrera que haber aprovechado la oferta del Real Madrid.

"Te deseo lo mejor", es el mensaje de Florentino Pérez mientras espera la final en París, una final que verá Mbappé en la grada del Stade de France o en la televisión. 

El tiempo será siempre el mejor juez ante estas situaciones, pero por ahora Kylian, deportivamente, parece salir más perjudicado que el Madrid. A los blancos les queda toda la ventana de fichajes para reforzarse y ya tienen a su primer objetivo:  Aurélien Tchouaméni

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR