Portada del dirario Meridiano
Domingo 05 de Diciembre de 2021

Beisbol Grandes Ligas

Para el dirigente muchos éxitos deben seguir lográndose | Nesn
Para el dirigente muchos éxitos deben seguir lográndose | Nesn
beisbol grandes ligas

Alex Cora y la brillantez de su talento para exorcizar viejos pecados

Miércoles 27| 6:36 pm


Harold Capote Fernández | @batesbeisbol

 

Muchas veces en la vida la el desenvolvimiento de una persona es más recordado por aquellos pecados en los que ha incurrido, más que por su buenas acciones. Esto es pareciese ser una condición del ser humano en general; el beisbol no elude en muchas ocasiones esta realidad; en el caso de Pete Rose encontramos el perfecto ejemplo de lo arriba expresado.

No obstante existen casos particulares y hoy por hoy en las Grandes Ligas probablemente estamos viviendo el desarrollo de una historia diferente con el caso del mánager Alex Cora.

Lea también: Salvador Pérez gana por unanimidad el premio Luis Aparicio

Como sabemos el nombre del boricua estuvo ampliamente vinculado en el escándalo de robos de señas (empleando equipos tecnológicos para ello) por parte de la versión 2017 de los Astros de Houston, elenco para el que en aquel entonces desempeñaba funciones como coach de banca, es decir era la mano derecha del piloto A.J Hinch.

Esa situación era desconocida por el mundo grandeliga y en ese punto, la carrera de Cora como técnico exitoso lucía prometedora, tanto que para los Medias Rojas de Boston inevitable fue contratarle como estratega para 2018, año en el que el puertorriqueño fue el adecuado director de una maquinaria bien aceitada, que pulverizó a cuanto rival se le atravesó, ganando ese campeonato de punta a punta y con bastante comodidad.

A pesar de que en 2019 los Patirrojos no pudieron repetir en la postemporada, el futuro de Cora auguraba más éxitos en su transitar. Todo esto recibió un brusco frenazo con las confesiones del lanzador Mike Fiers, cuya conciencia simplemente no pudo más y aireó con detalles, el estructurado y poco honesto sistema de espionaje empleado por los siderales en el año de la titulación.

Con la delación del serpentinero, el papel de Alex Cora como una de las mentes maestras de este negativo proceder parecieron acabar de sopetón con su carrera como mánager; las consecuencias fueron inmediatas, en Boston fue separado del cargo y la misma situación que se repetía con Carlos Beltrán en los Mets de Nueva York, pasando a ser un mánager sin ejercer el cargo.

En ese punto, todo lucía sombrío para él; empero como dice Rubén Blades en la canción “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”.

Lea también: Ronald Acuña Jr. apunta a convertirse en la bestia de la Liga Nacional

El alto mando de los Medias Rojas asumió el error del boricua como eso, un error serio que no era del imperdonable y el impacto de él en las altas esferas del poder bostoniano fue tal, que simplemente hicieron un punto y coma en su relación, regresando para este año con un elenco por el que muchos no apostaron.

Los favoritos desde el principio fueron Rays y Yanquis, pero el toque de Cora se mantenía y continua intacto, esa capacidad direccional de poder sacar lo mejor de cada uno de sus pupilos, de poder hacer mucho con poco o lo necesario con lo que se tiene; esa es una cualidad de mánagers campeones, de positivos líderes de grupo que además se ganan el respeto de sus dirigidos a pesar de los pecados que hayan podido cometer.

Esas cualidades positivas de Alex Cora siguen ahí, lucen más fuertes y el desempeño del conjunto es reflejo de esto. En esta oportunidad no pudo doblegar a sus ex de Houston como lo hiciese en 2018, pero fueron solo dos victorias las faltantes para regresar a la Serie Mundial.

Un año muy exitoso con “poca” inversión, en especial si se les compara con Dodgers, Yanquis y Padres.  Lo muy positivo de este 2021 es la principal razón por las que en este momento podemos aseverar que por varias campañas más será el dirigente de los Medias Rojas de Boston, uno de los puestos más difíciles de mantener en las Grandes Ligas, el máximo nivel del deporte de los bates, guantes y pelotas.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Beisbol Grandes Ligas

Para el dirigente muchos éxitos deben seguir lográndose | Nesn
Para el dirigente muchos éxitos deben seguir lográndose | Nesn
beisbol grandes ligas

Alex Cora y la brillantez de su talento para exorcizar viejos pecados

Miércoles 27| 6:36 pm

Harold Capote Fernández | @batesbeisbol

 

Muchas veces en la vida la el desenvolvimiento de una persona es más recordado por aquellos pecados en los que ha incurrido, más que por su buenas acciones. Esto es pareciese ser una condición del ser humano en general; el beisbol no elude en muchas ocasiones esta realidad; en el caso de Pete Rose encontramos el perfecto ejemplo de lo arriba expresado.

No obstante existen casos particulares y hoy por hoy en las Grandes Ligas probablemente estamos viviendo el desarrollo de una historia diferente con el caso del mánager Alex Cora.

Lea también: Salvador Pérez gana por unanimidad el premio Luis Aparicio

Como sabemos el nombre del boricua estuvo ampliamente vinculado en el escándalo de robos de señas (empleando equipos tecnológicos para ello) por parte de la versión 2017 de los Astros de Houston, elenco para el que en aquel entonces desempeñaba funciones como coach de banca, es decir era la mano derecha del piloto A.J Hinch.

Esa situación era desconocida por el mundo grandeliga y en ese punto, la carrera de Cora como técnico exitoso lucía prometedora, tanto que para los Medias Rojas de Boston inevitable fue contratarle como estratega para 2018, año en el que el puertorriqueño fue el adecuado director de una maquinaria bien aceitada, que pulverizó a cuanto rival se le atravesó, ganando ese campeonato de punta a punta y con bastante comodidad.

A pesar de que en 2019 los Patirrojos no pudieron repetir en la postemporada, el futuro de Cora auguraba más éxitos en su transitar. Todo esto recibió un brusco frenazo con las confesiones del lanzador Mike Fiers, cuya conciencia simplemente no pudo más y aireó con detalles, el estructurado y poco honesto sistema de espionaje empleado por los siderales en el año de la titulación.

Con la delación del serpentinero, el papel de Alex Cora como una de las mentes maestras de este negativo proceder parecieron acabar de sopetón con su carrera como mánager; las consecuencias fueron inmediatas, en Boston fue separado del cargo y la misma situación que se repetía con Carlos Beltrán en los Mets de Nueva York, pasando a ser un mánager sin ejercer el cargo.

En ese punto, todo lucía sombrío para él; empero como dice Rubén Blades en la canción “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”.

Lea también: Ronald Acuña Jr. apunta a convertirse en la bestia de la Liga Nacional

El alto mando de los Medias Rojas asumió el error del boricua como eso, un error serio que no era del imperdonable y el impacto de él en las altas esferas del poder bostoniano fue tal, que simplemente hicieron un punto y coma en su relación, regresando para este año con un elenco por el que muchos no apostaron.

Los favoritos desde el principio fueron Rays y Yanquis, pero el toque de Cora se mantenía y continua intacto, esa capacidad direccional de poder sacar lo mejor de cada uno de sus pupilos, de poder hacer mucho con poco o lo necesario con lo que se tiene; esa es una cualidad de mánagers campeones, de positivos líderes de grupo que además se ganan el respeto de sus dirigidos a pesar de los pecados que hayan podido cometer.

Esas cualidades positivas de Alex Cora siguen ahí, lucen más fuertes y el desempeño del conjunto es reflejo de esto. En esta oportunidad no pudo doblegar a sus ex de Houston como lo hiciese en 2018, pero fueron solo dos victorias las faltantes para regresar a la Serie Mundial.

Un año muy exitoso con “poca” inversión, en especial si se les compara con Dodgers, Yanquis y Padres.  Lo muy positivo de este 2021 es la principal razón por las que en este momento podemos aseverar que por varias campañas más será el dirigente de los Medias Rojas de Boston, uno de los puestos más difíciles de mantener en las Grandes Ligas, el máximo nivel del deporte de los bates, guantes y pelotas.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR