Portada del dirario Meridiano
Martes 19 de Enero de 2021

Fútbol Venezolano

El
El "Lobito" es el único que ganó Libertadores| ARCHIVO
Fútbol Venezolano

Guerra, Seijas y Amorebieta en la historia

Jueves 7| 8:07 pm


OSCAR GALVIS

CARACAS. El 2020 fue un año marcado por la pandemia del coronavirus, con gran parte del calendario competitivo suspendido y reprogramado, los torneos más importantes de fútbol de Suramérica, entiéndase Copa Libertadores y Sudamericana, dejaron la disputa de las finales para 2021.

Y es bueno repasar a tres futbolistas criollos que fueron capaces de ser protagonistas de primer orden en la conquista de estos torneos.

Nos referimos a Alejandro ‘Lobo’ Guerra (Libertadores), Luis Manuel Seijas y Fernando Amorebieta (Sudamericana).

Los años 2015 y 2016 fueron pródigos, dentro de lo que cabe, para el fútbol venezolano, pues en esas ediciones la corona fue a parar a manos de los clubes colombianos Atlético Nacional (Libertadores) y Santa Fe (Sudamericana), con actuaciones estelares de los nuestros.

Guerra levantó en 2016 el trofeo de la Copa Libertadores, el torneo más prestigioso y con tradición de América. El caraqueño disputó 13 de los 14 partidos de Atlético Nacional en la Copa, 10 de ellos como titular. Solo se perdió el de la primera fecha ante Huracán en Argentina.

El volante marcó tres goles en el torneo, todos claves en instancias de eliminación directa: Dos ante Huracán y uno ante Rosario Central.

Nacional le ganó la final a Independiente del Valle de Ecuador.

Seijas se proclamó campeón con Santa Fe la Sudamericana con siete meses de anticipación (2015). Un jugador bisagra en andamiaje del equipo que dirigió Gerardo Pelusso. Ante la ausencia de Omar Pérez en filas de Santa Fe, Luis Manuel se echó el equipo al hombro y alcanzó el mejor nivel de su carrera.

Disputó los 12 partidos de la Copa Sudamerica, siempre como titular. En los hinchas quedará el recuerdo de su penalti cobrado, con sangre fría, en la tanda de los doce pasos de la final ante Huracán (Argentina).

Y el trío se completa con un futbolista que se dio el lujo de saltar el charco y venir a estas tierras desde Europa: Fernando Amorebieta.

El espigado defensor central criollo vivió la sensación de jugar en una final y hacerse campeón con el Independiente de Avellaneda, club argentino que logró dar la vuelta en un nuevo maracanazo empatando 1-1 con el Flamengo dejando el marcador global 3-2 por la victoria en la ida 2-1.

Todo ello en el marco de la Copa Sudamericana.

 

Amorebieta llegó a suelo suramericano tras una amplia trayectoria por España e Inglaterra.

El espigado defensor central criollo vivió la sensación de jugar en una final y hacerse campeón con el Independiente de Avellaneda, club argentino que logró dar la vuelta en un nuevo maracanazo empatando 1-1 con el Flamengo dejando el marcador global 3-2 por la victoria en la ida 2-1.

Todo ello en el marco de la Copa Sudamericana.

Amorebieta llegó a suelo suramericano tras una amplia trayectoria por España e Inglaterra.

 

Fútbol Venezolano

El
El "Lobito" es el único que ganó Libertadores| ARCHIVO
Fútbol Venezolano

Guerra, Seijas y Amorebieta en la historia

Jueves 7| 8:07 pm

OSCAR GALVIS

CARACAS. El 2020 fue un año marcado por la pandemia del coronavirus, con gran parte del calendario competitivo suspendido y reprogramado, los torneos más importantes de fútbol de Suramérica, entiéndase Copa Libertadores y Sudamericana, dejaron la disputa de las finales para 2021.

Y es bueno repasar a tres futbolistas criollos que fueron capaces de ser protagonistas de primer orden en la conquista de estos torneos.

Nos referimos a Alejandro ‘Lobo’ Guerra (Libertadores), Luis Manuel Seijas y Fernando Amorebieta (Sudamericana).

Los años 2015 y 2016 fueron pródigos, dentro de lo que cabe, para el fútbol venezolano, pues en esas ediciones la corona fue a parar a manos de los clubes colombianos Atlético Nacional (Libertadores) y Santa Fe (Sudamericana), con actuaciones estelares de los nuestros.

Guerra levantó en 2016 el trofeo de la Copa Libertadores, el torneo más prestigioso y con tradición de América. El caraqueño disputó 13 de los 14 partidos de Atlético Nacional en la Copa, 10 de ellos como titular. Solo se perdió el de la primera fecha ante Huracán en Argentina.

El volante marcó tres goles en el torneo, todos claves en instancias de eliminación directa: Dos ante Huracán y uno ante Rosario Central.

Nacional le ganó la final a Independiente del Valle de Ecuador.

Seijas se proclamó campeón con Santa Fe la Sudamericana con siete meses de anticipación (2015). Un jugador bisagra en andamiaje del equipo que dirigió Gerardo Pelusso. Ante la ausencia de Omar Pérez en filas de Santa Fe, Luis Manuel se echó el equipo al hombro y alcanzó el mejor nivel de su carrera.

Disputó los 12 partidos de la Copa Sudamerica, siempre como titular. En los hinchas quedará el recuerdo de su penalti cobrado, con sangre fría, en la tanda de los doce pasos de la final ante Huracán (Argentina).

Y el trío se completa con un futbolista que se dio el lujo de saltar el charco y venir a estas tierras desde Europa: Fernando Amorebieta.

El espigado defensor central criollo vivió la sensación de jugar en una final y hacerse campeón con el Independiente de Avellaneda, club argentino que logró dar la vuelta en un nuevo maracanazo empatando 1-1 con el Flamengo dejando el marcador global 3-2 por la victoria en la ida 2-1.

Todo ello en el marco de la Copa Sudamericana.

 

Amorebieta llegó a suelo suramericano tras una amplia trayectoria por España e Inglaterra.

El espigado defensor central criollo vivió la sensación de jugar en una final y hacerse campeón con el Independiente de Avellaneda, club argentino que logró dar la vuelta en un nuevo maracanazo empatando 1-1 con el Flamengo dejando el marcador global 3-2 por la victoria en la ida 2-1.

Todo ello en el marco de la Copa Sudamericana.

Amorebieta llegó a suelo suramericano tras una amplia trayectoria por España e Inglaterra.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR



Videos del Momento

Miércoles 13|10:17 am

KD mostró un poco de su mejor versión

Lunes 11|9:19 am

Cousins y Morris por poco se van a las manos

AGENDA MERIDIANO