Portada del dirario Meridiano
Martes 26 de Enero de 2021

Baloncesto Venezolano

El mirandino vivió momentos difíciles en Argentina debido a la pandemia / Foto cortesía
El mirandino vivió momentos difíciles en Argentina debido a la pandemia / Foto cortesía
Baloncesto Venezolano

Abrouse Acosta, una Pantera Supersónica

Domingo 20| 10:44 am


Durante la temporada muerta en el baloncesto venezolano y con la incertidumbre de qué pasaría y –sobre todo– cuándo pasaría, el base armador Abrouse Acosta tomó un avión con destino a Mendoza, Argentina; con la intención de probar suerte en los tabloncillos de la mencionada región, con un equipo del baloncesto local.

Nadie podía imaginarse lo que vendría después a nivel global. La pandemia provocada por el
COVID-19 le cambió los planes a la humanidad, y por supuesto, Acosta no fue la excepción.

En un país desconocido, lejos de casa y la familia, sin posibilidades de jugar –pues lógicamente el
torneo argentino no se llevó a cabo en los tiempos estimados–, solo con un par de amigos y
colegas. Abrouse se vio en la necesidad de adaptarse a la situación.

“Durante mi tiempo en Argentina, solo podía entrenar; no se jugó por la pandemia. Comencé a
hacer pesas por mi cuenta y seguía las indicaciones de un preparador físico con el que llevo tiempo
trabajando”.

Acosta ya contaba con experiencia internacional, en el baloncesto de Colombia y Perú. En
instancias menores también pasó por las canchas de Bolivia y Uruguay.

Hoy en día ya queda lejos en el tiempo (y la experiencia) aquel muchacho de Petare que con 21
años irrumpió en la Liga Profesional de Baloncesto con Panteras de Miranda, y que con garras se
hizo un lugar que lo llevó a ser el Novato del Año de 2014.

Al preguntársele cómo ve este jugador experimentado que es hoy a aquel chamo lleno de sueños,
Acosta respondió: “Hay muchas cosas que me hubiera gustado cambiar desde aquel entonces,
para que todo fuera mejor; pero le doy gracias a Dios por aquel año lleno de emociones”.

Acosta ha tenido como compañero durante los últimos tres años a Carlos ‘Margarito’ Cedeño, un
base de vasta experiencia en el baloncesto venezolano y que al igual que él en algún momento de
su carrera también fue Novato del Año. Abrouse solo tiene palabras de elogio sobre Cedeño, a
quien ve como un mentor y un gran compañero: “Margarito me ha ayudado mucho a conocer el
juego; siempre está dando consejos. Es un gran profesional”.

La Superliga y Supersónicos

Comenzaba a correr el octavo mes del año, el sexto de cuarentena, cuando se anunció que
Abrouse Acosta estaría formando parte de la plantilla de Supersónicos de Miranda. Sin embargo,
por las razones ya mencionadas no pudo estar al comienzo (ni en buena parte) del torneo. De
hecho su participación fue debut y despedida, dado que el día de su estreno los mirandinos
cayeron eliminados a manos de Centauros.

No obstante, el armador elogió la organización del torneo, el esfuerzo realizado, y además afirmó
que en Argentina se hablaba de la recién nacida liga venezolana.

“Estaba un poco ansioso por no poder estar desde el inicio, el equipo ya estaba muy bien
conformado. Me gustó el grupo, a la mayoría ya los conocía, así que no fue difícil integrarme”,
destacó sobre su debut e integración a la plantilla sideral.

En años anteriores ya le había tocado enfrentarse a su hermano Amos, de hecho midieron fuerzas
en el Final Four de la Copa LPB 2019 (Panteras enfrentó a Guaros). En esta oportunidad se
encontraron como compañeros.

“Con mis hermanos, siempre hemos tenido una rivalidad sana desde muy pequeños; enfrentarnos
como profesionales fue algo lleno de emociones difíciles de explicar… ahora jugar juntos es como
un sueño hecho realidad”.

El petareño aseveró, además, que la plantilla supersónica será un rival mucho más fuerte si logran
(a futuro) tener más tiempo de preparación y acoplamiento.

Argentina y el COVID-19

Para este tema, mucho más complejo y sensible, dejaremos que sean sus propias palabras las que
nos coloquen en contexto de cómo fue su experiencia.

“La verdad, todo esto fue muy extraño para mí, en todos los sentidos. Primero pasé ocho meses
con dos compañeros venezolanos, compartíamos apartamento; luego ellos lograron viajar y me
tocó quedarme casi mes y medio solo, no fue nada fácil. Pero con el apoyo de mi familia y
confiando siempre en Dios, lo pude afrontar”, concluyó el habitual puesto uno –y dorsal ‘4’– de
Panteras de Miranda.

Baloncesto Venezolano

El mirandino vivió momentos difíciles en Argentina debido a la pandemia / Foto cortesía
El mirandino vivió momentos difíciles en Argentina debido a la pandemia / Foto cortesía
Baloncesto Venezolano

Abrouse Acosta, una Pantera Supersónica

Domingo 20| 10:44 am

Durante la temporada muerta en el baloncesto venezolano y con la incertidumbre de qué pasaría y –sobre todo– cuándo pasaría, el base armador Abrouse Acosta tomó un avión con destino a Mendoza, Argentina; con la intención de probar suerte en los tabloncillos de la mencionada región, con un equipo del baloncesto local.

Nadie podía imaginarse lo que vendría después a nivel global. La pandemia provocada por el
COVID-19 le cambió los planes a la humanidad, y por supuesto, Acosta no fue la excepción.

En un país desconocido, lejos de casa y la familia, sin posibilidades de jugar –pues lógicamente el
torneo argentino no se llevó a cabo en los tiempos estimados–, solo con un par de amigos y
colegas. Abrouse se vio en la necesidad de adaptarse a la situación.

“Durante mi tiempo en Argentina, solo podía entrenar; no se jugó por la pandemia. Comencé a
hacer pesas por mi cuenta y seguía las indicaciones de un preparador físico con el que llevo tiempo
trabajando”.

Acosta ya contaba con experiencia internacional, en el baloncesto de Colombia y Perú. En
instancias menores también pasó por las canchas de Bolivia y Uruguay.

Hoy en día ya queda lejos en el tiempo (y la experiencia) aquel muchacho de Petare que con 21
años irrumpió en la Liga Profesional de Baloncesto con Panteras de Miranda, y que con garras se
hizo un lugar que lo llevó a ser el Novato del Año de 2014.

Al preguntársele cómo ve este jugador experimentado que es hoy a aquel chamo lleno de sueños,
Acosta respondió: “Hay muchas cosas que me hubiera gustado cambiar desde aquel entonces,
para que todo fuera mejor; pero le doy gracias a Dios por aquel año lleno de emociones”.

Acosta ha tenido como compañero durante los últimos tres años a Carlos ‘Margarito’ Cedeño, un
base de vasta experiencia en el baloncesto venezolano y que al igual que él en algún momento de
su carrera también fue Novato del Año. Abrouse solo tiene palabras de elogio sobre Cedeño, a
quien ve como un mentor y un gran compañero: “Margarito me ha ayudado mucho a conocer el
juego; siempre está dando consejos. Es un gran profesional”.

La Superliga y Supersónicos

Comenzaba a correr el octavo mes del año, el sexto de cuarentena, cuando se anunció que
Abrouse Acosta estaría formando parte de la plantilla de Supersónicos de Miranda. Sin embargo,
por las razones ya mencionadas no pudo estar al comienzo (ni en buena parte) del torneo. De
hecho su participación fue debut y despedida, dado que el día de su estreno los mirandinos
cayeron eliminados a manos de Centauros.

No obstante, el armador elogió la organización del torneo, el esfuerzo realizado, y además afirmó
que en Argentina se hablaba de la recién nacida liga venezolana.

“Estaba un poco ansioso por no poder estar desde el inicio, el equipo ya estaba muy bien
conformado. Me gustó el grupo, a la mayoría ya los conocía, así que no fue difícil integrarme”,
destacó sobre su debut e integración a la plantilla sideral.

En años anteriores ya le había tocado enfrentarse a su hermano Amos, de hecho midieron fuerzas
en el Final Four de la Copa LPB 2019 (Panteras enfrentó a Guaros). En esta oportunidad se
encontraron como compañeros.

“Con mis hermanos, siempre hemos tenido una rivalidad sana desde muy pequeños; enfrentarnos
como profesionales fue algo lleno de emociones difíciles de explicar… ahora jugar juntos es como
un sueño hecho realidad”.

El petareño aseveró, además, que la plantilla supersónica será un rival mucho más fuerte si logran
(a futuro) tener más tiempo de preparación y acoplamiento.

Argentina y el COVID-19

Para este tema, mucho más complejo y sensible, dejaremos que sean sus propias palabras las que
nos coloquen en contexto de cómo fue su experiencia.

“La verdad, todo esto fue muy extraño para mí, en todos los sentidos. Primero pasé ocho meses
con dos compañeros venezolanos, compartíamos apartamento; luego ellos lograron viajar y me
tocó quedarme casi mes y medio solo, no fue nada fácil. Pero con el apoyo de mi familia y
confiando siempre en Dios, lo pude afrontar”, concluyó el habitual puesto uno –y dorsal ‘4’– de
Panteras de Miranda.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR



AGENDA MERIDIANO