Portada del dirario Meridiano
Domingo 28 de Noviembre de 2021

Beisbol Grandes Ligas

Cabrerita y el Pulpo guiaron los títulos de Marlins y Gigantes | Archivo
Cabrerita y el Pulpo guiaron los títulos de Marlins y Gigantes | Archivo
beisbol grandes ligas

Series de Campeonato: remontadas sensacionales con marca campeonil venezolana (+Videos)

Sábado 23| 1:52 pm


Harold Capote Fernández | @batesbeisbol

 

El camino que se debe recorrer para llegar a una Serie Mundial nunca es sencillo, no lo es por muy poderoso y exitoso que sea un elenco en ese transitar. En ocasiones estas dificultades llegan a un punto máximo, por ejemplo encontrarse en situación de desventaja en las Series de Campeonato, en especial cuando el déficit es de 1-3; solo unos pocos equipos han sido capaces de sobreponerse a esa situación.

Ese contexto, en lo que va de este siglo, lo hemos atestiguado en cinco ocasiones y eventualmente en todas ellas, ese conjunto en desventaja se ha llevado los máximos honores en el Clásico de Octubre, acá hacemos un recuento de ellos:

2003: imposible pescar a los chicos de Florida

La versión de ese año de los Marlins dejó boquiabiertos a todos, nadie daba mucho por ellos al inicio de la temporada, pero es núcleo era talentoso, con Josh Beckett, Luis Castillo, Derek Lee, Alex González, Iván Rodríguez, Derek Lee, Juan Pierre, Juan Encarnación, Brad Penny, Dontrelle Willis y un muchachito debutante que brilló con luz propia: Miguel Cabrera.

Ellos lograron llegar a los playoffs como el comodín de la Liga Nacional; en la primera instancia despacharon a los favoritos Gigantes de Barry Bonds. A los peces eso en lo más mínimo les importó.

Ya en la Serie de Campeonato lograron picar adelante contra los Cachorros de Chicago que lucían enormes, pero estos sin mayor dificultad se impusieron en los siguientes tres duelos, dos de ellos en Miami.

De rodillas y contra las cuerdas, los de Florida lograron sacar el último encuentro en casa para obligar el retorno al Wrigley Field, donde dieron la impactante campanada, misma que tiene su punto de inflexión en el octavo inning.

Al inicio de ese tramo perdían 3x0, pero todo cambió en el turno de Castillo; había un out, corredor en la intermedia y el dominicano bateó un elevado que no pudo ser atrapado por Moisés Alou debido a que un aficionado se interpuso entre la esférica y el guante del jardinero, dejando así el turno vivo para la enorme molestia de Alou.

Castillo sacó el boleto y lo que siguió fue un vendaval de batazos para que los Marlins anotaran 8 en ese inning, ganasen esa partida 8x3, fosasen el séptimo y decisivo donde Cabrerita jonroneó en el primer tramo para impulsar 3 y marcar el camino de los peces hacia la Serie Mundial con victoria de 9x6.

En el Clásico de Octubre Florida liquidaron a los Yanquis cuatro juegos a dos.

2004, Medias Rojas hacen lo imposible:

Quien haya visto esa Serie de Campeonato jamás la olvidará, Boston logró lo que nadie había podido concretar. Ellos cayeron ante sus odiados Yanquis en los tres primeros juegos, incluyendo una humillante pela de 19x8 en el tercer partido.

Pero si se creyó que estaban desahuciados, ¡vaya que error¡ estaban vivitos y coleando, preparando la remontada más fantástica jamás vista y todo comenzó en el noveno capítulo del cuarto choque.

Para ese instante llegaron abajo en la pizarra 4x3 enfrentando nada más y nada menos que a Mariano Rivera que no logró asustar al fajador Kevin Millar quien finalmente le saca pasaporte para ser reemplazado por Dave Roberts.

El siguiente turno, el de Bill Mueller, fue muy peleado, tanto que el panameño descuidó a Roberts y este se estafó la intermedia para luego anotar en exhaustiva carrera con hit de Mueller; lo demás es historia: en la baja del 12 David Ortiz decidió con cuadrangular impulsor de 2 y el quinto encuentro también lo definió con hit.

De regreso al Bronx, un lastimado Curt Schilling minimiza la toletería de los Mulos para ir al decisivo, que se resolvió rápido en el tramo dos con grand slam de Johnny Damon para elevar a Boston al éxtasis total. Estaban abajo 0-3 en el careo y se lo voltearon a los mismísimos Yanquis.

Para la Serie Mundial simplemente sacaron las escobas y romper así con la Maldición del Bambino. Campeones después de 86 años.

Honor y gloria por siempre para Jason Varitek, Millar, Mark Bellhorn, Mueller, Orlando Cabrera, Manny Ramírez, Damon, Trot Nixon, Ortiz, Pedro Martínez, Schilling, Tim Wakefield, Derek Lowe y Keith Foulke, la parte más visible de un equipo especial.

2007, Patirrojos que repiten

Esto fue un Déjà vu casi exacto e Indios de Cleveland tuvo que pagar los platos rotos; la Tribu nada pudo hacer para contener el empuje de la ofensiva bostoniana que en los tres partidos restantes les aventajó 30 carreras a 5.

Kevin Youkilis, J.D Drew y Dustin Pedroia jonronearon mientras Josh Beckett, Curt Schilling y Daisuke Matsuzaka fueron unos verdugos en la lomita.

Para la Serie Mundial de nuevo sacaron las escobas para barrer a los Rockies de Colorado.

2012, en San Francisco hay unos Gigantes

En la primera mitad de la década pasada, el conjunto de la bahía fue una dinastía y consolidó remontando ante los Cardenales de San Luis, logro que se materializa a brazo parejo pues los abridores Barry Zito, Ryan Vogelsong y Matt Cain junto a los relevistas Santiago Casilla, Sergio Romo, Jeremy Affeldt y Javier López se combinaron para permitir una solita carrera en esos tres partidos.

Por su parte, el venezolano Marco Scutaro durante el regreso bateó .545 (11-6) con 2 empujadas, 4 anotadas y un doble para asegurar el premio como Jugador Más Valioso así como el pase de los Colosos al Clásico de Otoño, ahí domaron con barrida a los Tigres de Detroit.

2020, Dodgers son bravos de verdad

Desde 2013 Los Ángeles dijo presente en la postemporada de manera ininterrumpida, llegando dos veces a la instancia final pero sin poder cantar victoria y el año pasado parecía que enmudecidos quedarían ante la Tribu de Atlanta.

Sin embargo, desde ese quinto juego comenzaron a cantar cada vez más alto y afinado. Will Smith con cuadrangular impulsor de 3 le voltea el juego a los Tomahawks para dar comienzo a un efecto dominó imposible de detener.

Para el sexto choque Walker Buehler domina desde la loma mientras que Corey Seager y Justin Turner jonronean en el primero para asegurar el séptimo, donde Enrique Hernández y Cody Bellinger con cuadrangulares dan forma y fondo a esta remontada que antecede al título número siete de la franquicia azul.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Beisbol Grandes Ligas

Cabrerita y el Pulpo guiaron los títulos de Marlins y Gigantes | Archivo
Cabrerita y el Pulpo guiaron los títulos de Marlins y Gigantes | Archivo
beisbol grandes ligas

Series de Campeonato: remontadas sensacionales con marca campeonil venezolana (+Videos)

Sábado 23| 1:52 pm

Harold Capote Fernández | @batesbeisbol

 

El camino que se debe recorrer para llegar a una Serie Mundial nunca es sencillo, no lo es por muy poderoso y exitoso que sea un elenco en ese transitar. En ocasiones estas dificultades llegan a un punto máximo, por ejemplo encontrarse en situación de desventaja en las Series de Campeonato, en especial cuando el déficit es de 1-3; solo unos pocos equipos han sido capaces de sobreponerse a esa situación.

Ese contexto, en lo que va de este siglo, lo hemos atestiguado en cinco ocasiones y eventualmente en todas ellas, ese conjunto en desventaja se ha llevado los máximos honores en el Clásico de Octubre, acá hacemos un recuento de ellos:

2003: imposible pescar a los chicos de Florida

La versión de ese año de los Marlins dejó boquiabiertos a todos, nadie daba mucho por ellos al inicio de la temporada, pero es núcleo era talentoso, con Josh Beckett, Luis Castillo, Derek Lee, Alex González, Iván Rodríguez, Derek Lee, Juan Pierre, Juan Encarnación, Brad Penny, Dontrelle Willis y un muchachito debutante que brilló con luz propia: Miguel Cabrera.

Ellos lograron llegar a los playoffs como el comodín de la Liga Nacional; en la primera instancia despacharon a los favoritos Gigantes de Barry Bonds. A los peces eso en lo más mínimo les importó.

Ya en la Serie de Campeonato lograron picar adelante contra los Cachorros de Chicago que lucían enormes, pero estos sin mayor dificultad se impusieron en los siguientes tres duelos, dos de ellos en Miami.

De rodillas y contra las cuerdas, los de Florida lograron sacar el último encuentro en casa para obligar el retorno al Wrigley Field, donde dieron la impactante campanada, misma que tiene su punto de inflexión en el octavo inning.

Al inicio de ese tramo perdían 3x0, pero todo cambió en el turno de Castillo; había un out, corredor en la intermedia y el dominicano bateó un elevado que no pudo ser atrapado por Moisés Alou debido a que un aficionado se interpuso entre la esférica y el guante del jardinero, dejando así el turno vivo para la enorme molestia de Alou.

Castillo sacó el boleto y lo que siguió fue un vendaval de batazos para que los Marlins anotaran 8 en ese inning, ganasen esa partida 8x3, fosasen el séptimo y decisivo donde Cabrerita jonroneó en el primer tramo para impulsar 3 y marcar el camino de los peces hacia la Serie Mundial con victoria de 9x6.

En el Clásico de Octubre Florida liquidaron a los Yanquis cuatro juegos a dos.

2004, Medias Rojas hacen lo imposible:

Quien haya visto esa Serie de Campeonato jamás la olvidará, Boston logró lo que nadie había podido concretar. Ellos cayeron ante sus odiados Yanquis en los tres primeros juegos, incluyendo una humillante pela de 19x8 en el tercer partido.

Pero si se creyó que estaban desahuciados, ¡vaya que error¡ estaban vivitos y coleando, preparando la remontada más fantástica jamás vista y todo comenzó en el noveno capítulo del cuarto choque.

Para ese instante llegaron abajo en la pizarra 4x3 enfrentando nada más y nada menos que a Mariano Rivera que no logró asustar al fajador Kevin Millar quien finalmente le saca pasaporte para ser reemplazado por Dave Roberts.

El siguiente turno, el de Bill Mueller, fue muy peleado, tanto que el panameño descuidó a Roberts y este se estafó la intermedia para luego anotar en exhaustiva carrera con hit de Mueller; lo demás es historia: en la baja del 12 David Ortiz decidió con cuadrangular impulsor de 2 y el quinto encuentro también lo definió con hit.

De regreso al Bronx, un lastimado Curt Schilling minimiza la toletería de los Mulos para ir al decisivo, que se resolvió rápido en el tramo dos con grand slam de Johnny Damon para elevar a Boston al éxtasis total. Estaban abajo 0-3 en el careo y se lo voltearon a los mismísimos Yanquis.

Para la Serie Mundial simplemente sacaron las escobas y romper así con la Maldición del Bambino. Campeones después de 86 años.

Honor y gloria por siempre para Jason Varitek, Millar, Mark Bellhorn, Mueller, Orlando Cabrera, Manny Ramírez, Damon, Trot Nixon, Ortiz, Pedro Martínez, Schilling, Tim Wakefield, Derek Lowe y Keith Foulke, la parte más visible de un equipo especial.

2007, Patirrojos que repiten

Esto fue un Déjà vu casi exacto e Indios de Cleveland tuvo que pagar los platos rotos; la Tribu nada pudo hacer para contener el empuje de la ofensiva bostoniana que en los tres partidos restantes les aventajó 30 carreras a 5.

Kevin Youkilis, J.D Drew y Dustin Pedroia jonronearon mientras Josh Beckett, Curt Schilling y Daisuke Matsuzaka fueron unos verdugos en la lomita.

Para la Serie Mundial de nuevo sacaron las escobas para barrer a los Rockies de Colorado.

2012, en San Francisco hay unos Gigantes

En la primera mitad de la década pasada, el conjunto de la bahía fue una dinastía y consolidó remontando ante los Cardenales de San Luis, logro que se materializa a brazo parejo pues los abridores Barry Zito, Ryan Vogelsong y Matt Cain junto a los relevistas Santiago Casilla, Sergio Romo, Jeremy Affeldt y Javier López se combinaron para permitir una solita carrera en esos tres partidos.

Por su parte, el venezolano Marco Scutaro durante el regreso bateó .545 (11-6) con 2 empujadas, 4 anotadas y un doble para asegurar el premio como Jugador Más Valioso así como el pase de los Colosos al Clásico de Otoño, ahí domaron con barrida a los Tigres de Detroit.

2020, Dodgers son bravos de verdad

Desde 2013 Los Ángeles dijo presente en la postemporada de manera ininterrumpida, llegando dos veces a la instancia final pero sin poder cantar victoria y el año pasado parecía que enmudecidos quedarían ante la Tribu de Atlanta.

Sin embargo, desde ese quinto juego comenzaron a cantar cada vez más alto y afinado. Will Smith con cuadrangular impulsor de 3 le voltea el juego a los Tomahawks para dar comienzo a un efecto dominó imposible de detener.

Para el sexto choque Walker Buehler domina desde la loma mientras que Corey Seager y Justin Turner jonronean en el primero para asegurar el séptimo, donde Enrique Hernández y Cody Bellinger con cuadrangulares dan forma y fondo a esta remontada que antecede al título número siete de la franquicia azul.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR