Portada del dirario Meridiano
Domingo 28 de Febrero de 2021

Fútbol Internacional

Desde 2006 no se enfrentán dos brasileños en la final / foto cortesía
Desde 2006 no se enfrentán dos brasileños en la final / foto cortesía
Fútbol Internacional

Dos antecedentes de fratricidio brasilero en la Copa Libertadores

Martes 26| 11:46 am


Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

Palmeiras y Santos se enfrentarán en la final de la Copa Libertadores 2020 después de eliminar a River Plate y Boca Juniors en semifinales, respectivamente. El Verdao buscará su segundo título, tras alzarlo por primera vez en 1999, mientras el Peixe quiere la cuarta copa.

Una final atípica marcada por el parón y el retraso obligado por una pandemia que hizo imposible que se jugará de forma regular. También será la tercera final en la historia entre equipos brasileños desde que fue creada en el año 1960.

Los encuentros. Las dos finales brasileñas que hubo como antecedente a esta edición fueron en los torneos 2005 y de 2006.

En la Copa Libertadores de 2005 Sao Paulo se proclamó campeón tras golear en el duelo de vuelta a Atlético Paranaense (4-0 tras el 1-1 de la ida).

El Sao Paulo vapuleó por 4-0 al Atlético Paranaense en aquella ocasión para coronarse por tercera vez campeón de la Copa Libertadores de América, que en 46 años de historia tuvo en el estadio Morumbí la primera final entre equipos de un mismo país.

Aquella noche, Amoroso, el curtido ariete de 31 años fichado de urgencia para afrontar los últimos cuatro partidos del torneo, marcó el primer gol con un cabezazo a los 16 minutos. También con la cabeza, a los 52, el defensa central Fabao puso cifras redondas al partido que siguieron desde las tribunas 75.000 espectadores, 2.000 de ellos seguidores del Atlético Paranaense.

Luizao, el máximo cañonero brasileño en la Copa Libertadores, con 28 goles en cinco ediciones, declaró la goleada a los 70 minutos tras un pase de Amoroso, la figura del partido. Diego Tardelli puso la guinda en una vistosa jugada individual a un minuto del final en la primera final entre brasileños.

En la edición del 2006 el Sao Paulo volvió a llegar a la final y defendía su título ante Internacional.

Se vivió entonces la segunda final brasileña consecutiva, en la ida se empató 2-2 y en la vuelta el Internacional ganó por los goles de Fernandao (m.29) y Tinga (m.65).

Así fueron las dos finales que preceden a la de este sábado. La historia muestra finales con muchas redes rotas y el Maracaná espera la bendición del gol brasileño 15 años después.

Fútbol Internacional

Desde 2006 no se enfrentán dos brasileños en la final / foto cortesía
Desde 2006 no se enfrentán dos brasileños en la final / foto cortesía
Fútbol Internacional

Dos antecedentes de fratricidio brasilero en la Copa Libertadores

Martes 26| 11:46 am

Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

Palmeiras y Santos se enfrentarán en la final de la Copa Libertadores 2020 después de eliminar a River Plate y Boca Juniors en semifinales, respectivamente. El Verdao buscará su segundo título, tras alzarlo por primera vez en 1999, mientras el Peixe quiere la cuarta copa.

Una final atípica marcada por el parón y el retraso obligado por una pandemia que hizo imposible que se jugará de forma regular. También será la tercera final en la historia entre equipos brasileños desde que fue creada en el año 1960.

Los encuentros. Las dos finales brasileñas que hubo como antecedente a esta edición fueron en los torneos 2005 y de 2006.

En la Copa Libertadores de 2005 Sao Paulo se proclamó campeón tras golear en el duelo de vuelta a Atlético Paranaense (4-0 tras el 1-1 de la ida).

El Sao Paulo vapuleó por 4-0 al Atlético Paranaense en aquella ocasión para coronarse por tercera vez campeón de la Copa Libertadores de América, que en 46 años de historia tuvo en el estadio Morumbí la primera final entre equipos de un mismo país.

Aquella noche, Amoroso, el curtido ariete de 31 años fichado de urgencia para afrontar los últimos cuatro partidos del torneo, marcó el primer gol con un cabezazo a los 16 minutos. También con la cabeza, a los 52, el defensa central Fabao puso cifras redondas al partido que siguieron desde las tribunas 75.000 espectadores, 2.000 de ellos seguidores del Atlético Paranaense.

Luizao, el máximo cañonero brasileño en la Copa Libertadores, con 28 goles en cinco ediciones, declaró la goleada a los 70 minutos tras un pase de Amoroso, la figura del partido. Diego Tardelli puso la guinda en una vistosa jugada individual a un minuto del final en la primera final entre brasileños.

En la edición del 2006 el Sao Paulo volvió a llegar a la final y defendía su título ante Internacional.

Se vivió entonces la segunda final brasileña consecutiva, en la ida se empató 2-2 y en la vuelta el Internacional ganó por los goles de Fernandao (m.29) y Tinga (m.65).

Así fueron las dos finales que preceden a la de este sábado. La historia muestra finales con muchas redes rotas y el Maracaná espera la bendición del gol brasileño 15 años después.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR