Portada del dirario Meridiano
Lunes 10 de Mayo de 2021

Hipismo

 Juan Vicente Tovar se había ahorcado con unas bridas/Foto cortesía
Juan Vicente Tovar se había ahorcado con unas bridas/Foto cortesía
Hipismo

Juan Vicente Tovar, 21 años sin el "Negrito de San José"

Lunes 12| 10:49 am


Engels Medina / @engelsmedina23

El 12 de abril del año 2000, la tristeza invadió a los corazones de los hípicos venezolanos, la figura más importante de la hípica nacional del siglo que acababa de terminar, se quitó la vida.  Juan Vicente Tovar se había ahorcado con unas bridas, así lo encontraron, pero estas no eran cualquiera bridas, precisamente fueron con las de uno de los ejemplares que más alegrías le dio. La yegua Gelinotte.

Muchas pudieron ser las razones de aquella decisión que tomó el jinete, desde que su hija murió en 1990 sufría de depresión, pero lo cierto es que han pasado 21 años de que se fue el negrito de San José.

Fue un caraqueño sencillo, humilde, trabajador, perseverante, pero una de sus mejores cualidades era su honestidad. Siempre se mantuvo siendo el mismo que salió de la parroquia San José de Caracas, aunque a veces le tocó correr por el fango siempre supo salir de él sin ninguna mancha en su carrera como jinete.

Ganó 16 estadísticas de forma consecutivas, desde 1977 hasta 1992, dos de ellas estuvo empatado en el primer lugar, en 1984 con Douglas Valiente y en 1992 con Jose Luis Rodríguez, esta última hizo uno de sus grandes gestos de nobleza.

Su colega lucía como el virtual ganador del campeonato pero en noviembre rodó de un ejemplar, para ese entonces tenía 18 carreras de ventaja sobre Tovar (102) a (84), este continuó montando pero al alcanzar a Rodríguez renunció a los compromisos que tenía para que ambos fueran ganadores.

Amor por una yegua en especial.

"Por mis manos han pasado caballos y yeguas de jerarquía, valientes para resistir el ataque y para atacar, guapos con el peso y la distancia, nobles como para seguir cuando sus fuerzas parecen liquidadas, pero tienen el orgullo de no dejarse sobrepasar". Con todo y ese conocimiento siempre dudo cuando me planteo la disyuntiva Macho-Hembra.

Pero donde no tengo vacilación alguna es para escoger al mejor ejemplar que he tenido la dicha de conducir: La yegua Gelinotte, hija de Never Bend en Mariachi por Princequillo se encuentra en otra dimensión”, esta fueron las palabras del campeón en una entrevista que realizó al diario meridiano a mediados de los 80.

 

Primer Triunfo:

La primera vez que ingresó al Paddock de vencedores tenía 23 años y 10 meses de edad, lo hizo con la yegua Soroa, el dos de marzo de 1974. Esa temporada terminó con 41 victorias una menos que Argenis Rosillo otro aprendiz.

 

Clásico Cavepro:

Fue su primera victoria selectiva, lo ganó en 1975 con el ejemplar Arañazo, en la entrada de la recta final parecía que Guache sería el ganador de la prueba, pero el conducido de Tovar comenzó una atropellada que lo convirtió en ganador.

 

Récord de estadística:

En 1977 comenzó su hegemonía como el mejor jinete del patio. Ese año ganó 114 competencias para liderar a los jockeys en ese renglón, desde allí y hasta mi 1992 no dejo de comandar ese departamento para ganar 16 veces el campeonato.

 

Veseli su primera Triple Corona:

En 1981 montó al primer Triplecoronado de la hípica zuliana, el ejemplar Veseli. En 1985 ganó también en el hipódromo de la Limpia los tres pasos con el ejemplar Tío Cheo.

 

Gelinotte:

Fue su predilecta, con ella gano la Triple Corona de yeguas en 1980 y conquistó los dos primeros pasos de la de machos. Cayó derrotada con todos los honores en el último por el ejemplar Sweet Candy.

 

Iraquí:

Ganó la Triple Corona de 1985, hazaña que lo convirtió en el primer jinete en triplecoronarse. Gradisco fue montado por Gustavo Ávila y por Manuel Camacaro, algo similar paso con El Corsario, Jesús Márquez y José Luis Vargas fueron sus jinetes.

 

Presidente de la República:

El súper campeón, como lo llamaba Aly Khan, ganó en nueve oportunidades el clásico Presidente de La República. Guadamil (1980), Eminente (1981), Golden Arrow (1982), Ristre (1984/85), Winton (1987), Don Fabián (1991), Golden Classic (1994), Astur (1997).

 

Triple Corona Caribeña:

Diciembre 2 de 1990, esa fecha quedó grabada en la consciencia de todos, Juan Vicente Tovar ganó las dos ediciones del Clásico Confraternidad del Caribe la de Macho con Randy y la de yegua con Mon Coquette para cerrar en el Clásico del Caribe con Don Fabián.

 

Clásico Simón Bolívar:

El evento más importante de la hípica nacional se le había hecho esquivo hasta que en 1986 logra conseguirlo con el ejemplar Winton, entrenado por Daniel Pérez. Luego lo ganó en 1990 con Don Fabián. Fue distanciado en 1987 con Gallardete.

 

Conexión ganadora:

Desde el primero de enero de 1975 comenzó una relación con José Ángel “Edificio” Torres la cual se prolongó por años de una linda amistad y campeonatos. Con él ganó las 16 estadísticas y este fue uno de los que más lo motivó con la muerte de su hija en 1990.

 

CIFRAS:

2492 Triunfos acumuló en su exitosa carrera como jinete.

242 Pruebas selectivas ganó en los hipódromos del país.

16 Estadísticas conquistó de manera consecutiva

1980 Monta en Hialeah Park. Ganó una carrera a Ángel Cordero Jr.

1992 Año de su primer retiro de las carreras de caballo

1995 Año en que regresa a las competencias de purasangres

1998 Año en que se retira definitivamente

 

 

Hipismo

 Juan Vicente Tovar se había ahorcado con unas bridas/Foto cortesía
Juan Vicente Tovar se había ahorcado con unas bridas/Foto cortesía
Hipismo

Juan Vicente Tovar, 21 años sin el "Negrito de San José"

Lunes 12| 10:49 am

Engels Medina / @engelsmedina23

El 12 de abril del año 2000, la tristeza invadió a los corazones de los hípicos venezolanos, la figura más importante de la hípica nacional del siglo que acababa de terminar, se quitó la vida.  Juan Vicente Tovar se había ahorcado con unas bridas, así lo encontraron, pero estas no eran cualquiera bridas, precisamente fueron con las de uno de los ejemplares que más alegrías le dio. La yegua Gelinotte.

Muchas pudieron ser las razones de aquella decisión que tomó el jinete, desde que su hija murió en 1990 sufría de depresión, pero lo cierto es que han pasado 21 años de que se fue el negrito de San José.

Fue un caraqueño sencillo, humilde, trabajador, perseverante, pero una de sus mejores cualidades era su honestidad. Siempre se mantuvo siendo el mismo que salió de la parroquia San José de Caracas, aunque a veces le tocó correr por el fango siempre supo salir de él sin ninguna mancha en su carrera como jinete.

Ganó 16 estadísticas de forma consecutivas, desde 1977 hasta 1992, dos de ellas estuvo empatado en el primer lugar, en 1984 con Douglas Valiente y en 1992 con Jose Luis Rodríguez, esta última hizo uno de sus grandes gestos de nobleza.

Su colega lucía como el virtual ganador del campeonato pero en noviembre rodó de un ejemplar, para ese entonces tenía 18 carreras de ventaja sobre Tovar (102) a (84), este continuó montando pero al alcanzar a Rodríguez renunció a los compromisos que tenía para que ambos fueran ganadores.

Amor por una yegua en especial.

"Por mis manos han pasado caballos y yeguas de jerarquía, valientes para resistir el ataque y para atacar, guapos con el peso y la distancia, nobles como para seguir cuando sus fuerzas parecen liquidadas, pero tienen el orgullo de no dejarse sobrepasar". Con todo y ese conocimiento siempre dudo cuando me planteo la disyuntiva Macho-Hembra.

Pero donde no tengo vacilación alguna es para escoger al mejor ejemplar que he tenido la dicha de conducir: La yegua Gelinotte, hija de Never Bend en Mariachi por Princequillo se encuentra en otra dimensión”, esta fueron las palabras del campeón en una entrevista que realizó al diario meridiano a mediados de los 80.

 

Primer Triunfo:

La primera vez que ingresó al Paddock de vencedores tenía 23 años y 10 meses de edad, lo hizo con la yegua Soroa, el dos de marzo de 1974. Esa temporada terminó con 41 victorias una menos que Argenis Rosillo otro aprendiz.

 

Clásico Cavepro:

Fue su primera victoria selectiva, lo ganó en 1975 con el ejemplar Arañazo, en la entrada de la recta final parecía que Guache sería el ganador de la prueba, pero el conducido de Tovar comenzó una atropellada que lo convirtió en ganador.

 

Récord de estadística:

En 1977 comenzó su hegemonía como el mejor jinete del patio. Ese año ganó 114 competencias para liderar a los jockeys en ese renglón, desde allí y hasta mi 1992 no dejo de comandar ese departamento para ganar 16 veces el campeonato.

 

Veseli su primera Triple Corona:

En 1981 montó al primer Triplecoronado de la hípica zuliana, el ejemplar Veseli. En 1985 ganó también en el hipódromo de la Limpia los tres pasos con el ejemplar Tío Cheo.

 

Gelinotte:

Fue su predilecta, con ella gano la Triple Corona de yeguas en 1980 y conquistó los dos primeros pasos de la de machos. Cayó derrotada con todos los honores en el último por el ejemplar Sweet Candy.

 

Iraquí:

Ganó la Triple Corona de 1985, hazaña que lo convirtió en el primer jinete en triplecoronarse. Gradisco fue montado por Gustavo Ávila y por Manuel Camacaro, algo similar paso con El Corsario, Jesús Márquez y José Luis Vargas fueron sus jinetes.

 

Presidente de la República:

El súper campeón, como lo llamaba Aly Khan, ganó en nueve oportunidades el clásico Presidente de La República. Guadamil (1980), Eminente (1981), Golden Arrow (1982), Ristre (1984/85), Winton (1987), Don Fabián (1991), Golden Classic (1994), Astur (1997).

 

Triple Corona Caribeña:

Diciembre 2 de 1990, esa fecha quedó grabada en la consciencia de todos, Juan Vicente Tovar ganó las dos ediciones del Clásico Confraternidad del Caribe la de Macho con Randy y la de yegua con Mon Coquette para cerrar en el Clásico del Caribe con Don Fabián.

 

Clásico Simón Bolívar:

El evento más importante de la hípica nacional se le había hecho esquivo hasta que en 1986 logra conseguirlo con el ejemplar Winton, entrenado por Daniel Pérez. Luego lo ganó en 1990 con Don Fabián. Fue distanciado en 1987 con Gallardete.

 

Conexión ganadora:

Desde el primero de enero de 1975 comenzó una relación con José Ángel “Edificio” Torres la cual se prolongó por años de una linda amistad y campeonatos. Con él ganó las 16 estadísticas y este fue uno de los que más lo motivó con la muerte de su hija en 1990.

 

CIFRAS:

2492 Triunfos acumuló en su exitosa carrera como jinete.

242 Pruebas selectivas ganó en los hipódromos del país.

16 Estadísticas conquistó de manera consecutiva

1980 Monta en Hialeah Park. Ganó una carrera a Ángel Cordero Jr.

1992 Año de su primer retiro de las carreras de caballo

1995 Año en que regresa a las competencias de purasangres

1998 Año en que se retira definitivamente

 

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR