Portada del dirario Meridiano
Jueves 30 de Junio de 2022

La Vinotinto

La Vinotinto jugará su primera final en el Maurice Revello / Cortesía: Maurice Revello
La Vinotinto jugará su primera final en el Maurice Revello / Cortesía: Maurice Revello
La Vinotinto

Final Maurice Revello: Vinotinto Sub-23 contra Francia, estilo sudamericano contra la potencia europea

Samuel Aldrey 11/06/2022 5:00 pm




| @SamuelAldrey

Venezuela Sub-23 y Francia se cruzan en el Stade Marcel Roustan (este domingo a las 12:00 PM) para dirimir la final del torneo Maurice Revello. 

En juego hay mucho más que una Copa. Ambos equipos miden la vigencia de dos escuelas contrapuestas: Sudamérica y Europa, los dos motores de la industria del fútbol. 

Francia, campeón del mundo en 2018, abandera el estilo del juego directo, apuesta por la defensa replegada y los jugadores predominantemente atléticos que corren al espacio.

Venezuela, uno de los siete países con entrenadores argentinos en CONMEBOL, defiende una idea más armoniosa en la que cada toque supone una conexión que multiplica el poder del conjunto.

Telasco Segovia, Yerson Chacón, Andrés Ferro, Daniel Pérez y  Samuel Rodríguez  son los exponentes más puros de su generación en lo que respecta a la idea sudamericana de la mano del entrenador Fernando "Bocha" Batista.

En esta final todos ellos tendrán doble responsabilidad, en la primera final de Venezuela en el torneo: gestionar los ataques y mantener la muralla en defensa.

La Vinotinto-sub 23 solo ha recibido dos goles y se enfrenta a la mejor ofensiva del campeonato con 15 goles. De esos 15, seis fueron a la Argentina de Javier Mascherano. 

Venezuela llega a la final aferrada en la cornisa ante la falta de contundencia frente a portería. Genera muchas ocasiones, pero le cuesta definir. Dos tandas de penales seguidas en el lomo lo ejemplifican: Ghana y Colombia.

Lea también: Las críticas a Colombia por el "bailecito" en los penales tras caer eliminado ante la Vinotinto sub-23.

Especialmente al límite fueron los penaltis en la semifinal contra los cafeteros donde Samuel Rodríguez se alzó como la figura con sus enormes atajadas.

En esta final, el equipo dirigido por Fernando "Bocha" Batista solo puede compensar su ineficacia frente a la portería con la inteligencia y las decisiones correctas que tomen sus volantes.

Segovia y  Chacón son dos expertos de la plantilla en gestionar el mediocampo y la transición ofensiva: ambos señalan una aceleración del ritmo de juego que se convirtió en una penuria para Colombia en la semifinal.

Segovia lleva manejando los hilos de cada partido a su antojo. El larense salta al campo e impone su ley cuando lo estima oportuno. Es su rutina hacer de gobernador.  A partir de su técnica y su guante en el interior del pie derecho la Vinotinto sub-23  a dominar a Francia.

Todo esto con un Daniel Pérez como piedra angular de la ofensiva venezolana con dos goles en el campeonato siendo el líder del equipo, un capitán y un delantero prometedor.

Así desde la defensa liderada por un sólido Andres Ferro y un compuesto Samuel Rodríguez, Batista ha construido un equipo con una medular en la que la velocidad con el balón priman por encima del fútbol vertical.

Venezuela y Francia tienen una edad promedio similar en sus plantillas / Elaboración propia


La verticalidad de Francia.

De hecho, hoy enfrenta a una Francia cuya característica es la verticalidad, la potencia física y el avallasamiento en los últimos metros del campo.

Un equipo tan opulento en talento que ha prescindido de sus principales perlas que aún están por debajo de la sub-21, algunos ya campeones de Europa como Eduardo Camavinga (Real Madrid); otros campeones de liga como Pierre Kalulu (AC Milan);  otros con una vasta experiencia al primer nivel: Amine Gouiri (Nice), Maxence Caqueret (Lyon), William Saliba (Marsella), Aurelien Tchouameni (AS Monaco), Boubacar Kamara (Aston Villa) y Moussa Diaby (Bayer Leverkusen).

Aún así han dominado a sus rivales. Desde Argentina hasta México y han sido el equipo más goleador. Del equipo francés destacan: Adil Aouchiche,  Tanguy Nianzou, Nathanaël Mbuku,  Hugo Ekitike y Sékou Mara, máximo goleador del torneo con cuatro goles. 

Así en el esquema 4-2-3-1, del técnico Bernard Diomède, confluyen estos talentosos jugadores. A partir de ellos Francia es capaz de conjugar ambos estilos, primero la verticalidad y luego, encarrilado el marcador, el toque.

En lo primero dominan desde las bandas dos jugadores de potencia y regate, Ekitike y Mbuku. Su velocidad es acompañada por la visión espléndida de Aouchiche con arrancadas y pases desde algo más atrás para hilar una ofensiva que ha sido letal.

Venezuela se verá exigida como nunca lo ha estado en este torneo. Jugará ante una de las canteras más potentes del mundo. Una durísima primera final en el Maurice Revello ante una selección que ha jugado la final 26 veces (12 veces ha quedado campeón y 14 subcampeón), un rival para ganarse la graduación. 

Así la Vinotinto sub-23 buscará con su técnica y juego sudamericano dar la sorpresa ante una  potencia europea en categorías inferiores.

 

 

 

 

Miguel cabrera descarga

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

La Vinotinto

La Vinotinto jugará su primera final en el Maurice Revello / Cortesía: Maurice Revello
La Vinotinto jugará su primera final en el Maurice Revello / Cortesía: Maurice Revello
La Vinotinto

Final Maurice Revello: Vinotinto Sub-23 contra Francia, estilo sudamericano contra la potencia europea

Samuel Aldrey 11/06/2022 5:00 pm



| @SamuelAldrey

Venezuela Sub-23 y Francia se cruzan en el Stade Marcel Roustan (este domingo a las 12:00 PM) para dirimir la final del torneo Maurice Revello. 

En juego hay mucho más que una Copa. Ambos equipos miden la vigencia de dos escuelas contrapuestas: Sudamérica y Europa, los dos motores de la industria del fútbol. 

Francia, campeón del mundo en 2018, abandera el estilo del juego directo, apuesta por la defensa replegada y los jugadores predominantemente atléticos que corren al espacio.

Venezuela, uno de los siete países con entrenadores argentinos en CONMEBOL, defiende una idea más armoniosa en la que cada toque supone una conexión que multiplica el poder del conjunto.

Telasco Segovia, Yerson Chacón, Andrés Ferro, Daniel Pérez y  Samuel Rodríguez  son los exponentes más puros de su generación en lo que respecta a la idea sudamericana de la mano del entrenador Fernando "Bocha" Batista.

En esta final todos ellos tendrán doble responsabilidad, en la primera final de Venezuela en el torneo: gestionar los ataques y mantener la muralla en defensa.

La Vinotinto-sub 23 solo ha recibido dos goles y se enfrenta a la mejor ofensiva del campeonato con 15 goles. De esos 15, seis fueron a la Argentina de Javier Mascherano. 

Venezuela llega a la final aferrada en la cornisa ante la falta de contundencia frente a portería. Genera muchas ocasiones, pero le cuesta definir. Dos tandas de penales seguidas en el lomo lo ejemplifican: Ghana y Colombia.

Lea también: Las críticas a Colombia por el "bailecito" en los penales tras caer eliminado ante la Vinotinto sub-23.

Especialmente al límite fueron los penaltis en la semifinal contra los cafeteros donde Samuel Rodríguez se alzó como la figura con sus enormes atajadas.

En esta final, el equipo dirigido por Fernando "Bocha" Batista solo puede compensar su ineficacia frente a la portería con la inteligencia y las decisiones correctas que tomen sus volantes.

Segovia y  Chacón son dos expertos de la plantilla en gestionar el mediocampo y la transición ofensiva: ambos señalan una aceleración del ritmo de juego que se convirtió en una penuria para Colombia en la semifinal.

Segovia lleva manejando los hilos de cada partido a su antojo. El larense salta al campo e impone su ley cuando lo estima oportuno. Es su rutina hacer de gobernador.  A partir de su técnica y su guante en el interior del pie derecho la Vinotinto sub-23  a dominar a Francia.

Todo esto con un Daniel Pérez como piedra angular de la ofensiva venezolana con dos goles en el campeonato siendo el líder del equipo, un capitán y un delantero prometedor.

Así desde la defensa liderada por un sólido Andres Ferro y un compuesto Samuel Rodríguez, Batista ha construido un equipo con una medular en la que la velocidad con el balón priman por encima del fútbol vertical.

Venezuela y Francia tienen una edad promedio similar en sus plantillas / Elaboración propia


La verticalidad de Francia.

De hecho, hoy enfrenta a una Francia cuya característica es la verticalidad, la potencia física y el avallasamiento en los últimos metros del campo.

Un equipo tan opulento en talento que ha prescindido de sus principales perlas que aún están por debajo de la sub-21, algunos ya campeones de Europa como Eduardo Camavinga (Real Madrid); otros campeones de liga como Pierre Kalulu (AC Milan);  otros con una vasta experiencia al primer nivel: Amine Gouiri (Nice), Maxence Caqueret (Lyon), William Saliba (Marsella), Aurelien Tchouameni (AS Monaco), Boubacar Kamara (Aston Villa) y Moussa Diaby (Bayer Leverkusen).

Aún así han dominado a sus rivales. Desde Argentina hasta México y han sido el equipo más goleador. Del equipo francés destacan: Adil Aouchiche,  Tanguy Nianzou, Nathanaël Mbuku,  Hugo Ekitike y Sékou Mara, máximo goleador del torneo con cuatro goles. 

Así en el esquema 4-2-3-1, del técnico Bernard Diomède, confluyen estos talentosos jugadores. A partir de ellos Francia es capaz de conjugar ambos estilos, primero la verticalidad y luego, encarrilado el marcador, el toque.

En lo primero dominan desde las bandas dos jugadores de potencia y regate, Ekitike y Mbuku. Su velocidad es acompañada por la visión espléndida de Aouchiche con arrancadas y pases desde algo más atrás para hilar una ofensiva que ha sido letal.

Venezuela se verá exigida como nunca lo ha estado en este torneo. Jugará ante una de las canteras más potentes del mundo. Una durísima primera final en el Maurice Revello ante una selección que ha jugado la final 26 veces (12 veces ha quedado campeón y 14 subcampeón), un rival para ganarse la graduación. 

Así la Vinotinto sub-23 buscará con su técnica y juego sudamericano dar la sorpresa ante una  potencia europea en categorías inferiores.

 

 

 

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR