Portada del dirario Meridiano
Miércoles 06 de Julio de 2022

Beisbol del Caribe

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
beisbol del caribe

Ramón Flores: Siempre he tenido el talento para batear

Harold Capote 03/05/2022 10:51 pm




Harold Capote Fernández

 

Para cualquiera que le guste el deporte de los bates, guantes y pelotas, es un gustazo conversar con Ramón Flores, un hombre jovial y bastante elocuente quien también disfruta mucho hablar sobre pelota.

Luego de pulverizar el pitcheo de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, con average de .416 para llevarse el título de bateo, el toletero zurdo de los Bravos de Margarita exporta su talento a la Liga Mexicana de Beisbol al servicio de los Diablos del México.

Lea también: MLB: Yankees 2022, una mirada en el espejo de sus antecesores de 1998

En tierras aztecas la producción de su madero no se detiene y a la fecha, presenta promedio de .390 y 3 cuadrangulares en sus primeros 10 compromisos. Su producción viene  el línea ascendente, razón por la que este lunes fue designado Bateador de la Semana.

De las razones de todo este éxito y más conversamos con él en entrevista exclusiva ofrecida a Meridiano:

 

Tras ganar el título de bateo en la LVBP, tu llegada a la Liga Mexicana es por todo lo alto, Mejor Bateador en la reciente seamana, ¿Qué estás comiendo (risas), qué aplicas para producir de tal manera?

He comenzado con el pie derecho, ha sido más una motivación, es un reto para mí, vine a México con el reto de demostrar que puedo producir, que puedo mostrar mi talento y mi nivel de juego, gracias a Dios he podido hacerlo desde la pretemporada.

Pienso que una de las cosas que me ha ayudado es la seriedad con la que asumí la pretemporada, desde ese momento me centré en que el campeonato ya había comenzado. Desde esa etapa estoy produciendo porque me sentía en gran ritmo, además mantengo mi enfoque día a día, tratando de estar saludable para ayudar desde lo más mínimo al equipo para ganar juegos.

Cuando conversamos el pasado noviembre, una buena parte de tu éxito ofensivo lo atribuías al hecho de mantenerte más enfocado y ser más agresivo en el terreno de juego ¿Ocurre lo mismo en tierras aztecas?

Si, definitivamente eso es de gran ayuda para mí. El poder elevar mi juego de modo agresivo, el no conformarme como dije en aquella ocasión; el enfoque es lo primordiar para poder hacer el trabajo diario y así procurar la consistencia, eso es lo que quiero, tratar de ser lo más simple posible, no pensar tanto al momento de batear, de jugar.

 

 

Tengo una rutina de trabajo día a día y al comenzar el juego viene el enfoque para procurar producir y desde que lo puse en práctica, se ha visto otro pelotero en el terreno de juego, un Ramón Flores más alegre, confiado porque sé lo que puedo hacer, sé el tamaño de mis habilidades y lo que queda es seguir jugando fuerte, disfrtuar el juego.

En los dos pasados torneos en Venezuela, tu cuota de jonrones mejoró. Ya con los Diablos llevas 3 en 10 partidos, estimas que todo ese proceso de ajustes aplicados inciden también en la potencia de tus conexiones?

Lea también: MLB: Ronald Acuña Jr. y el cambio de la frustración por motivación durante su rehabilitación

Sí, pienso que ayuda porque voy al home plate a buscar un buen turno, que este sea de consistencia, voy agresivo tratando de conseguir buenos contactos. También ayuda la edad, me siento en el pico de mis habilidades; las conexiones están saliendo más fuerte que hace un año.

Siempre he tenido la habilidad y el talento para batear, pero en estos momentos, con la experiecia adquirida ha hecho que mi juego se eleve un poco más, pero reitero que estar enfocado es lo más importante, estar 100% concentrado en el juego y sin conformismos, esto último lo he puesto en práctica.

He aprendido a no botar turnos, nunca se sabe si desde el séptimo en adelante puedan llegar tres turnos más de importancia. Estoy contento por todo esto.

¿Qué te llevó, qué te atrajo para llevar tu talento al beisbol mexicano de verano?

Durante gran parte de la temporada en Venezuela esperé una oportunidad que no se dio en los Estados Unidos, no hubo equipo que se interesara en mí pero si varios acá en México por lo que decidió venir a esta Liga. Los Diablos del México presentaron la mejor oferta.

Para mí fue un reto poder estampar la firma, el poder tener una nueva oportunidad en el beisbol. Es la primera vez que vengo a México, aunque hace un par de años tuve contacto con algunas organizaciones de acá solo que en esa ocasión si se dieron las cosas con equipos de Estados Unidos.

Estoy contento de estar en esta Liga, es un circuito con gran ambiente; pienso que mucha gente está equivocada respecto al nivel de esta Liga, en realidad es muy bueno.

¿Qué diferencias y similitudes puedes establecer entre la LVBP y la Liga Mexicana de Beisbol?

Una es de invierno y la otra de verano (risas).  La Liga mexicana es más larga, donde tienes que exigir tu cuerpo y tienes que ser bastante consistente por lo que dure la temporada; en la Liga de invierno las cosas transcurren más rápido

 

 

Por otra parte tienen bastantes similitudes, empezando por el idioma, además el aficionado mexicano es también muy apasionado, los seguidores de los Diablos son intensos, se meten en el juego y es algo que me gusta porque me ha ayudado porque vengo de una Liga (LVBP) donde se juega con pasión, todo eso hace que los peloteros elevemos nuestro juego porque jugamos para los fanáticos.

Lea también: Johan Santana sobre el No Hit No Run de los Mets: Es algo bueno para la química del equipo

Por otra parte, encuentro parecidos en el pitcheo, son exigentes

Al verte en la LVBP, se aprecia a un pelotero apasionado por esta disciplina, siempre alegre en el terreno ¿Cómo te recibieron los colegas en Diablos?

He aprendido a disfrutar más el juego y eso aumenta la confianza, al hacerlo mis habilidades resaltan; adicionalmente se logra más sapiencia porque he aprendido a leer el juego, a los pitchers, a hacer ajustes y sin estos, no logramos lo que queremos.

Me gusta disfrutar el juego, ser un pelotero alegre y me he compaginado bien con mis colegas mexicanos. Todos esos son factores que influyen de modo positivo en mi juego, me siento como uno más de la casa, súper bien, a los Diablos los veo como una familia.

En la Liga Mexicana converge un núcleo de talento venezolano muy interesante, junto a ti están Niuman Romero, Balbino Fuenmayor, Yangervis Solarte y Carlos Rivero por mencionar algunos. ¿Hay contacto frecuente entre ustedes, por ejemplo: "Chamo vamos a comer arepas esta noche" (risas)?

En casi todos los equipos encuentras uno o dos venezolanos, aunque en los Diablos soy el único. Nosotros siempre hablamos, siempre hay contacto pero todavía no he tenido la oportunidad de poder verlos fuera del campo para salir a comer (risas).

La semana pasada hablé con Centeno (Henry), él juega con los Mariachis de Guadalajara, pero no tuvimos chance de salir. Cuando vino Aguascalientes vi a Jorge Rondón, Luis Rondón, al "Pollito" Rodríguez, Ángel Reyes; con todos pude hablar.

 

 

Estoy contento porque todos tenemos la oportunidad de mostrarnos en una Liga muy exigente

¿Se puede decir que el retornar a las Grandes Ligas es un obetivo para Ramón Flores?

¡Eso siempre está en mi mente, es una meta para mí! En estos momentos estoy concentrado en jugar y producir aquí en México, mi mentalidad está en poner buenos números para que se me abran otras puertas.

No solo apunto a la MLB, también está Asia, me gustaría Japón ¿por qué no?, a la pelota coreana. Quiero demostrar que donde vaya a jugar voy a dar el 100%, que puedo producir bien sea en las Grandes Ligas, en Japón o Corea (del Sur) tal como lo hago aquí, siempre disfrutando y respetando el juego.

En el aspecto estrictamente beisbolístico ¿qué nos dices estos campos de pelota: Estadio José Pérez Colmenares, Estadio Nueva Esparta, Yankee Stadium, Estadio Alfredo Harp Helú?

El Pérez Colmeneres tiene un significado especial para mí, es la sede de los Tigres de Aragua, es donde debuté en la Liga Venezolana, ahí fue donde di mi primer hit. Me encanta jugar allá por su fanaticada también, siempre los llevo en mi corazón.

En Nueva Esparta aún no he podido jugar como local. Espero hacer mi debut en ese parque ya como miembro de los Bravos, quiero jugar ante su afición de Margarita; he tenido dos años victoriosos con ellos gracias a mis números pero falta sacarse esa espinita de jugar en la isla como local.

El Yankee Stadium, qué te puedo decir: especial de verdad. Es el estadio con el que soñaba jugar desde que era niño, siempre fui fanático de los Yankees, cuando firmé al profesional quería jugar con ellos y agradezco a Dios por haber llegado a las Grandes Ligas con un equipo tan especial como los Yankees.

Lea también: MLB: Nolan Arenado y su ingreso en este selecto grupo de antesalistas jonroneros (+Videos)

El Alfredo Harp Helú es de nivel de Grandes Ligas, al llegar a las instalaciones, al clubhouse y saltar al terreno se siente una gran vibra. Es un campo donde se puede batear a plenitud donde se juega un buen nivel.

El próximo año se desarrollará el Clásico Mundial de Beisbol ¿anhelas ser parte de esta competición?

Cada jugador profesional quiere representar a su país en cualquier disciplina deportiva.

 

Obviamente me gustaría ser parte del equipo de Venezuela pero es algo que no controlo, si me llaman claro que diré que sí. Una de mis metas era representar al país a nivel profesional y se dio el año pasado en el preolímpico, esa fue una gran experiencia.

Es un gran orgullo llevar en el pecho el nombre de nuestro país, ojalá se de la oportunidad, de no ser así igual les deseo lo mejor a mis compañeros para que podamos llenar de alegrías a las personas con un campeonato.

Venezuela tiene un gran material y lo más importante, las ganas. Triunfar en el Clásico Mundial es una deuda de todos los peloteros criollo; siempre estaré a la orden, del modo en que me quieran llevar voy a estar disponible, me mantedré trabajando duro.

 

Miguel cabrera descarga

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Beisbol del Caribe

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
beisbol del caribe

Ramón Flores: Siempre he tenido el talento para batear

Harold Capote 03/05/2022 10:51 pm



Harold Capote Fernández

 

Para cualquiera que le guste el deporte de los bates, guantes y pelotas, es un gustazo conversar con Ramón Flores, un hombre jovial y bastante elocuente quien también disfruta mucho hablar sobre pelota.

Luego de pulverizar el pitcheo de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, con average de .416 para llevarse el título de bateo, el toletero zurdo de los Bravos de Margarita exporta su talento a la Liga Mexicana de Beisbol al servicio de los Diablos del México.

Lea también: MLB: Yankees 2022, una mirada en el espejo de sus antecesores de 1998

En tierras aztecas la producción de su madero no se detiene y a la fecha, presenta promedio de .390 y 3 cuadrangulares en sus primeros 10 compromisos. Su producción viene  el línea ascendente, razón por la que este lunes fue designado Bateador de la Semana.

De las razones de todo este éxito y más conversamos con él en entrevista exclusiva ofrecida a Meridiano:

 

Tras ganar el título de bateo en la LVBP, tu llegada a la Liga Mexicana es por todo lo alto, Mejor Bateador en la reciente seamana, ¿Qué estás comiendo (risas), qué aplicas para producir de tal manera?

He comenzado con el pie derecho, ha sido más una motivación, es un reto para mí, vine a México con el reto de demostrar que puedo producir, que puedo mostrar mi talento y mi nivel de juego, gracias a Dios he podido hacerlo desde la pretemporada.

Pienso que una de las cosas que me ha ayudado es la seriedad con la que asumí la pretemporada, desde ese momento me centré en que el campeonato ya había comenzado. Desde esa etapa estoy produciendo porque me sentía en gran ritmo, además mantengo mi enfoque día a día, tratando de estar saludable para ayudar desde lo más mínimo al equipo para ganar juegos.

Cuando conversamos el pasado noviembre, una buena parte de tu éxito ofensivo lo atribuías al hecho de mantenerte más enfocado y ser más agresivo en el terreno de juego ¿Ocurre lo mismo en tierras aztecas?

Si, definitivamente eso es de gran ayuda para mí. El poder elevar mi juego de modo agresivo, el no conformarme como dije en aquella ocasión; el enfoque es lo primordiar para poder hacer el trabajo diario y así procurar la consistencia, eso es lo que quiero, tratar de ser lo más simple posible, no pensar tanto al momento de batear, de jugar.

 

 

Tengo una rutina de trabajo día a día y al comenzar el juego viene el enfoque para procurar producir y desde que lo puse en práctica, se ha visto otro pelotero en el terreno de juego, un Ramón Flores más alegre, confiado porque sé lo que puedo hacer, sé el tamaño de mis habilidades y lo que queda es seguir jugando fuerte, disfrtuar el juego.

En los dos pasados torneos en Venezuela, tu cuota de jonrones mejoró. Ya con los Diablos llevas 3 en 10 partidos, estimas que todo ese proceso de ajustes aplicados inciden también en la potencia de tus conexiones?

Lea también: MLB: Ronald Acuña Jr. y el cambio de la frustración por motivación durante su rehabilitación

Sí, pienso que ayuda porque voy al home plate a buscar un buen turno, que este sea de consistencia, voy agresivo tratando de conseguir buenos contactos. También ayuda la edad, me siento en el pico de mis habilidades; las conexiones están saliendo más fuerte que hace un año.

Siempre he tenido la habilidad y el talento para batear, pero en estos momentos, con la experiecia adquirida ha hecho que mi juego se eleve un poco más, pero reitero que estar enfocado es lo más importante, estar 100% concentrado en el juego y sin conformismos, esto último lo he puesto en práctica.

He aprendido a no botar turnos, nunca se sabe si desde el séptimo en adelante puedan llegar tres turnos más de importancia. Estoy contento por todo esto.

¿Qué te llevó, qué te atrajo para llevar tu talento al beisbol mexicano de verano?

Durante gran parte de la temporada en Venezuela esperé una oportunidad que no se dio en los Estados Unidos, no hubo equipo que se interesara en mí pero si varios acá en México por lo que decidió venir a esta Liga. Los Diablos del México presentaron la mejor oferta.

Para mí fue un reto poder estampar la firma, el poder tener una nueva oportunidad en el beisbol. Es la primera vez que vengo a México, aunque hace un par de años tuve contacto con algunas organizaciones de acá solo que en esa ocasión si se dieron las cosas con equipos de Estados Unidos.

Estoy contento de estar en esta Liga, es un circuito con gran ambiente; pienso que mucha gente está equivocada respecto al nivel de esta Liga, en realidad es muy bueno.

¿Qué diferencias y similitudes puedes establecer entre la LVBP y la Liga Mexicana de Beisbol?

Una es de invierno y la otra de verano (risas).  La Liga mexicana es más larga, donde tienes que exigir tu cuerpo y tienes que ser bastante consistente por lo que dure la temporada; en la Liga de invierno las cosas transcurren más rápido

 

 

Por otra parte tienen bastantes similitudes, empezando por el idioma, además el aficionado mexicano es también muy apasionado, los seguidores de los Diablos son intensos, se meten en el juego y es algo que me gusta porque me ha ayudado porque vengo de una Liga (LVBP) donde se juega con pasión, todo eso hace que los peloteros elevemos nuestro juego porque jugamos para los fanáticos.

Lea también: Johan Santana sobre el No Hit No Run de los Mets: Es algo bueno para la química del equipo

Por otra parte, encuentro parecidos en el pitcheo, son exigentes

Al verte en la LVBP, se aprecia a un pelotero apasionado por esta disciplina, siempre alegre en el terreno ¿Cómo te recibieron los colegas en Diablos?

He aprendido a disfrutar más el juego y eso aumenta la confianza, al hacerlo mis habilidades resaltan; adicionalmente se logra más sapiencia porque he aprendido a leer el juego, a los pitchers, a hacer ajustes y sin estos, no logramos lo que queremos.

Me gusta disfrutar el juego, ser un pelotero alegre y me he compaginado bien con mis colegas mexicanos. Todos esos son factores que influyen de modo positivo en mi juego, me siento como uno más de la casa, súper bien, a los Diablos los veo como una familia.

En la Liga Mexicana converge un núcleo de talento venezolano muy interesante, junto a ti están Niuman Romero, Balbino Fuenmayor, Yangervis Solarte y Carlos Rivero por mencionar algunos. ¿Hay contacto frecuente entre ustedes, por ejemplo: "Chamo vamos a comer arepas esta noche" (risas)?

En casi todos los equipos encuentras uno o dos venezolanos, aunque en los Diablos soy el único. Nosotros siempre hablamos, siempre hay contacto pero todavía no he tenido la oportunidad de poder verlos fuera del campo para salir a comer (risas).

La semana pasada hablé con Centeno (Henry), él juega con los Mariachis de Guadalajara, pero no tuvimos chance de salir. Cuando vino Aguascalientes vi a Jorge Rondón, Luis Rondón, al "Pollito" Rodríguez, Ángel Reyes; con todos pude hablar.

 

 

Estoy contento porque todos tenemos la oportunidad de mostrarnos en una Liga muy exigente

¿Se puede decir que el retornar a las Grandes Ligas es un obetivo para Ramón Flores?

¡Eso siempre está en mi mente, es una meta para mí! En estos momentos estoy concentrado en jugar y producir aquí en México, mi mentalidad está en poner buenos números para que se me abran otras puertas.

No solo apunto a la MLB, también está Asia, me gustaría Japón ¿por qué no?, a la pelota coreana. Quiero demostrar que donde vaya a jugar voy a dar el 100%, que puedo producir bien sea en las Grandes Ligas, en Japón o Corea (del Sur) tal como lo hago aquí, siempre disfrutando y respetando el juego.

En el aspecto estrictamente beisbolístico ¿qué nos dices estos campos de pelota: Estadio José Pérez Colmenares, Estadio Nueva Esparta, Yankee Stadium, Estadio Alfredo Harp Helú?

El Pérez Colmeneres tiene un significado especial para mí, es la sede de los Tigres de Aragua, es donde debuté en la Liga Venezolana, ahí fue donde di mi primer hit. Me encanta jugar allá por su fanaticada también, siempre los llevo en mi corazón.

En Nueva Esparta aún no he podido jugar como local. Espero hacer mi debut en ese parque ya como miembro de los Bravos, quiero jugar ante su afición de Margarita; he tenido dos años victoriosos con ellos gracias a mis números pero falta sacarse esa espinita de jugar en la isla como local.

El Yankee Stadium, qué te puedo decir: especial de verdad. Es el estadio con el que soñaba jugar desde que era niño, siempre fui fanático de los Yankees, cuando firmé al profesional quería jugar con ellos y agradezco a Dios por haber llegado a las Grandes Ligas con un equipo tan especial como los Yankees.

Lea también: MLB: Nolan Arenado y su ingreso en este selecto grupo de antesalistas jonroneros (+Videos)

El Alfredo Harp Helú es de nivel de Grandes Ligas, al llegar a las instalaciones, al clubhouse y saltar al terreno se siente una gran vibra. Es un campo donde se puede batear a plenitud donde se juega un buen nivel.

El próximo año se desarrollará el Clásico Mundial de Beisbol ¿anhelas ser parte de esta competición?

Cada jugador profesional quiere representar a su país en cualquier disciplina deportiva.

 

Obviamente me gustaría ser parte del equipo de Venezuela pero es algo que no controlo, si me llaman claro que diré que sí. Una de mis metas era representar al país a nivel profesional y se dio el año pasado en el preolímpico, esa fue una gran experiencia.

Es un gran orgullo llevar en el pecho el nombre de nuestro país, ojalá se de la oportunidad, de no ser así igual les deseo lo mejor a mis compañeros para que podamos llenar de alegrías a las personas con un campeonato.

Venezuela tiene un gran material y lo más importante, las ganas. Triunfar en el Clásico Mundial es una deuda de todos los peloteros criollo; siempre estaré a la orden, del modo en que me quieran llevar voy a estar disponible, me mantedré trabajando duro.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR