Portada del dirario Meridiano
Martes 28 de Junio de 2022

Beisbol Grandes Ligas

Darvisg, Gray y Kintzler cambiaron de equipos en los últimos minutos /Foto AP
Darvisg, Gray y Kintzler cambiaron de equipos en los últimos minutos /Foto AP
beisbol grandes ligas

Cambios en Grandes Ligas: ganadores y perdedores

01/08/2017 3:15 pm




César Sequera Ramos || @CesarSequera11

Terminó un tumultuoso 31 de julio en las Grandes Ligas que puso punto y final a un mercado de cambios con grandes nombres involucrados. Los contendientes buscaron el talento para llenar espacios en sus roster y los pretendientes buscaron piezas para mejorar su futuro, pero otros se quedaron en el medio, sin hacer nada.

Por eso, es momento de resaltar los equipos que cumplieron a cabalidad su objetivo y exponer los que reprobaron el mandato.

Ganadores:

Yankees de Nueva York

El alto mando de los Yankees debe tener una sonrisa de oreja a oreja dibujada en su rostro en este momento. Lograron encontrar una pieza más acorde para la tercera base, agregar un trio de brazos a su cuerpo de lanzadores y negociar por el As de su rotación por los próximos dos años. Todo esto sin salir de sus principales prospectos (Gleyber Torres o Clint Frazier).

Con Sonny Gray y Jaime García robustecen su principal falencia: la rotación abridora. Tommy Kahnle y David Robertson fortalecen su ya sólido cuerpo de relevistas y Todd Frazier se suma a la alineación para prestar apoyo a Aaron Judge, Starlin Castro, Gary Sánchez y compañía.

Los Yankees ya tomaron por asalto el primer puesto de la división Este de la Liga Americana, pero con todos estos movimientos parece que se han convertido en favoritos para pelear por un boleto a la Serie Mundial.

Dodgers de Los Ángeles

El equipo más sólido en las Grandes Ligas y que va enrumbado a conseguir 111 victorias, se acaba de hacer más temible. Con tres movimientos en los minutos finales para terminar el plazo para hacer traspasos sin limitaciones, consiguieron el bálsamo para sus recientes malestares.

Con la lesión de Clayton Kershaw, nació una preocupación sobre su rotación abridora de cara a la postemporada. Yu Darvish, quinto en ponches y sexto en entradas lanzadas de la Liga Americana, llega al equipo para sumar otro brazo estelar a un cuerpo de lanzadores que tenía la mejor efectividad colectiva de la Liga Nacional (3.09). Si Kershaw regresa de la lesión con sui forma de Cy Young, los Dodgers tienen una dupla letal para la postemporada.

Pero se detuvieron ahí y decidieron buscar un par de lanzadores zurdos para un bullpen ya efectivo. Tony Watson, que ya cuenta con experiencia cerrando juego y postemporada, junto a Tony Cingrani, le dan a Dave Roberts más nombres para asegurar las victorias en las entradas finales.

Nacionales de Washington

Los Nacionales tienen en Bryce Harper al candidato principal para el Jugador Más Valioso y a Max Scherzer con otra temporada de Cy Young, pero las dudas que dejaba su cuerpo de relevistas los mantenía debajo de otras potencias en la Liga Nacional.

Después del 31 de julio pueden decir que tienen un bullpen de calibre con la inclusión de Brandon Kintzler, participante del Juego de las Estrellas gracias a sus 28 salvamentos, y Ryan Madson junto a Sean Doolittle que han sido exitosos en las Grandes Ligas como cerradores o preparadores.

Asimismo, y en un sorpresivo movimiento, se llevaron a Howie kendricks, un pelotero veterano, con buena temporada y que puede llenar cualquier espacio que dejen las lesiones hasta el final del año.

Ahora los Nacionales no tienen puntos débiles y su plantilla cuenta con las herramientas suficientes para pelear de frente contra Dodgers, Cachorros o cualquiera que se ponga enfrente.

Cachorros de Chicago

Los Cachorros se cansaron de tener tantas campañas en el fondo y no han temido en empeñar su futuro para fortalecer el presente. En 2016 dio resultados, en la presente campaña hicieron los movimientos idóneos para conseguir el mismo objetivo: campeonato.

Con el bajón de Jake Arrieta y la lesión de Kyle Kendricks, quedó un espacio en la rotación que José Quintana llena a cabalidad. El siniestro fortalece la rotación de los Cachorros a corto y mediano plazo—agente libre en 2021—siendo un comodín para futuras deserciones y una interesante arma junto a Jon Lester y John Lackey.

Pero en el béisbol moderno es fundamental tener figuras en su bullpen, y eso lo aprendieron a cabalidad en 2016 cuando sumaron a Aroldis Chapman. Por eso llegaron a un acuerdo con los Tigres de Detroit para incorporar a Justin Wilson, un brazo joven, dominante, que se mantendrá en el equipo varios años y que formará un trio temible con Héctor Rondón y Wade Davis.

Perdedores:

Astros de Houston

Es cierto que los siderales son el mejor equipo en la Liga Americana y tener un grupo con José Altuve, Carlos Correa, George Springer, Dallas Keuchel y Lance McCullers los coloca en una posición envidiable, pero necesitaban agregar piezas y todavía más con sus rivales armándose.

Los Astros necesitaban un brazo que se uniera a una rotación que ha presentado lesiones últimamente.Jeff Luhnow, gerente general del equipo, siempre negó la posibilidad de “pagar en exceso” por un abridor estelar, sin embargo, esperaba sumar un brazo que ayudara; no pasó.

Es cierto que el último día adquirieron a Francisco Liriano, un zurdo probado en postemporada; no obstante, cuenta con efectividad de 5.88 en la actual temporada y nunca ha mostrado ese nivel que tenía en los Piratas de Pittsburgh. Houston pudo haberse transformado en un arma indetenible con Ervin Santana o Jaime García, y ahora esperan no quedarse sin municiones en octubre.

Marlins de Miami

Algunos equipos suman talento para el presente (Yankees, Dodgers) y otros deciden buscar piezas para el futuro (Medias Blancas), pero algunos se quedan inmóviles viendo al resto. Ahí entran los Marlins que desaprovecharon otra oportunidad para mejorar sus débiles granjas.

Foto AP

Los peces no pelean por un puesto a la postemporada, pero teniendo tanto talento en sus filas, podrían haber movido algunas piezas para mejorar su rendimiento en 2018. Mucho rumores se originaron entorno a Dan Straily o Marcell Ozuna, aunque ninguna negociaciones se terminó concretando por el desorbitado precio que exigían en Miami. Solo lograron cambiar a A.J Ramos a los Mets, en un movimiento que trajo dos peloteros que necesitan mucho tiempo para desarrollarse.

Quizás por estar enfocados en la venta del equipo u otra cosa, pero los Marlins afrontarán 2018 con las mismas piezas que no han dado resultado los últimos años, con la misma actitud de no contratar figuras en la agencia libre y sucursales de ligas menores que no tienen el suficiente potencial para ayudar en el futuro inmediato.

Tigres de Detroit

Es complicado definir a los bengalíes como perdedores en el mercado de cambios, porque traspasar el dantesco contrato de Justin Verlander, Miguel Cabrera o Justin Upton es una misión casi imposible, pero los pocos cambios que concretaron debe tener decepcionado al cuerpo gerencial.

Lograron mover a J.D Martínez y Justin Wilson, movimientos que solamente les dio un solo prospecto entre los mejores 100 de las Grandes Ligas (Jeimer Candelario). Sigue teniendo una de las peores granjas de todo el béisbol y pagando una desorbitante cantidad de dinero a veteranos que no consiguen resultados.

Ahora irán a 2018 con el mismo plan: veteranía, pocas victorias y retrasando cada vez más su restructuración.

Miguel cabrera descarga

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Beisbol Grandes Ligas

Darvisg, Gray y Kintzler cambiaron de equipos en los últimos minutos /Foto AP
Darvisg, Gray y Kintzler cambiaron de equipos en los últimos minutos /Foto AP
beisbol grandes ligas

Cambios en Grandes Ligas: ganadores y perdedores

01/08/2017 3:15 pm



César Sequera Ramos || @CesarSequera11

Terminó un tumultuoso 31 de julio en las Grandes Ligas que puso punto y final a un mercado de cambios con grandes nombres involucrados. Los contendientes buscaron el talento para llenar espacios en sus roster y los pretendientes buscaron piezas para mejorar su futuro, pero otros se quedaron en el medio, sin hacer nada.

Por eso, es momento de resaltar los equipos que cumplieron a cabalidad su objetivo y exponer los que reprobaron el mandato.

Ganadores:

Yankees de Nueva York

El alto mando de los Yankees debe tener una sonrisa de oreja a oreja dibujada en su rostro en este momento. Lograron encontrar una pieza más acorde para la tercera base, agregar un trio de brazos a su cuerpo de lanzadores y negociar por el As de su rotación por los próximos dos años. Todo esto sin salir de sus principales prospectos (Gleyber Torres o Clint Frazier).

Con Sonny Gray y Jaime García robustecen su principal falencia: la rotación abridora. Tommy Kahnle y David Robertson fortalecen su ya sólido cuerpo de relevistas y Todd Frazier se suma a la alineación para prestar apoyo a Aaron Judge, Starlin Castro, Gary Sánchez y compañía.

Los Yankees ya tomaron por asalto el primer puesto de la división Este de la Liga Americana, pero con todos estos movimientos parece que se han convertido en favoritos para pelear por un boleto a la Serie Mundial.

Dodgers de Los Ángeles

El equipo más sólido en las Grandes Ligas y que va enrumbado a conseguir 111 victorias, se acaba de hacer más temible. Con tres movimientos en los minutos finales para terminar el plazo para hacer traspasos sin limitaciones, consiguieron el bálsamo para sus recientes malestares.

Con la lesión de Clayton Kershaw, nació una preocupación sobre su rotación abridora de cara a la postemporada. Yu Darvish, quinto en ponches y sexto en entradas lanzadas de la Liga Americana, llega al equipo para sumar otro brazo estelar a un cuerpo de lanzadores que tenía la mejor efectividad colectiva de la Liga Nacional (3.09). Si Kershaw regresa de la lesión con sui forma de Cy Young, los Dodgers tienen una dupla letal para la postemporada.

Pero se detuvieron ahí y decidieron buscar un par de lanzadores zurdos para un bullpen ya efectivo. Tony Watson, que ya cuenta con experiencia cerrando juego y postemporada, junto a Tony Cingrani, le dan a Dave Roberts más nombres para asegurar las victorias en las entradas finales.

Nacionales de Washington

Los Nacionales tienen en Bryce Harper al candidato principal para el Jugador Más Valioso y a Max Scherzer con otra temporada de Cy Young, pero las dudas que dejaba su cuerpo de relevistas los mantenía debajo de otras potencias en la Liga Nacional.

Después del 31 de julio pueden decir que tienen un bullpen de calibre con la inclusión de Brandon Kintzler, participante del Juego de las Estrellas gracias a sus 28 salvamentos, y Ryan Madson junto a Sean Doolittle que han sido exitosos en las Grandes Ligas como cerradores o preparadores.

Asimismo, y en un sorpresivo movimiento, se llevaron a Howie kendricks, un pelotero veterano, con buena temporada y que puede llenar cualquier espacio que dejen las lesiones hasta el final del año.

Ahora los Nacionales no tienen puntos débiles y su plantilla cuenta con las herramientas suficientes para pelear de frente contra Dodgers, Cachorros o cualquiera que se ponga enfrente.

Cachorros de Chicago

Los Cachorros se cansaron de tener tantas campañas en el fondo y no han temido en empeñar su futuro para fortalecer el presente. En 2016 dio resultados, en la presente campaña hicieron los movimientos idóneos para conseguir el mismo objetivo: campeonato.

Con el bajón de Jake Arrieta y la lesión de Kyle Kendricks, quedó un espacio en la rotación que José Quintana llena a cabalidad. El siniestro fortalece la rotación de los Cachorros a corto y mediano plazo—agente libre en 2021—siendo un comodín para futuras deserciones y una interesante arma junto a Jon Lester y John Lackey.

Pero en el béisbol moderno es fundamental tener figuras en su bullpen, y eso lo aprendieron a cabalidad en 2016 cuando sumaron a Aroldis Chapman. Por eso llegaron a un acuerdo con los Tigres de Detroit para incorporar a Justin Wilson, un brazo joven, dominante, que se mantendrá en el equipo varios años y que formará un trio temible con Héctor Rondón y Wade Davis.

Perdedores:

Astros de Houston

Es cierto que los siderales son el mejor equipo en la Liga Americana y tener un grupo con José Altuve, Carlos Correa, George Springer, Dallas Keuchel y Lance McCullers los coloca en una posición envidiable, pero necesitaban agregar piezas y todavía más con sus rivales armándose.

Los Astros necesitaban un brazo que se uniera a una rotación que ha presentado lesiones últimamente.Jeff Luhnow, gerente general del equipo, siempre negó la posibilidad de “pagar en exceso” por un abridor estelar, sin embargo, esperaba sumar un brazo que ayudara; no pasó.

Es cierto que el último día adquirieron a Francisco Liriano, un zurdo probado en postemporada; no obstante, cuenta con efectividad de 5.88 en la actual temporada y nunca ha mostrado ese nivel que tenía en los Piratas de Pittsburgh. Houston pudo haberse transformado en un arma indetenible con Ervin Santana o Jaime García, y ahora esperan no quedarse sin municiones en octubre.

Marlins de Miami

Algunos equipos suman talento para el presente (Yankees, Dodgers) y otros deciden buscar piezas para el futuro (Medias Blancas), pero algunos se quedan inmóviles viendo al resto. Ahí entran los Marlins que desaprovecharon otra oportunidad para mejorar sus débiles granjas.

Foto AP

Los peces no pelean por un puesto a la postemporada, pero teniendo tanto talento en sus filas, podrían haber movido algunas piezas para mejorar su rendimiento en 2018. Mucho rumores se originaron entorno a Dan Straily o Marcell Ozuna, aunque ninguna negociaciones se terminó concretando por el desorbitado precio que exigían en Miami. Solo lograron cambiar a A.J Ramos a los Mets, en un movimiento que trajo dos peloteros que necesitan mucho tiempo para desarrollarse.

Quizás por estar enfocados en la venta del equipo u otra cosa, pero los Marlins afrontarán 2018 con las mismas piezas que no han dado resultado los últimos años, con la misma actitud de no contratar figuras en la agencia libre y sucursales de ligas menores que no tienen el suficiente potencial para ayudar en el futuro inmediato.

Tigres de Detroit

Es complicado definir a los bengalíes como perdedores en el mercado de cambios, porque traspasar el dantesco contrato de Justin Verlander, Miguel Cabrera o Justin Upton es una misión casi imposible, pero los pocos cambios que concretaron debe tener decepcionado al cuerpo gerencial.

Lograron mover a J.D Martínez y Justin Wilson, movimientos que solamente les dio un solo prospecto entre los mejores 100 de las Grandes Ligas (Jeimer Candelario). Sigue teniendo una de las peores granjas de todo el béisbol y pagando una desorbitante cantidad de dinero a veteranos que no consiguen resultados.

Ahora irán a 2018 con el mismo plan: veteranía, pocas victorias y retrasando cada vez más su restructuración.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR