Portada del dirario Meridiano
Miércoles 01 de Diciembre de 2021

Beisbol Venezolano

FOTO: Archivo prensa Caribes de Anzoátegui
FOTO: Archivo prensa Caribes de Anzoátegui
beisbol venezolano

Omar Malavé: el multiequipos de la LVBP

Miércoles 24| 7:20 am


Pablo Alejandro Rondón| @PablinhooAlee

CARACAS. Omar Malavé dejó un legado importante en varios equipos de la LVBP, pues a una mitad de las divisas que integran el campeonato logró comandar el dirigente cumanés, fallecido el pasado día lunes.

Conocido por llevar al bicampeonato a Cardenales de Lara a finales del siglo XX, el estratega forjó su regularidad como piloto en Barquisimeto, a la que después llevó a Puerto La Cruz para estar en dos ciclos al frente de Caribes de Anzoátegui.

Uno con éxitos moderados a principios de los 2000's y otro en un rol de reconstructor, en la última "Tribu" hasta el momento que no pudo avanzar a la postemporada, en el certamen 2009-2010, uno después de quedar fuera de la fiesta grande y en el cual quedó último y con récord de 22-41, pero que un calendario después y tras establecer como jugador de día a día a una de las figuras orientales en su historia, Alexi Amarista, pudieron conquistar el primer título en su novel trayectoria.

Esa quizás pudo haber sido la mayor raya para quien también, previamente, tuvo un segundo paso por el duguout alado, en la 2006-2007, en la que sirvió de mentor para un imberbe como timonel Luis Sojo, quien un año después logró meter a la novena a su primera final en siete años. Malavé tuvo récord de 29-33 en la ronda regular y en el Round Robin de 6-10.

Esa segunda vez con los "Pájaros Rojos" le permitió ser el mánager con más campañas al frente de esa divisa, con cinco en total. Esas franquicias, son en la actualidad las que se han repartido las últimas cuatro campañas de la LVBP.

MALAVE-X-2

Eternos rivales y Malavé

Otro "monstruo" creado por el técnico fue esos Leones del Caracas que lograron hacer olvidar una década difícil para su afición. En 2003 asumió el mando de la manada, la clasificó a la postemporada con registro de 33 victorias y 29 derrotas, pero se quedó corto en enero, al dejar 6-10.

Pero fue el abrebocas de lo que sería el retorno de los capitalinos a instancias decisivas, hecho ocurrido en el torneo 2004-2005, en la que tuvo un espléndido tramo regular, con 39 lauros y solo 22 reveses. En el round robin logró sortear dificultades y dejó atrás a Caribes, Cardenales y Pastora de los Llanos para retar a Tigres de Aragua, los vigentes campeones de entonces, en la final, que los selváticos jugaban por primera vez en seis años.


Vea también:El beisbol venezolano está de luto por la muerte de Omar Malavé (Reacciones)


 

Allí perdió en siete juegos, pero dejó el germen que, luego de una ronda regular en la 2005-2006 tambaleate, explotó uno de sus coachs más preparados, Carlos Subero, para alcanzar el primer título caraquista desde 1995 y que también quebró una sequía de 24 años sin cetros del Caribe, al alzar la Serie del Caribe 2006.

Otro gigante dormido que despertó, aunque en el rol de coach de banca, fue Navegantes del Magallanes, en el que colaboró con Luis Sojo y Carlos García en ese elenco bucanero que llegó a cuatro finales seguidas entre 2013 y 2016, con dos títulos, el primero luego de 11 años de espera en el buque.

MALAVE-CCS-MAG

Justamente, le tocó asumir el mando luego del despido del "almirante" cerca del final de la zafra regular 2016-2017, en la que no consiguió la clasificación a los play-offs, pero que fue ratificado para llevar a la "nave" a aguas tranquilas en la siguiente temporada, sin conseguir posteriormente el objetivo, y despedirse de manera decorosa en noviembre de 2018 de su cargo.

En ese periplo, estuvo cerca de quedar en la historia al ser el primero (y de momento, hubiese sido el único) mandamás que habría llevado al Magallanes a vencer todos los juegos de la serie particular a Leones del Caracas, en la 2017-2018. Tenía 8-0 a su rival, pero en el último duelo entre ambos, en el estadio Universitario, los melenudos vinieron de atrás y evitaron el "zapatero".

Su sucesor, Luis Dorante, ganó el premio al Mánager del Año por construir sobre la base creada por Malavé un elenco que venció en muchos juegos de la primera parte de la justa, pero que volvió a despedirse en semifinales a expensas de unos crepusculares que eran el equipo a batir ese año y lo concretaron con su campeonato.

Malavé pudo dirigir a Tiburones

 


Vea también: Fallece el exitoso mánager venezolano Omar Malavé


 

En el 2013 y luego de una zafra difícil, el alto mando de Tiburones de La Guaira tenía entre sus opciones al técnico nativo de Sucre para conducir sus destinos en la 2013-2014, pero finalmente se decantaron por el estadounidense Tony De Francesco.

También pudo ser piloto de Águilas del Zulia y Pastora de Los Llanos, durante la mitad de la primera década de los 2000's, antes de retornar a Barquisimeto, por lo que tuvo oportunidades de expandir sus estrategias a más conjuntos.

Pero, de igual forma, como construidor o forjador, Omar Malavé sembró mucho en los conjuntos que dirigió, dejando huellas imborrables en nuestro beisbol.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Beisbol Venezolano

FOTO: Archivo prensa Caribes de Anzoátegui
FOTO: Archivo prensa Caribes de Anzoátegui
beisbol venezolano

Omar Malavé: el multiequipos de la LVBP

Miércoles 24| 7:20 am

Pablo Alejandro Rondón| @PablinhooAlee

CARACAS. Omar Malavé dejó un legado importante en varios equipos de la LVBP, pues a una mitad de las divisas que integran el campeonato logró comandar el dirigente cumanés, fallecido el pasado día lunes.

Conocido por llevar al bicampeonato a Cardenales de Lara a finales del siglo XX, el estratega forjó su regularidad como piloto en Barquisimeto, a la que después llevó a Puerto La Cruz para estar en dos ciclos al frente de Caribes de Anzoátegui.

Uno con éxitos moderados a principios de los 2000's y otro en un rol de reconstructor, en la última "Tribu" hasta el momento que no pudo avanzar a la postemporada, en el certamen 2009-2010, uno después de quedar fuera de la fiesta grande y en el cual quedó último y con récord de 22-41, pero que un calendario después y tras establecer como jugador de día a día a una de las figuras orientales en su historia, Alexi Amarista, pudieron conquistar el primer título en su novel trayectoria.

Esa quizás pudo haber sido la mayor raya para quien también, previamente, tuvo un segundo paso por el duguout alado, en la 2006-2007, en la que sirvió de mentor para un imberbe como timonel Luis Sojo, quien un año después logró meter a la novena a su primera final en siete años. Malavé tuvo récord de 29-33 en la ronda regular y en el Round Robin de 6-10.

Esa segunda vez con los "Pájaros Rojos" le permitió ser el mánager con más campañas al frente de esa divisa, con cinco en total. Esas franquicias, son en la actualidad las que se han repartido las últimas cuatro campañas de la LVBP.

MALAVE-X-2

Eternos rivales y Malavé

Otro "monstruo" creado por el técnico fue esos Leones del Caracas que lograron hacer olvidar una década difícil para su afición. En 2003 asumió el mando de la manada, la clasificó a la postemporada con registro de 33 victorias y 29 derrotas, pero se quedó corto en enero, al dejar 6-10.

Pero fue el abrebocas de lo que sería el retorno de los capitalinos a instancias decisivas, hecho ocurrido en el torneo 2004-2005, en la que tuvo un espléndido tramo regular, con 39 lauros y solo 22 reveses. En el round robin logró sortear dificultades y dejó atrás a Caribes, Cardenales y Pastora de los Llanos para retar a Tigres de Aragua, los vigentes campeones de entonces, en la final, que los selváticos jugaban por primera vez en seis años.


Vea también:El beisbol venezolano está de luto por la muerte de Omar Malavé (Reacciones)


 

Allí perdió en siete juegos, pero dejó el germen que, luego de una ronda regular en la 2005-2006 tambaleate, explotó uno de sus coachs más preparados, Carlos Subero, para alcanzar el primer título caraquista desde 1995 y que también quebró una sequía de 24 años sin cetros del Caribe, al alzar la Serie del Caribe 2006.

Otro gigante dormido que despertó, aunque en el rol de coach de banca, fue Navegantes del Magallanes, en el que colaboró con Luis Sojo y Carlos García en ese elenco bucanero que llegó a cuatro finales seguidas entre 2013 y 2016, con dos títulos, el primero luego de 11 años de espera en el buque.

MALAVE-CCS-MAG

Justamente, le tocó asumir el mando luego del despido del "almirante" cerca del final de la zafra regular 2016-2017, en la que no consiguió la clasificación a los play-offs, pero que fue ratificado para llevar a la "nave" a aguas tranquilas en la siguiente temporada, sin conseguir posteriormente el objetivo, y despedirse de manera decorosa en noviembre de 2018 de su cargo.

En ese periplo, estuvo cerca de quedar en la historia al ser el primero (y de momento, hubiese sido el único) mandamás que habría llevado al Magallanes a vencer todos los juegos de la serie particular a Leones del Caracas, en la 2017-2018. Tenía 8-0 a su rival, pero en el último duelo entre ambos, en el estadio Universitario, los melenudos vinieron de atrás y evitaron el "zapatero".

Su sucesor, Luis Dorante, ganó el premio al Mánager del Año por construir sobre la base creada por Malavé un elenco que venció en muchos juegos de la primera parte de la justa, pero que volvió a despedirse en semifinales a expensas de unos crepusculares que eran el equipo a batir ese año y lo concretaron con su campeonato.

Malavé pudo dirigir a Tiburones

 


Vea también: Fallece el exitoso mánager venezolano Omar Malavé


 

En el 2013 y luego de una zafra difícil, el alto mando de Tiburones de La Guaira tenía entre sus opciones al técnico nativo de Sucre para conducir sus destinos en la 2013-2014, pero finalmente se decantaron por el estadounidense Tony De Francesco.

También pudo ser piloto de Águilas del Zulia y Pastora de Los Llanos, durante la mitad de la primera década de los 2000's, antes de retornar a Barquisimeto, por lo que tuvo oportunidades de expandir sus estrategias a más conjuntos.

Pero, de igual forma, como construidor o forjador, Omar Malavé sembró mucho en los conjuntos que dirigió, dejando huellas imborrables en nuestro beisbol.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR