Portada del dirario Meridiano
Viernes 22 de Enero de 2021

Beisbol Grandes Ligas

El
El "abuso" sigue continuado| Archivo AP
beisbol grandes ligas

Con Ronald Jr. y Salvy ya son 40 años de bates plateados criollos

Jueves 5| 11:42 pm


Harold Capote Fernández|| @batesbeisbol

CARACAS. Acuña Jr. con su segundo, Pérez con su tercero. De esta manera el guardabosque y el careta incrementan a 41 los Bates de Plata que han ganado los representantes venezolanos en las Grandes Ligas desde la irrupción criolla en 1939.

La historia de los nativos ganadores del Premio Bate de Plata este año cumple exactas cuatro décadas, cuando en 1980 “El Indio”, Jesús Marcano Trillo fue galardonado por su labor ofensiva como segunda base de los Filis de Filadelfia.

Para el siguiente año, 1981, Trillo de nuevo fue reconocido y en esta oportunidad encontró compañía paisana en el campocorto de los Rojos de Cincinnati, David Concepción, quien en 1982 obtuvo su segundo para elevar la cuota venezolana a cuatro.

En 1984 y como justa consonancia con su excelente temporada ofensiva, liderando la Liga Americana en cuadrangulares y carreras impulsadas, Antonio Armas lograba el primero (y único) a su cuenta, primero para un jardinero de estas tierras llevando la cifra a cinto en total.

El cierre de este decenio correspondió al “Gran Gato”, Andrés Galarraga como primera base de los Expos de Montreal añadiendo el sexto madero plateado a nuestro tricolor.

Los difíciles 90

Hasta ahora (esperamos y tenemos fe en que así será), esta ha sido la década menos fértil en cuanto a la obtención de este premio por parte de nuestros coterráneos.

El propio Gato Galarraga se encargó de culminar el período extenso de casi 10 años sin que uno de los nuestros se llevase el Bate de Plata; al servicio de los Rockies y en la mejor temporada ofensiva de su gran carrera, el “Muchacho de Chapellín” añadía su segundo séptimo para Venezuela.

Por su parte Edgardo Alfonzo en 1999 como segunda base de los Mets y Magglio Ordóñez como jardinero derecho de los Medias Blancas en el 2000, colocaban en punto final a la década, el siglo y el milenio con nueve bates plateados con sello tricolor.

El siglo XXI

Em-Etp-WW0-AAMdb-D

 

Los primeros 10 años del nuevo siglo serían un exquisito aperitivo de lo que luego vendría, y el décimo premio de esta índole fue posible gracias a la explosividad ofensiva de Ordóñez en el 2002.

2004 resultaría inédito para nosotros porque ese año por vez primera fueron tres (Bob Abreu con Filis, Melvin Mora con Orioles de Baltimore y Víctor Martínez con los Indios de Cleveland) aumentaban a 13 el registro nativo.

Aunque en 2005 fue solo uno, este sería el inicio del criollo más prolífico en estas lides, pues Miguel Cabrera lograba el primero para él tras jugar como jardinero de los Marlins de Florida, y en 2006 al “Tigre Mayor” se le unió un Toro de batazos salvajes, Carlos Zambrano con los números 16 para los de acá.

En 2007 Ordóñez (son su segundo y el 17°), esta vez con los Tigres de Detroit, reapareció en este listado al que añadió también el título de bateo.

Para 2008 y 20009, ya establecido como el mejor lanzador al bate de cuando menos de la Liga Nacional, Carlos Zambrano lograba los números dos y tres en cuenta personal así como 18 y 19 para venezolanos.

2010 por poco fue un año absolutamente inédito porque Carlos González con los Rockies ganó el título de bateo del Viejo Circuito, mientras Miguel Cabrera fue el segundo mejor toletero en la Liga Americana; ellos se llevaron el Bate de Plata y los criollos ya lograban 21 en total.

Años 2010, era de plata venezolana

Ningún período de 10 años ha sido tan fructífero en maderos plateados para nuestra representación grandeliga como este lo fue.

En 2011 Asdrúbal Cabrera con Cleveland se llevó el 22 para venezolanos, mientras que en 2012 la Triple Corona del Tigre Mayor tiene entre sus diademas, el 23° Bate de Plata criollo; para él era el cuarto y repitió en 2013, mientras en 2014 Víctor Martínez aseguraba su segundo y José Altuve el primero para sus vitrinas, llevando  nuestra cuenta a 26.

De nuevo una triología criolla traía el premio a casa, cuando Cabrera (6to), Altuve (2do) y González (2do) nos dejaron cerca de las tres decenas con 29.

Cumplida la primera mitad de los años 10, el 2016 no tenía precedentes para nosotros y aquí fueron cuatro (Cabrera 7mo), Altuve (3ro), Salvador Pérez (1ero) y Wilson Ramos (1ero) nos llevaron a 33 premios alcanzados.

Sin embargo, como si de una montaña rusa se tratase, José Altuve (4 y 34) quedó solitario en 2017 pero en 2018 de nuevo fueron cuatro los fantásticos, liderados por Altuve (5to), Pérez (2do), David Peralta y Germán Márquez, estos dos con el primero para ellos y 38 para criolllos.

El año pasado, solo Ronald Acuña Jr. fue incluido en el listado, mismo en que repitió este 2020 para tener su segundo y junto al reconocido a Salvador Pérez (3ro) llevaron a 41 la cantidad de bates plateados venezolanos en las Grandes Ligas, el máximo de los escenarios en el mundo de los bates, guantes y pelotas. 

Beisbol Grandes Ligas

El
El "abuso" sigue continuado| Archivo AP
beisbol grandes ligas

Con Ronald Jr. y Salvy ya son 40 años de bates plateados criollos

Jueves 5| 11:42 pm

Harold Capote Fernández|| @batesbeisbol

CARACAS. Acuña Jr. con su segundo, Pérez con su tercero. De esta manera el guardabosque y el careta incrementan a 41 los Bates de Plata que han ganado los representantes venezolanos en las Grandes Ligas desde la irrupción criolla en 1939.

La historia de los nativos ganadores del Premio Bate de Plata este año cumple exactas cuatro décadas, cuando en 1980 “El Indio”, Jesús Marcano Trillo fue galardonado por su labor ofensiva como segunda base de los Filis de Filadelfia.

Para el siguiente año, 1981, Trillo de nuevo fue reconocido y en esta oportunidad encontró compañía paisana en el campocorto de los Rojos de Cincinnati, David Concepción, quien en 1982 obtuvo su segundo para elevar la cuota venezolana a cuatro.

En 1984 y como justa consonancia con su excelente temporada ofensiva, liderando la Liga Americana en cuadrangulares y carreras impulsadas, Antonio Armas lograba el primero (y único) a su cuenta, primero para un jardinero de estas tierras llevando la cifra a cinto en total.

El cierre de este decenio correspondió al “Gran Gato”, Andrés Galarraga como primera base de los Expos de Montreal añadiendo el sexto madero plateado a nuestro tricolor.

Los difíciles 90

Hasta ahora (esperamos y tenemos fe en que así será), esta ha sido la década menos fértil en cuanto a la obtención de este premio por parte de nuestros coterráneos.

El propio Gato Galarraga se encargó de culminar el período extenso de casi 10 años sin que uno de los nuestros se llevase el Bate de Plata; al servicio de los Rockies y en la mejor temporada ofensiva de su gran carrera, el “Muchacho de Chapellín” añadía su segundo séptimo para Venezuela.

Por su parte Edgardo Alfonzo en 1999 como segunda base de los Mets y Magglio Ordóñez como jardinero derecho de los Medias Blancas en el 2000, colocaban en punto final a la década, el siglo y el milenio con nueve bates plateados con sello tricolor.

El siglo XXI

Em-Etp-WW0-AAMdb-D

 

Los primeros 10 años del nuevo siglo serían un exquisito aperitivo de lo que luego vendría, y el décimo premio de esta índole fue posible gracias a la explosividad ofensiva de Ordóñez en el 2002.

2004 resultaría inédito para nosotros porque ese año por vez primera fueron tres (Bob Abreu con Filis, Melvin Mora con Orioles de Baltimore y Víctor Martínez con los Indios de Cleveland) aumentaban a 13 el registro nativo.

Aunque en 2005 fue solo uno, este sería el inicio del criollo más prolífico en estas lides, pues Miguel Cabrera lograba el primero para él tras jugar como jardinero de los Marlins de Florida, y en 2006 al “Tigre Mayor” se le unió un Toro de batazos salvajes, Carlos Zambrano con los números 16 para los de acá.

En 2007 Ordóñez (son su segundo y el 17°), esta vez con los Tigres de Detroit, reapareció en este listado al que añadió también el título de bateo.

Para 2008 y 20009, ya establecido como el mejor lanzador al bate de cuando menos de la Liga Nacional, Carlos Zambrano lograba los números dos y tres en cuenta personal así como 18 y 19 para venezolanos.

2010 por poco fue un año absolutamente inédito porque Carlos González con los Rockies ganó el título de bateo del Viejo Circuito, mientras Miguel Cabrera fue el segundo mejor toletero en la Liga Americana; ellos se llevaron el Bate de Plata y los criollos ya lograban 21 en total.

Años 2010, era de plata venezolana

Ningún período de 10 años ha sido tan fructífero en maderos plateados para nuestra representación grandeliga como este lo fue.

En 2011 Asdrúbal Cabrera con Cleveland se llevó el 22 para venezolanos, mientras que en 2012 la Triple Corona del Tigre Mayor tiene entre sus diademas, el 23° Bate de Plata criollo; para él era el cuarto y repitió en 2013, mientras en 2014 Víctor Martínez aseguraba su segundo y José Altuve el primero para sus vitrinas, llevando  nuestra cuenta a 26.

De nuevo una triología criolla traía el premio a casa, cuando Cabrera (6to), Altuve (2do) y González (2do) nos dejaron cerca de las tres decenas con 29.

Cumplida la primera mitad de los años 10, el 2016 no tenía precedentes para nosotros y aquí fueron cuatro (Cabrera 7mo), Altuve (3ro), Salvador Pérez (1ero) y Wilson Ramos (1ero) nos llevaron a 33 premios alcanzados.

Sin embargo, como si de una montaña rusa se tratase, José Altuve (4 y 34) quedó solitario en 2017 pero en 2018 de nuevo fueron cuatro los fantásticos, liderados por Altuve (5to), Pérez (2do), David Peralta y Germán Márquez, estos dos con el primero para ellos y 38 para criolllos.

El año pasado, solo Ronald Acuña Jr. fue incluido en el listado, mismo en que repitió este 2020 para tener su segundo y junto al reconocido a Salvador Pérez (3ro) llevaron a 41 la cantidad de bates plateados venezolanos en las Grandes Ligas, el máximo de los escenarios en el mundo de los bates, guantes y pelotas. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR



AGENDA MERIDIANO