Portada del dirario Meridiano
Lunes 06 de Diciembre de 2021

NBA

A los New York Knicks les tocó estrenar la vuelta a la normalidad del Madison Square Garden / foto
A los New York Knicks les tocó estrenar la vuelta a la normalidad del Madison Square Garden / foto
NBA

Knicks resuelven duro duelo en dos prórrogas

Jueves 21| 7:49 am


A los New York Knicks les tocó estrenar la vuelta a la normalidad del Madison Square Garden de los Boston Celtics en donde el aforo estuvo lleno y los aficionados disfrutaron de un agónico encuentro que tuvo que extenderse dos prórrogas para que los neoyorquinos terminaran definiendo el juego 138 a 134.

El ex de Minnesota Timberwolves, Juancho Hernangómez, vio aplazado su debut con los Celtics, incluso a pesar de los dos tiempos extra y de haber tenido protagonismo en pretemporada. Aún así, el menor de los Hernangómez estuvo activo en el banquillo, animando a sus compañeros y viviendo de pie los minutos clave.

Altibajos visitantes

El Madison hizo su trabajo en el inicio, con unos Knicks metidos que pusieron un parcial de 11-0 de salida, pero esta ventaja se fue diluyendo poco a poco por el acierto en los triples de los Celtics (6 de 9 en los primeros 12 minutos) y por el excelso nivel de Jaylen Brown con sus 20 puntos en el primer cuarto.

Y eso que no llegó ni a los ocho minutos de juego. El alero de la histórica franquicia de Boston dio positivo en coronavirus el pasado 8 de octubre y se perdió tres partidos de pretemporada. Aseguró que había tenido problemas respiratorios, pero pareció olvidarlos por completo cuando saltó a la cancha.

Celtics open the season with a rollercoaster 2OT 138-134 loss against the  Knicks - CelticsBlog

25-29 arriba para los visitantes al final del primer cuarto, que poco a poco iban imponiendo su ritmo hasta que apareció Julius Randle. Con -12 en el marcador, la gran estrella de los Knicks, y recientemente nombrado jugador más mejorado de la pasada temporada, anotó siete puntos de forma consecutiva, liderando un parcial de 14-0 para los suyos.

Primera ventaja de la franquicia de Nueva York desde el 13-11 inicial, pero que se acabó a la par que Randle no pudo imponer su dominio, marchándose al descanso cuatro abajo (54-58). Su gran duelo anotador con Jaylen Brown finalizó 25-22 en la primera parte para el de los Celtics.

La segunda arrancó como si fuera un ‘déjà vu’. Los visitantes se volvieron a ir en el marcador, a +9, y volvió a aparecer Randle para meter a los suyos en el encuentro, pero todo cambió cuando, al fin, encontró acompañantes en su lucha.

El canadiense RJ Barrett sumó 12 puntos en el tercer cuarto, con dos triples, y el público del Madison acabó por meterse de lleno en el partido. 82-86 arriba para encarar los últimos 12 minutos del encuentro.

Y apareció Obi Toppin, un invitado inesperado. Exhibición atlética del jugador nacido en Nueva York, con hasta tres mates que coparán los resúmenes, y 14 puntos, logrando ya el máximo de su carrera en la NBA. Factores que le dieron a los Knicks su máxima ventaja a falta de 10 minutos y 30 segundos para el final (+10, 82-92).

NBA: Randle, Fournier shine as Knicks edge Celtics in thriller, Basketball  News & Top Stories - The Straits Times

Fallas locales

Las tornas cambiaron y los Celtics pasaron de dominar en transición a abusar del tiro exterior y conceder puntos al contragolpe. Defensa y transición, la receta con la que los Knicks parecía que se iban a llevar el partido, pero el inicio de temporada en el Madison tenía guardado un final especial.

Once arriba para los locales a falta de cuatro minutos y medio, pero apareció el orgullo verde. Un triple desde el logo de los Knicks de Jaylen Brown, a falta de cinco segundos. Falta rápida, Randle metió los dos tiros libres y cuando las posibilidades de los Celtics parecían perdidas al resbalarse Jayson Tatum en la última jugada, apareció Marcus Smart para empatarlo sobre la bocina.

Pero todavía había más. Los cuatro primeros tiros de cada equipo en la prórroga fueron triples convertidos, con tres seguidos del francés Evan Fournier para los Knicks. Y hasta ahí llegaron los puntos de ambos equipos. Los últimos dos minutos y medio fueron de sequía anotadora, y el partido se decidió en el segundo tiempo extra.

Bajos porcentajes en el tiro, canastas fáciles falladas… las fuerzas flaquearon por completo en la segunda prórroga. Jaylen Brown (récord de encestador de su carrera con 46 puntos) y Fournier (32 en su estreno con los Knicks) anotaron un triple cada uno, pero fue el base Derrick Rose, con ‘solo’ 22 minutos en sus piernas, quien en una penetración puso el +4 definitivo que cerró un encuentro mágico en un lugar emblemático como el Madison Square Garden, que firmó su primer lleno absoluto tras la pandemia del coronavirus. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

NBA

A los New York Knicks les tocó estrenar la vuelta a la normalidad del Madison Square Garden / foto
A los New York Knicks les tocó estrenar la vuelta a la normalidad del Madison Square Garden / foto
NBA

Knicks resuelven duro duelo en dos prórrogas

Jueves 21| 7:49 am

A los New York Knicks les tocó estrenar la vuelta a la normalidad del Madison Square Garden de los Boston Celtics en donde el aforo estuvo lleno y los aficionados disfrutaron de un agónico encuentro que tuvo que extenderse dos prórrogas para que los neoyorquinos terminaran definiendo el juego 138 a 134.

El ex de Minnesota Timberwolves, Juancho Hernangómez, vio aplazado su debut con los Celtics, incluso a pesar de los dos tiempos extra y de haber tenido protagonismo en pretemporada. Aún así, el menor de los Hernangómez estuvo activo en el banquillo, animando a sus compañeros y viviendo de pie los minutos clave.

Altibajos visitantes

El Madison hizo su trabajo en el inicio, con unos Knicks metidos que pusieron un parcial de 11-0 de salida, pero esta ventaja se fue diluyendo poco a poco por el acierto en los triples de los Celtics (6 de 9 en los primeros 12 minutos) y por el excelso nivel de Jaylen Brown con sus 20 puntos en el primer cuarto.

Y eso que no llegó ni a los ocho minutos de juego. El alero de la histórica franquicia de Boston dio positivo en coronavirus el pasado 8 de octubre y se perdió tres partidos de pretemporada. Aseguró que había tenido problemas respiratorios, pero pareció olvidarlos por completo cuando saltó a la cancha.

Celtics open the season with a rollercoaster 2OT 138-134 loss against the  Knicks - CelticsBlog

25-29 arriba para los visitantes al final del primer cuarto, que poco a poco iban imponiendo su ritmo hasta que apareció Julius Randle. Con -12 en el marcador, la gran estrella de los Knicks, y recientemente nombrado jugador más mejorado de la pasada temporada, anotó siete puntos de forma consecutiva, liderando un parcial de 14-0 para los suyos.

Primera ventaja de la franquicia de Nueva York desde el 13-11 inicial, pero que se acabó a la par que Randle no pudo imponer su dominio, marchándose al descanso cuatro abajo (54-58). Su gran duelo anotador con Jaylen Brown finalizó 25-22 en la primera parte para el de los Celtics.

La segunda arrancó como si fuera un ‘déjà vu’. Los visitantes se volvieron a ir en el marcador, a +9, y volvió a aparecer Randle para meter a los suyos en el encuentro, pero todo cambió cuando, al fin, encontró acompañantes en su lucha.

El canadiense RJ Barrett sumó 12 puntos en el tercer cuarto, con dos triples, y el público del Madison acabó por meterse de lleno en el partido. 82-86 arriba para encarar los últimos 12 minutos del encuentro.

Y apareció Obi Toppin, un invitado inesperado. Exhibición atlética del jugador nacido en Nueva York, con hasta tres mates que coparán los resúmenes, y 14 puntos, logrando ya el máximo de su carrera en la NBA. Factores que le dieron a los Knicks su máxima ventaja a falta de 10 minutos y 30 segundos para el final (+10, 82-92).

NBA: Randle, Fournier shine as Knicks edge Celtics in thriller, Basketball  News & Top Stories - The Straits Times

Fallas locales

Las tornas cambiaron y los Celtics pasaron de dominar en transición a abusar del tiro exterior y conceder puntos al contragolpe. Defensa y transición, la receta con la que los Knicks parecía que se iban a llevar el partido, pero el inicio de temporada en el Madison tenía guardado un final especial.

Once arriba para los locales a falta de cuatro minutos y medio, pero apareció el orgullo verde. Un triple desde el logo de los Knicks de Jaylen Brown, a falta de cinco segundos. Falta rápida, Randle metió los dos tiros libres y cuando las posibilidades de los Celtics parecían perdidas al resbalarse Jayson Tatum en la última jugada, apareció Marcus Smart para empatarlo sobre la bocina.

Pero todavía había más. Los cuatro primeros tiros de cada equipo en la prórroga fueron triples convertidos, con tres seguidos del francés Evan Fournier para los Knicks. Y hasta ahí llegaron los puntos de ambos equipos. Los últimos dos minutos y medio fueron de sequía anotadora, y el partido se decidió en el segundo tiempo extra.

Bajos porcentajes en el tiro, canastas fáciles falladas… las fuerzas flaquearon por completo en la segunda prórroga. Jaylen Brown (récord de encestador de su carrera con 46 puntos) y Fournier (32 en su estreno con los Knicks) anotaron un triple cada uno, pero fue el base Derrick Rose, con ‘solo’ 22 minutos en sus piernas, quien en una penetración puso el +4 definitivo que cerró un encuentro mágico en un lugar emblemático como el Madison Square Garden, que firmó su primer lleno absoluto tras la pandemia del coronavirus. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR