Portada del dirario Meridiano
Domingo 05 de Diciembre de 2021

Fútbol Español

Koeman disputó 67 partidos como técnico azulgrana /ALBERT GEA (REUTERS)
Koeman disputó 67 partidos como técnico azulgrana /ALBERT GEA (REUTERS)
Fútbol Español

Los números de Ronald Koeman en el Barcelona

Miércoles 27| 9:55 pm


Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

Ronald Koeman se ha convertido en el saco de todos los golpes del Barcelona a pesar de que los números le acompañaron. Dos derrotas seguidas: el Clásico contra el Real Madrid (1-2) y el Rayo Vallecano en LaLiga (1-0) agilizaron su salida.

El técnico ha sido el saco de arena de todos los males deportivos del club y la rabia del aficionado lo hace el chivo expiatorio ideal. La barbarie cayó en el Camp Nou  en la derrota número 10 del técnico, el Clásico.

Un grupo de aficionados se agolpó sobre su coche y le patearon el auto. Y aquella imagen de  Koeman es el símbolo del estado de club. El técnico quedó atrapado por un cóctel que expresa la desprotección y la frustración colectiva que vive el Barça. Una frustración únicamente reflejada en derrotas puntuales.

 

Elaboraci-n-propia-Datos-Transfermarkt

Datos totales de Ronald Koeman en el Barcelona /Elaboración propia. Datos: Transfermarkt



La lentitud del juego de Koeman su crucifixión.

Como muestra el gráfico el neerlandés se marcha del Camp Nou con un balance positivo en el global, pero la sensación de la afición es que el fútbol azulgrana no evolucionó y el discurso del entrenador perdió fuerza después de reiterar que si no se gana es por la falta de efectividad y, por tanto, que Dest no acertara ante Courtois antes de que Alaba batiera a Ter Stegen.

Aquella falta de efectivad se refleja en el estilo parsimonioso que instauró Koeman. Demasiados pases horizontales que no hacían daño y únicamente complicaba el remate al delantero al rematar siempre casi sin espacios e incómodo.

 

L-neas-de-pases
Mapa de pasas promedio del Barcelona con Koeman /Gráfico: Diario AS


 

El equipo de Koeman sufrió de ritmos de juego exageradamente bajos, envueltos en arena movediza y refugiado en posesiones sin ánimo ofensivo pensadas para la propia protección.

Esa lentitud no permitía percutir las defensas rivales con la efectividad de antaño y el Barcelona con Koeman solo generaba una media de 16 ocasiones por partido y recibía 14. Un Barça roto en defensa e inepto en ataque. En comparativa el equipo de Ernesto Valverde promediaba 27 ocasiones por partido y recibía solo 9, de acuerdo a los datos de fbref.

Además, ocurre que al Barça actual, disputar sus duelos europeos con ese ritmo de juego tan bajo le supone una enorme dificultad a la hora de transitar los caminos que deben llevarle hasta el gol. Jugando lento no abre espacios, no desordena al rival ni impulsa a sus jugadores en ataque.

La paradoja y el chivo expiatorio.

El club no supo discernir entre si Koeman es víctima de la precariedad o de los cambios constantes de la plantilla, que incluyen las salidas de Messi y Griezmann, o actúa bajo las peticiones de Laporta, que no son necesariamente las mismas que las del exseleccionador de Países Bajos. Solo basta con ver la función de Frenkie De Jong con Koeman en Países Bajos y su rol en el Barcelona.

Además, Koeman solo logró un título con el Barça. La Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao. Un título ganado curiosamente con doblete de Messi y un gol de Griezmann (0-4).

Si vemos los números con los entrenadores anteriores que culminaron campañas enteras desde el 2014, vemos que Koeman iba encaminado a un registro similar: Valverde promedió 67% de victorias, Koeman 60% y Luis Enrique 76.5%.

 

Datos-Koeman-Luis-EnriqueDatos de los anteriores técnicos del Barcelona que jugaron una temporada completa /Elaboración propia. Datos: Transfermarkt


 

No obstante, el club tras la desastrosa gerencia de Josep María Bartomeu busca un chivo expiatorio y Koeman llevó los latigazos de intentar encauzar un proyecto envuelto en juveniles como Gavi, Pedri o Ansu Fati y sin disputar más que una final.

Eliminación en Champions, los clavos de la cruz.

Si en la LaLiga, Ronald Koeman deja un balance positivo, en la Champions League no es tan bueno como parece. En 11 partidos ganó seis, empató uno y perdió 4. Y al igual que a Ernesto Valverde su eliminación en la ronda de 16 ante el PSG (2-5 en el global) y las dos derrotas de esta temporada en fase de grupos ante el Bayern Munich (0-3) y el Benfica (0-3).

Esas derrotas puntuales acumularon las desgracias necesarias para su destitución. El Clásico y el Rayo Vallecano fueron las estacas. Ahora el Barcelona busca un nuevo técnico que "cruyffcificar".

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Fútbol Español

Koeman disputó 67 partidos como técnico azulgrana /ALBERT GEA (REUTERS)
Koeman disputó 67 partidos como técnico azulgrana /ALBERT GEA (REUTERS)
Fútbol Español

Los números de Ronald Koeman en el Barcelona

Miércoles 27| 9:55 pm

Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

Ronald Koeman se ha convertido en el saco de todos los golpes del Barcelona a pesar de que los números le acompañaron. Dos derrotas seguidas: el Clásico contra el Real Madrid (1-2) y el Rayo Vallecano en LaLiga (1-0) agilizaron su salida.

El técnico ha sido el saco de arena de todos los males deportivos del club y la rabia del aficionado lo hace el chivo expiatorio ideal. La barbarie cayó en el Camp Nou  en la derrota número 10 del técnico, el Clásico.

Un grupo de aficionados se agolpó sobre su coche y le patearon el auto. Y aquella imagen de  Koeman es el símbolo del estado de club. El técnico quedó atrapado por un cóctel que expresa la desprotección y la frustración colectiva que vive el Barça. Una frustración únicamente reflejada en derrotas puntuales.

 

Elaboraci-n-propia-Datos-Transfermarkt

Datos totales de Ronald Koeman en el Barcelona /Elaboración propia. Datos: Transfermarkt



La lentitud del juego de Koeman su crucifixión.

Como muestra el gráfico el neerlandés se marcha del Camp Nou con un balance positivo en el global, pero la sensación de la afición es que el fútbol azulgrana no evolucionó y el discurso del entrenador perdió fuerza después de reiterar que si no se gana es por la falta de efectividad y, por tanto, que Dest no acertara ante Courtois antes de que Alaba batiera a Ter Stegen.

Aquella falta de efectivad se refleja en el estilo parsimonioso que instauró Koeman. Demasiados pases horizontales que no hacían daño y únicamente complicaba el remate al delantero al rematar siempre casi sin espacios e incómodo.

 

L-neas-de-pases
Mapa de pasas promedio del Barcelona con Koeman /Gráfico: Diario AS


 

El equipo de Koeman sufrió de ritmos de juego exageradamente bajos, envueltos en arena movediza y refugiado en posesiones sin ánimo ofensivo pensadas para la propia protección.

Esa lentitud no permitía percutir las defensas rivales con la efectividad de antaño y el Barcelona con Koeman solo generaba una media de 16 ocasiones por partido y recibía 14. Un Barça roto en defensa e inepto en ataque. En comparativa el equipo de Ernesto Valverde promediaba 27 ocasiones por partido y recibía solo 9, de acuerdo a los datos de fbref.

Además, ocurre que al Barça actual, disputar sus duelos europeos con ese ritmo de juego tan bajo le supone una enorme dificultad a la hora de transitar los caminos que deben llevarle hasta el gol. Jugando lento no abre espacios, no desordena al rival ni impulsa a sus jugadores en ataque.

La paradoja y el chivo expiatorio.

El club no supo discernir entre si Koeman es víctima de la precariedad o de los cambios constantes de la plantilla, que incluyen las salidas de Messi y Griezmann, o actúa bajo las peticiones de Laporta, que no son necesariamente las mismas que las del exseleccionador de Países Bajos. Solo basta con ver la función de Frenkie De Jong con Koeman en Países Bajos y su rol en el Barcelona.

Además, Koeman solo logró un título con el Barça. La Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao. Un título ganado curiosamente con doblete de Messi y un gol de Griezmann (0-4).

Si vemos los números con los entrenadores anteriores que culminaron campañas enteras desde el 2014, vemos que Koeman iba encaminado a un registro similar: Valverde promedió 67% de victorias, Koeman 60% y Luis Enrique 76.5%.

 

Datos-Koeman-Luis-EnriqueDatos de los anteriores técnicos del Barcelona que jugaron una temporada completa /Elaboración propia. Datos: Transfermarkt


 

No obstante, el club tras la desastrosa gerencia de Josep María Bartomeu busca un chivo expiatorio y Koeman llevó los latigazos de intentar encauzar un proyecto envuelto en juveniles como Gavi, Pedri o Ansu Fati y sin disputar más que una final.

Eliminación en Champions, los clavos de la cruz.

Si en la LaLiga, Ronald Koeman deja un balance positivo, en la Champions League no es tan bueno como parece. En 11 partidos ganó seis, empató uno y perdió 4. Y al igual que a Ernesto Valverde su eliminación en la ronda de 16 ante el PSG (2-5 en el global) y las dos derrotas de esta temporada en fase de grupos ante el Bayern Munich (0-3) y el Benfica (0-3).

Esas derrotas puntuales acumularon las desgracias necesarias para su destitución. El Clásico y el Rayo Vallecano fueron las estacas. Ahora el Barcelona busca un nuevo técnico que "cruyffcificar".

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR