Portada del dirario Meridiano
Martes 16 de Agosto de 2022

Fútbol Español

El Barcelona ha dejado atrás su cantera en este mercado de fichajes / Getty Images
El Barcelona ha dejado atrás su cantera en este mercado de fichajes / Getty Images
Fútbol Español

Riqui Puig, la última desilusión de un espejismo llamado La Masía

Samuel Aldrey 03/08/2022 10:20 pm




Si algo tiene el Barcelona es que ha sabido vender su cantera desde la aparición de su mejor generación histórica: Puyol, Piqué, Busquets, Lionel Messi, Andrés Iniesta y Xavi Hernández. Ellos fueron los abanderados de una academia que últimamente no ha vuelto a sacar talento de ese calibre y descubre un sistema que no da ganancias en el campo al Barcelona.

El último ejemplo de ello es Riqui Puig, de 22 años, el centrocampista desde su debut con el primer equipo ha sido una de las eternas promesas de la Masía para la próxima generación del Barcelona, pero como muchos otros ha tenido que partir del club para hallar su lugar en el mundo del fútbol. 

Lo hará lejos del Camp Nou, en la MLS, al otro lado del Atlántico. Ese es el destino de un jugador cuyos adjetivos eran: "lee el juego como ninguno" o "es el próximo Iniesta", todas ellas se cayeron con el pasar del tiempo y las pocas oportunidades con las que contaba el canterano para demostrar se diluyeron en el banquillo.

Lea también: Descubre los canteranos que no triunfaron en el Barcelona

Y es que el Barcelona parece que tampoco confía mucho más en la Masía. Una muestra de ello es la cantidad de dinero que han gastado en los últimos años en fichajes de jugadores que no se formaron en el club.

De hecho, el mercado de Joan Laporta esta temporada es el cuarto más alto de los últimos cinco años: 143 millones. Y, ojo, en una de las situaciones más precarias en la historia del club, pero parece que en la cantera no está la salvación. 

Con el fichaje de Koundé, Laporta ha batido su propio récord. Nunca había invertido tanto dinero en fichajes en un mismo curso. Por ahora van 143 millones de euros y la cosa no parece quedar ahí, así lo informa MARCA.

El mensaje desde el club es que todavía quedan por cerrarse un par de operaciones -las de los laterales- para dar por finiquitado el apartado de incorporaciones.

Así la Masía queda en un segundo plano y la última desilusión ha sido Riqui Puig que se une a la lista de Miranda, Chumi, Cuenca, Collado, Ruiz y Carles Pérez. Jugadores que tuvieron ficha del primer equipo y terminaron en otro lado u olvidados.

El Barça y el sueño de la Masía se reduce a Ansu Fati y Gavi. Dos jugadoress y el club no ve mayor potencial en su cantera. La Masía ha quedado debajo de 143 millones, asfixiada y olvidada. 

Quizás se apunten a los entrenadores en el caso de Riqui Puig. Ernesto Valverde no apostó por Riqui, Quique Setién amagó con protegerlo, Koeman ni lo miró y Xavi dijo basta. El técnico que más lo podía entender fue el que menos fe le tuvo. Así una de las perlas de la Masía deja el fútbol europeo.

Hoy encuentra asilo en Estados Unidos como en su momento lo tuvo Bojan -apuesta de Pep Guardiola- otra de las desilusiones de los culés y la primera de una cantera que ahora cuenta con más marketing que validez y que queda como un espejismos en los últimos mercados de fichajes del Barcelona. 

Miguel cabrera descarga

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Fútbol Español

El Barcelona ha dejado atrás su cantera en este mercado de fichajes / Getty Images
El Barcelona ha dejado atrás su cantera en este mercado de fichajes / Getty Images
Fútbol Español

Riqui Puig, la última desilusión de un espejismo llamado La Masía

Samuel Aldrey 03/08/2022 10:20 pm



Si algo tiene el Barcelona es que ha sabido vender su cantera desde la aparición de su mejor generación histórica: Puyol, Piqué, Busquets, Lionel Messi, Andrés Iniesta y Xavi Hernández. Ellos fueron los abanderados de una academia que últimamente no ha vuelto a sacar talento de ese calibre y descubre un sistema que no da ganancias en el campo al Barcelona.

El último ejemplo de ello es Riqui Puig, de 22 años, el centrocampista desde su debut con el primer equipo ha sido una de las eternas promesas de la Masía para la próxima generación del Barcelona, pero como muchos otros ha tenido que partir del club para hallar su lugar en el mundo del fútbol. 

Lo hará lejos del Camp Nou, en la MLS, al otro lado del Atlántico. Ese es el destino de un jugador cuyos adjetivos eran: "lee el juego como ninguno" o "es el próximo Iniesta", todas ellas se cayeron con el pasar del tiempo y las pocas oportunidades con las que contaba el canterano para demostrar se diluyeron en el banquillo.

Lea también: Descubre los canteranos que no triunfaron en el Barcelona

Y es que el Barcelona parece que tampoco confía mucho más en la Masía. Una muestra de ello es la cantidad de dinero que han gastado en los últimos años en fichajes de jugadores que no se formaron en el club.

De hecho, el mercado de Joan Laporta esta temporada es el cuarto más alto de los últimos cinco años: 143 millones. Y, ojo, en una de las situaciones más precarias en la historia del club, pero parece que en la cantera no está la salvación. 

Con el fichaje de Koundé, Laporta ha batido su propio récord. Nunca había invertido tanto dinero en fichajes en un mismo curso. Por ahora van 143 millones de euros y la cosa no parece quedar ahí, así lo informa MARCA.

El mensaje desde el club es que todavía quedan por cerrarse un par de operaciones -las de los laterales- para dar por finiquitado el apartado de incorporaciones.

Así la Masía queda en un segundo plano y la última desilusión ha sido Riqui Puig que se une a la lista de Miranda, Chumi, Cuenca, Collado, Ruiz y Carles Pérez. Jugadores que tuvieron ficha del primer equipo y terminaron en otro lado u olvidados.

El Barça y el sueño de la Masía se reduce a Ansu Fati y Gavi. Dos jugadoress y el club no ve mayor potencial en su cantera. La Masía ha quedado debajo de 143 millones, asfixiada y olvidada. 

Quizás se apunten a los entrenadores en el caso de Riqui Puig. Ernesto Valverde no apostó por Riqui, Quique Setién amagó con protegerlo, Koeman ni lo miró y Xavi dijo basta. El técnico que más lo podía entender fue el que menos fe le tuvo. Así una de las perlas de la Masía deja el fútbol europeo.

Hoy encuentra asilo en Estados Unidos como en su momento lo tuvo Bojan -apuesta de Pep Guardiola- otra de las desilusiones de los culés y la primera de una cantera que ahora cuenta con más marketing que validez y que queda como un espejismos en los últimos mercados de fichajes del Barcelona. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR