Portada del dirario Meridiano
Lunes 01 de Marzo de 2021

Beisbol Venezolano

La Serie se encuentra 3-0 a favor de Caribes / foto cortesía
La Serie se encuentra 3-0 a favor de Caribes / foto cortesía
beisbol venezolano

Caribes afilado, Cardenales vuela sin rumbo

Martes 26| 11:56 am


Gonzalo Urgelles Rodil
[email protected]

Tres juegos se han disputado, hasta el momento, en la final de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, y todos han sido las victorias de Caribes de Anzoátegui sobre unos alicaídos Cardenales de Lara, que hoy tienen la obligación de dar señales de vida o morir en el intento.

La tribu no ha parado de batear y producir en ningún momento. En esta instancia, el infielder Luis Sardiñas ha sido el bateador más encendido de la toletería oriental, con noche perfecta en el primer cotejo (4-4), incluyendo un doble y una anotada. Además, Sardiñas remolcó la única rayita del juego dos.

Los bates crepusculares, por su parte, llegaron a la final con la pólvora mojada; al menos en los primeros dos choques, combinándose para solo diez imparables. El domingo, los pájaros rojos amagaron con levantar vuelo –once hits y seis carreras– sin embargo, la reacción no fue suficiente para sus aspiraciones.

Con un 3-0 adverso, los larenses están acorralados, pues tienen hasta a la historia en su contra, dado que desde el nacimiento de la LVBP ningún equipo ha sido capaz de levantar una desventaja de tres a cero.

Caribes busca firmar el libro de los récords, uniéndose a Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira y Águilas del Zulia como los únicos equipos en barrer (4-0) una final. Los últimos fueron los rapaces, en la 92-93, cuando se impusieron a los Navegantes del Magallanes. Asimismo, sería la segunda vez que Lara sale barrido; pues la primera vez fue en la 80-81, cortesía de los melenudos.

El pitcheo abridor de los larenses ha estado a la altura de las circunstancias, con sólidas aperturas de Logan Darnell y Raúl Rivero; irónicamente, cuando más castigo sufrió el pitcheo abridor fue en el juego tres, donde la ofensiva por fin despertó. Centeno, para el tercer enfrentamiento, permitió cuatro carreras en 4.2 entradas, aunque solo una de ellas fue limpia.

El norteamericano Darnell trabajó durante cinco episodios en el primero de la serie, cargando con dos carreras a cuestas y siendo el derrotado. Mientras que Rivero lanzó seis entradas en blanco y toleró tres imparables.

El pitcheo anzoatiguense se mantuvo inmaculado a los largo de veinticinco entradas continuas. La primera anotación de los alados llegó en el sexto inning del tercer juego. Lanzadores supieron mantener a raya a una de las ofensivas más temidas de la liga. Sin embargo, Andrés Machado fue el único de los abridores que lanzó al menos cinco episodios.

Rafael ‘Balita’ Ortega –con las cuatro impulsadas del domingo– es el líder de este departamento. Mientras que el bate de Ali Castillo ha ido de menos a más y con siete inatrapables es el más peligroso de los hombres de Mike Álvarez.

Ahora le toca el turno a Wilfredo Ledezma. El veterano zurdo no tuvo un buen rendimiento en la semifinal, pero eso es cosa del pasado; ahora tiene la oportunidad de redimirse y su récord en finales habla bien de él. Los garrotes crepusculares tendrán que fajarse si quieren mantenerse en la contienda.

Beisbol Venezolano

La Serie se encuentra 3-0 a favor de Caribes / foto cortesía
La Serie se encuentra 3-0 a favor de Caribes / foto cortesía
beisbol venezolano

Caribes afilado, Cardenales vuela sin rumbo

Martes 26| 11:56 am

Gonzalo Urgelles Rodil
[email protected]

Tres juegos se han disputado, hasta el momento, en la final de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, y todos han sido las victorias de Caribes de Anzoátegui sobre unos alicaídos Cardenales de Lara, que hoy tienen la obligación de dar señales de vida o morir en el intento.

La tribu no ha parado de batear y producir en ningún momento. En esta instancia, el infielder Luis Sardiñas ha sido el bateador más encendido de la toletería oriental, con noche perfecta en el primer cotejo (4-4), incluyendo un doble y una anotada. Además, Sardiñas remolcó la única rayita del juego dos.

Los bates crepusculares, por su parte, llegaron a la final con la pólvora mojada; al menos en los primeros dos choques, combinándose para solo diez imparables. El domingo, los pájaros rojos amagaron con levantar vuelo –once hits y seis carreras– sin embargo, la reacción no fue suficiente para sus aspiraciones.

Con un 3-0 adverso, los larenses están acorralados, pues tienen hasta a la historia en su contra, dado que desde el nacimiento de la LVBP ningún equipo ha sido capaz de levantar una desventaja de tres a cero.

Caribes busca firmar el libro de los récords, uniéndose a Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira y Águilas del Zulia como los únicos equipos en barrer (4-0) una final. Los últimos fueron los rapaces, en la 92-93, cuando se impusieron a los Navegantes del Magallanes. Asimismo, sería la segunda vez que Lara sale barrido; pues la primera vez fue en la 80-81, cortesía de los melenudos.

El pitcheo abridor de los larenses ha estado a la altura de las circunstancias, con sólidas aperturas de Logan Darnell y Raúl Rivero; irónicamente, cuando más castigo sufrió el pitcheo abridor fue en el juego tres, donde la ofensiva por fin despertó. Centeno, para el tercer enfrentamiento, permitió cuatro carreras en 4.2 entradas, aunque solo una de ellas fue limpia.

El norteamericano Darnell trabajó durante cinco episodios en el primero de la serie, cargando con dos carreras a cuestas y siendo el derrotado. Mientras que Rivero lanzó seis entradas en blanco y toleró tres imparables.

El pitcheo anzoatiguense se mantuvo inmaculado a los largo de veinticinco entradas continuas. La primera anotación de los alados llegó en el sexto inning del tercer juego. Lanzadores supieron mantener a raya a una de las ofensivas más temidas de la liga. Sin embargo, Andrés Machado fue el único de los abridores que lanzó al menos cinco episodios.

Rafael ‘Balita’ Ortega –con las cuatro impulsadas del domingo– es el líder de este departamento. Mientras que el bate de Ali Castillo ha ido de menos a más y con siete inatrapables es el más peligroso de los hombres de Mike Álvarez.

Ahora le toca el turno a Wilfredo Ledezma. El veterano zurdo no tuvo un buen rendimiento en la semifinal, pero eso es cosa del pasado; ahora tiene la oportunidad de redimirse y su récord en finales habla bien de él. Los garrotes crepusculares tendrán que fajarse si quieren mantenerse en la contienda.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR