Portada del dirario Meridiano
Domingo 20 de Septiembre de 2020

Liga de Campeones

La ciudad fue elegida como sede para el torneo/ Foto Cortesía
La ciudad fue elegida como sede para el torneo/ Foto Cortesía
Liga de Campeones

Lisboa se prepara para acoger una final de Champions League inédita

Sábado 1| 8:41 am


Lisboa fue elegida por la UEFA como sede de una inédita final a ocho de la Champions League, una tarea para la que la capital lusa ya ha empezado a prepararse, especialmente en los estadios designados para albergar los choques, y todavía entre ciertas restricciones por el coronavirus.

Ocho son los elegidos para disputar esta fase final que se jugará a partido único. Por ahora, solo es segura la presencia de Atlético de Madrid, PSG, Atalanta y Leipzig, a la espera de otros cuatro que saldrán de los choques Manchester City-Real Madrid, Barcelona-Nápoles, Juventus-Olympique de Lyon y Bayern-Chelsea.

Se jugarán un total de siete partidos (cuatro de cuartos, dos semifinales y la final), los cuales podría dejar en las arcas de la ciudad en torno a 50,4 millones de euros, tal y como ha estimado en un informe el Instituto Portugués de Administración y Marketing (IPAM).

16.000 aficionados

Pese a que los partidos van a ser a puerta cerrada, solo con la presencia de unos mil invitados de la UEFA, medios acreditados y empleados de apoyo, Portugal se enfrentará al reto de controlar a 16.000 aficionados que, sin entrada, vendrán a animar a sus equipos desde las calles, según se estima en el mismo informe.

Una situación que las autoridades deberán de contener de la mejor manera posible dada la realidad del país, con más de 1.700 muertos hasta el momento y un total de contagios confirmados que supera los 51.000. Además, la región de Lisboa ha sido la más afectada desde mediados de mayo y acumuló en torno al 80 % de todos los positivos registrados desde entonces, aunque en los últimos días se observó una tendencia a la baja.

Estas cifras no parecen preocupar a los ciudadanos lisboetas, que se muestran contentos y tranquilos ante la celebración de esta final, y seguros de que entre los equipos, la organización y las autoridades se va a controlar todo. Pese al optimismo local, la ciudad todavía no ha recuperado la normalidad: la mayoría de establecimientos debe cerrar a las 20.00 horas, momento a partir del cual tampoco se permite la venta de alcohol en supermercados y gasolineras.

A partir de ese "toque de queda" de las ocho, solo quedan abiertos los locales que disponen de servicio de restauración, para ofrecer cenas, los cuales en torno a las once de la noche echan el cierre, dejando a la ciudad prácticamente sin vida a partir de esa hora.

En las inmediaciones del estadio de Da Luz, feudo del Benfica, ya se ha podido ver a operarios del club montando carpas, preparándose para el evento que está por venir en menos de dos semanas./ EFE

 

Liga de Campeones

La ciudad fue elegida como sede para el torneo/ Foto Cortesía
La ciudad fue elegida como sede para el torneo/ Foto Cortesía
Liga de Campeones

Lisboa se prepara para acoger una final de Champions League inédita

Sábado 1| 8:41 am

Lisboa fue elegida por la UEFA como sede de una inédita final a ocho de la Champions League, una tarea para la que la capital lusa ya ha empezado a prepararse, especialmente en los estadios designados para albergar los choques, y todavía entre ciertas restricciones por el coronavirus.

Ocho son los elegidos para disputar esta fase final que se jugará a partido único. Por ahora, solo es segura la presencia de Atlético de Madrid, PSG, Atalanta y Leipzig, a la espera de otros cuatro que saldrán de los choques Manchester City-Real Madrid, Barcelona-Nápoles, Juventus-Olympique de Lyon y Bayern-Chelsea.

Se jugarán un total de siete partidos (cuatro de cuartos, dos semifinales y la final), los cuales podría dejar en las arcas de la ciudad en torno a 50,4 millones de euros, tal y como ha estimado en un informe el Instituto Portugués de Administración y Marketing (IPAM).

16.000 aficionados

Pese a que los partidos van a ser a puerta cerrada, solo con la presencia de unos mil invitados de la UEFA, medios acreditados y empleados de apoyo, Portugal se enfrentará al reto de controlar a 16.000 aficionados que, sin entrada, vendrán a animar a sus equipos desde las calles, según se estima en el mismo informe.

Una situación que las autoridades deberán de contener de la mejor manera posible dada la realidad del país, con más de 1.700 muertos hasta el momento y un total de contagios confirmados que supera los 51.000. Además, la región de Lisboa ha sido la más afectada desde mediados de mayo y acumuló en torno al 80 % de todos los positivos registrados desde entonces, aunque en los últimos días se observó una tendencia a la baja.

Estas cifras no parecen preocupar a los ciudadanos lisboetas, que se muestran contentos y tranquilos ante la celebración de esta final, y seguros de que entre los equipos, la organización y las autoridades se va a controlar todo. Pese al optimismo local, la ciudad todavía no ha recuperado la normalidad: la mayoría de establecimientos debe cerrar a las 20.00 horas, momento a partir del cual tampoco se permite la venta de alcohol en supermercados y gasolineras.

A partir de ese "toque de queda" de las ocho, solo quedan abiertos los locales que disponen de servicio de restauración, para ofrecer cenas, los cuales en torno a las once de la noche echan el cierre, dejando a la ciudad prácticamente sin vida a partir de esa hora.

En las inmediaciones del estadio de Da Luz, feudo del Benfica, ya se ha podido ver a operarios del club montando carpas, preparándose para el evento que está por venir en menos de dos semanas./ EFE

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR



AGENDA MERIDIANO