Portada del dirario Meridiano
Lunes 28 de Noviembre de 2022

Fútbol Internacional

El momento del gol que desata la indignación en Colombia / Cortesía: @VARCentral
El momento del gol que desata la indignación en Colombia / Cortesía: @VARCentral
Fútbol Internacional

En Colombia se asoma un señor amaño: un gol se vuelve asunto de Estado

Samuel Aldrey 06/12/2021 5:11 pm




Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (ACOLFUTPRO) inicia una investigación por las sospechosas circunstancias alrededor de un partido clave de promoción en la segunda división colombiana entre Llaneros y Unión Magdalena. 

El repudio del partido disputado el día sábado bajo desde las tribunas del estadio hasta esparcirse por todas las redes sociales. La razón del odio fue un gol en el último suspiro cuando la defensa de Llaneros se quedó clavado en el césped, inmovilizados como si de un hechizo se tratara, y daba al Magdalena vía libre para marcar el gol que valía una remontada y el ascenso a la primera división.

La indignación de esta acción se vio desde jugadores de la mismísima selección colombiana hasta el jefe de Estado, Iván Duque, que declaró en esu twitter que el partido es una "vergüenza nacional". 

 

El escándalo.

Ahora, ¿cómo se dio este escándalo? Llaneros es un club que jamás ha pisado la primera división del fútbol colombiano y recibía el sábado a Unión Magdalena, un equipo histórico, pero el local ganaba 1-0 y el reloj ya estaba dando la última campanada en el minuto 90, pero hubo una especie de unión entre ambos clubes porque en el tramo final y, contrario a lo que había demostrado en la cancha, el Magdalena le dio vuelta.

Un resultado que condenaba al Fortaleza al infierno de segunda otra temporada más y queda como el equipo damnificado de esta insólita victoria. El sismo de aquella remontada ha generado en Colombia una sacudida de los cimientos del fútbol y un debate que ha generado en la condena a la División Mayor del Fútbol Colombiano , Dimayor, la entidad encargada de dirigir el fútbol colombiano.

"Ante el manto de duda que ha generado el resultado del partido entre Llaneros y Unión Magdalena, solicitamos a la comisión disciplinaria de la Dimayor adelantar la investigación con rigor y brevedad", tuiteó la ACOLFUTPRO.

La insólita jugada.

 

 

La jugada del gol definitivo, anotado por Jonathan Segura ante una inusual pasividad de los rivales, fue inaudita. Las imágenes no tardaron en hacerse virales y el llamado al amaño fue una de las máximas expresadas ante la indignación.

“A lo bien, a lo bien, que falta de respeto ese gol del Unión”, tuiteó Juan Guillermo Cuadrado, jugador de la Juventus y emblema de la selección colombiana. Otro internacional, Matheus Uribe, del Oporto, respondió que era “una vergüenza para el fútbol colombiano”. Nelson Flórez, el entrenador del Fortaleza, estalló en llanto en la rueda de prensa posterior al partido. “No me da vergüenza llorar porque me siento robado”, declaró.

El club anunció que pedirá la nulidad del partido. “Consideramos que esta situación no es un simple tema de apuestas, la misma tiene un trasfondo más profundo que seguramente las autoridades disciplinarias y los propios jugadores implicados confirmarán, respetando el debido proceso aplicable a este tipo de casos”, señaló en un comunicado, publicado en sus redes sociales.

Comunicado-Fortaleza

El comunicado íntegro de Fortaleza / Cortesía: @FortalezaCEIF


La Fiscalía puede actuar.

En una entrevista con el periódico El Heraldo, el ministro del Deporte, Guillermo Herrera, estimó que el hecho se tratará como “un acto de corrupción” y su cartera realizará un “seguimiento” a las pesquisas de la Dimayor.

Además, el diario El Tiempo hizo una consulta a fuentes de la Fiscalía General. Aseguraron al periódico colombiano que la entidad iniciará sus indagaciones sobre el caso por cuenta propia.

Los testimonios del presidente de Fortaleza, que aseguró que hubo corrupción y trampa, y del DT, que entre lagrimas dijo que los habían robado, podrían ser suficiente material para que de oficio la Fiscalía decida poner el ojo sobre este señor amaño.

“Los hechos ocurridos en el partido de hoy no nos representan como llaneros ni a los deportistas de la región. Es importante que se esclarezca pronto”, declaró el mismo sábado el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman. Llaneros es el único equipo profesional del departamento del Meta, en los llanos orientales de Colombia. 

 

El partido trascendió el hecho deportivo y se transformó en un asunto de Estado, pero el desenlace todavía es oscuro. La Dimayor, según informa el periódico El Tiempo, pidió una reunión para discutir el tema y no descarta suspender el ascenso del Unión Magdalena -una opinión compartida por todos los fanáticos de Fortaleza y del fútbol colombiano- . 

“La idea es llegar hasta las últimas consecuencias para que esto no se quede ahí como se queda un montón de cosas. Queremos llegar al fondo para ver si es una actitud individual de algunos jugadores o hay algo mucho más grave detrás de eso”, aseguró Fernando Jaramillo, el presidente de la Dimayor, en declaraciones al periódico El Tiempo.

Así asoma en el fútbol colombiano la cara de un "Señor Amaño".

 

Los otros escándalos del fútbol colombiano.

Uno de los más recientes previos a este caso de amaño fue el de 16 clubes del fútbol colombiano y la Dimayor que acordaron censurar a ciertos jugadores para obligarlos a quedarse en sus equipos u obtener réditos económicos de sus “pases”. Un acuerdo al que llamaron “pacto de caballeros”. Una práctica que también ocurre en México.

El caso fue que la Superindentencia de Industria y Comercio (SIC) determinó que los clubes de fútbol se intercambiaron comunicaciones entre sí pidiendo no contratar a esos futbolistas de la “lista negra”, con el fin de que ellos se quedaran en los equipos que les ofrecían malas condiciones laborales o que los clubes pudieran sacar una gran tajada por sus “pases”.

El fútbol colombiano está lleno de todo tipo de escándalos en los últimos años - muy parecido al fútbol venezolano en este aspecto-. Sin ir muy lejos, Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), aceptó la culpabilidad de los cargos que le imputaba Estados Unidos como uno de los implicados en el escándalo global conocido como FIFA Gate, donde también esta Rafael Esquivel, ex presidente de a FVF. Ambos relacionados con más de 20 años de sobornos a directivos del fútbol a cambio de los derechos televisivos y de patrocinio de las principales competiciones de América.

 

 

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Fútbol Internacional

El momento del gol que desata la indignación en Colombia / Cortesía: @VARCentral
El momento del gol que desata la indignación en Colombia / Cortesía: @VARCentral
Fútbol Internacional

En Colombia se asoma un señor amaño: un gol se vuelve asunto de Estado

Samuel Aldrey 06/12/2021 5:11 pm



Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (ACOLFUTPRO) inicia una investigación por las sospechosas circunstancias alrededor de un partido clave de promoción en la segunda división colombiana entre Llaneros y Unión Magdalena. 

El repudio del partido disputado el día sábado bajo desde las tribunas del estadio hasta esparcirse por todas las redes sociales. La razón del odio fue un gol en el último suspiro cuando la defensa de Llaneros se quedó clavado en el césped, inmovilizados como si de un hechizo se tratara, y daba al Magdalena vía libre para marcar el gol que valía una remontada y el ascenso a la primera división.

La indignación de esta acción se vio desde jugadores de la mismísima selección colombiana hasta el jefe de Estado, Iván Duque, que declaró en esu twitter que el partido es una "vergüenza nacional". 

 

El escándalo.

Ahora, ¿cómo se dio este escándalo? Llaneros es un club que jamás ha pisado la primera división del fútbol colombiano y recibía el sábado a Unión Magdalena, un equipo histórico, pero el local ganaba 1-0 y el reloj ya estaba dando la última campanada en el minuto 90, pero hubo una especie de unión entre ambos clubes porque en el tramo final y, contrario a lo que había demostrado en la cancha, el Magdalena le dio vuelta.

Un resultado que condenaba al Fortaleza al infierno de segunda otra temporada más y queda como el equipo damnificado de esta insólita victoria. El sismo de aquella remontada ha generado en Colombia una sacudida de los cimientos del fútbol y un debate que ha generado en la condena a la División Mayor del Fútbol Colombiano , Dimayor, la entidad encargada de dirigir el fútbol colombiano.

"Ante el manto de duda que ha generado el resultado del partido entre Llaneros y Unión Magdalena, solicitamos a la comisión disciplinaria de la Dimayor adelantar la investigación con rigor y brevedad", tuiteó la ACOLFUTPRO.

La insólita jugada.

 

 

La jugada del gol definitivo, anotado por Jonathan Segura ante una inusual pasividad de los rivales, fue inaudita. Las imágenes no tardaron en hacerse virales y el llamado al amaño fue una de las máximas expresadas ante la indignación.

“A lo bien, a lo bien, que falta de respeto ese gol del Unión”, tuiteó Juan Guillermo Cuadrado, jugador de la Juventus y emblema de la selección colombiana. Otro internacional, Matheus Uribe, del Oporto, respondió que era “una vergüenza para el fútbol colombiano”. Nelson Flórez, el entrenador del Fortaleza, estalló en llanto en la rueda de prensa posterior al partido. “No me da vergüenza llorar porque me siento robado”, declaró.

El club anunció que pedirá la nulidad del partido. “Consideramos que esta situación no es un simple tema de apuestas, la misma tiene un trasfondo más profundo que seguramente las autoridades disciplinarias y los propios jugadores implicados confirmarán, respetando el debido proceso aplicable a este tipo de casos”, señaló en un comunicado, publicado en sus redes sociales.

Comunicado-Fortaleza

El comunicado íntegro de Fortaleza / Cortesía: @FortalezaCEIF


La Fiscalía puede actuar.

En una entrevista con el periódico El Heraldo, el ministro del Deporte, Guillermo Herrera, estimó que el hecho se tratará como “un acto de corrupción” y su cartera realizará un “seguimiento” a las pesquisas de la Dimayor.

Además, el diario El Tiempo hizo una consulta a fuentes de la Fiscalía General. Aseguraron al periódico colombiano que la entidad iniciará sus indagaciones sobre el caso por cuenta propia.

Los testimonios del presidente de Fortaleza, que aseguró que hubo corrupción y trampa, y del DT, que entre lagrimas dijo que los habían robado, podrían ser suficiente material para que de oficio la Fiscalía decida poner el ojo sobre este señor amaño.

“Los hechos ocurridos en el partido de hoy no nos representan como llaneros ni a los deportistas de la región. Es importante que se esclarezca pronto”, declaró el mismo sábado el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman. Llaneros es el único equipo profesional del departamento del Meta, en los llanos orientales de Colombia. 

 

El partido trascendió el hecho deportivo y se transformó en un asunto de Estado, pero el desenlace todavía es oscuro. La Dimayor, según informa el periódico El Tiempo, pidió una reunión para discutir el tema y no descarta suspender el ascenso del Unión Magdalena -una opinión compartida por todos los fanáticos de Fortaleza y del fútbol colombiano- . 

“La idea es llegar hasta las últimas consecuencias para que esto no se quede ahí como se queda un montón de cosas. Queremos llegar al fondo para ver si es una actitud individual de algunos jugadores o hay algo mucho más grave detrás de eso”, aseguró Fernando Jaramillo, el presidente de la Dimayor, en declaraciones al periódico El Tiempo.

Así asoma en el fútbol colombiano la cara de un "Señor Amaño".

 

Los otros escándalos del fútbol colombiano.

Uno de los más recientes previos a este caso de amaño fue el de 16 clubes del fútbol colombiano y la Dimayor que acordaron censurar a ciertos jugadores para obligarlos a quedarse en sus equipos u obtener réditos económicos de sus “pases”. Un acuerdo al que llamaron “pacto de caballeros”. Una práctica que también ocurre en México.

El caso fue que la Superindentencia de Industria y Comercio (SIC) determinó que los clubes de fútbol se intercambiaron comunicaciones entre sí pidiendo no contratar a esos futbolistas de la “lista negra”, con el fin de que ellos se quedaran en los equipos que les ofrecían malas condiciones laborales o que los clubes pudieran sacar una gran tajada por sus “pases”.

El fútbol colombiano está lleno de todo tipo de escándalos en los últimos años - muy parecido al fútbol venezolano en este aspecto-. Sin ir muy lejos, Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), aceptó la culpabilidad de los cargos que le imputaba Estados Unidos como uno de los implicados en el escándalo global conocido como FIFA Gate, donde también esta Rafael Esquivel, ex presidente de a FVF. Ambos relacionados con más de 20 años de sobornos a directivos del fútbol a cambio de los derechos televisivos y de patrocinio de las principales competiciones de América.

 

 

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR