Portada del dirario Meridiano
Lunes 16 de Mayo de 2022

Liga de Campeones

Michael Ballack persigue a Ovrebo tras no señalar una mano de Samuel Eto'o / AFP
Michael Ballack persigue a Ovrebo tras no señalar una mano de Samuel Eto'o / AFP
Liga de Campeones

Ovrebo admite su error en la semifinal de Champions entre Chelsea y Barcelona: "Debí señalar un penalti"

06/05/2022 11:58 am




Samuel Aldrey | @SamuelAldrey

"It's a disgrace! A fucking disgrace!" (¡es una desgracia, una maldita desgracia!) eran las palabras de Didier Drogba hace 13 años al terminar la semifinal de Champions League entre Chelsea y Barcelona con Tom Henning Ovrebo como juez principal. 

El Chelsea en aquella final tuvo la sensación de haber sido robado por las decisiones arbitrales de Ovrebo, que 13 años después, admite al diario británico Daily Mail sus errores en el partido.

Un partido que culmina con un golazo de Andrés Iniesta sobre el final del segundo tiempo y que dio al Barcelona de Pep Guardiola el pase a la final contra el Manchester United de Alex Ferguson. 

"Estoy seguro de que el final del partido habría sido mucho más fácil para nosotros como equipo arbitral si no se hubiera marcado ese gol', admite Ovrebo durante una conversación con Sportsmail.

"El Chelsea habría pasado a la final y sus seguidores se habrían ido al bar y habrían dicho: 'quizás deberíamos haber tenido uno o dos o tres o cuatro o cinco o seis penaltis... pero no importa esta noche porque estamos en la final'", comenta Ovrebo, uno de los árbitros más odiados de Londres. 

El primero de los varios reclamos de penalti del Chelsea inician ya en el minuto 24. Florent Malouda corrió hacia la línea de fondo antes de recortar justo dentro del área del Barcelona, donde fue derribado por Dani Alves. Sin embargo, en lugar de señalar el punto de penalti, Ovrebo concedió un tiro libre que finalmente quedó en nada. 

Tres minutos más tarde, la afición del Bridge reclama una nueva pena máxima, esta vez cuando Didier Drogba cae por una entrada de Eric Abidal tras ser liberado en el área. Pero de nuevo, Ovrebo se negó a ceder y las protestas del Chelsea cayeron en saco roto por segunda vez consecutiva.

Y así durante todo el partido Ovrebo ignoraría todos los reclamos. Incluso con el penalti más claro de todos: una mano de Gerard Piqué. 

La clamorosa mano de Piqué. El central reconocería luego que sí toca el balón adrede con la mano / Diario AS


"No creo que los seguidores del Chelsea estén en lo cierto cuando reclaman cuatro de cinco penaltis, pero creo que todo el mundo que conoce el fútbol y las leyes del juego sabe que debería haber habido un penalti", afirma el árbitro que tuvo que aguantar la ira de Michael Ballack y Didier Drogba en aquella semifinal de la temporada 2008-09 que culminó con la frase de Drogba: "Es una desgracia".

 

Drogba encaró al árbitro tras el pitido final y tuvo que ser sacado por agentes de seguridad / Getty Images


Miguel cabrera descarga

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Liga de Campeones

Michael Ballack persigue a Ovrebo tras no señalar una mano de Samuel Eto'o / AFP
Michael Ballack persigue a Ovrebo tras no señalar una mano de Samuel Eto'o / AFP
Liga de Campeones

Ovrebo admite su error en la semifinal de Champions entre Chelsea y Barcelona: "Debí señalar un penalti"

Viernes 6| 11:58 am

Samuel Aldrey | @SamuelAldrey

"It's a disgrace! A fucking disgrace!" (¡es una desgracia, una maldita desgracia!) eran las palabras de Didier Drogba hace 13 años al terminar la semifinal de Champions League entre Chelsea y Barcelona con Tom Henning Ovrebo como juez principal. 

El Chelsea en aquella final tuvo la sensación de haber sido robado por las decisiones arbitrales de Ovrebo, que 13 años después, admite al diario británico Daily Mail sus errores en el partido.

Un partido que culmina con un golazo de Andrés Iniesta sobre el final del segundo tiempo y que dio al Barcelona de Pep Guardiola el pase a la final contra el Manchester United de Alex Ferguson. 

"Estoy seguro de que el final del partido habría sido mucho más fácil para nosotros como equipo arbitral si no se hubiera marcado ese gol', admite Ovrebo durante una conversación con Sportsmail.

"El Chelsea habría pasado a la final y sus seguidores se habrían ido al bar y habrían dicho: 'quizás deberíamos haber tenido uno o dos o tres o cuatro o cinco o seis penaltis... pero no importa esta noche porque estamos en la final'", comenta Ovrebo, uno de los árbitros más odiados de Londres. 

El primero de los varios reclamos de penalti del Chelsea inician ya en el minuto 24. Florent Malouda corrió hacia la línea de fondo antes de recortar justo dentro del área del Barcelona, donde fue derribado por Dani Alves. Sin embargo, en lugar de señalar el punto de penalti, Ovrebo concedió un tiro libre que finalmente quedó en nada. 

Tres minutos más tarde, la afición del Bridge reclama una nueva pena máxima, esta vez cuando Didier Drogba cae por una entrada de Eric Abidal tras ser liberado en el área. Pero de nuevo, Ovrebo se negó a ceder y las protestas del Chelsea cayeron en saco roto por segunda vez consecutiva.

Y así durante todo el partido Ovrebo ignoraría todos los reclamos. Incluso con el penalti más claro de todos: una mano de Gerard Piqué. 

La clamorosa mano de Piqué. El central reconocería luego que sí toca el balón adrede con la mano / Diario AS


"No creo que los seguidores del Chelsea estén en lo cierto cuando reclaman cuatro de cinco penaltis, pero creo que todo el mundo que conoce el fútbol y las leyes del juego sabe que debería haber habido un penalti", afirma el árbitro que tuvo que aguantar la ira de Michael Ballack y Didier Drogba en aquella semifinal de la temporada 2008-09 que culminó con la frase de Drogba: "Es una desgracia".

 

Drogba encaró al árbitro tras el pitido final y tuvo que ser sacado por agentes de seguridad / Getty Images


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR