Portada del dirario Meridiano
Viernes 30 de Julio de 2021

Beisbol Grandes Ligas

Aunque dejase de lanzar en este momento, él es el principal candidato al premio Cy Young | Getty Im
Aunque dejase de lanzar en este momento, él es el principal candidato al premio Cy Young | Getty Im
beisbol grandes ligas

Jacob deGroom y el increíble dato que opaca a dos inmortales de la pelota

Miércoles 21| 8:26 pm


Harold Capote Fernández | @batesbeisbol

Aunque las comparaciones suelen ser odiosas, en otras nos permite tener una mejor idea, un mejor contexto que a su vez nos da la capacidad de apreciar y hasta valorar lo que se está haciendo en un momento en específico.

Para explicar lo especial que es lo hecho hasta ahora por el as de los Mets, vamos a comparar específicamente su ERA+ con nombres como Bob Gibson, Pedro Martínez.

Pero vamos por parte, ¿de qué trata el ERA+?

Se trata de un apartado que toma el “promedio de carreras limpias permitidas de un jugador y lo normaliza en toda la liga. Tiene en cuenta factores externos como los estadios y los rivales. Luego se ajusta, por lo que una puntuación de 100 es la media de la liga, y 150 es un 50% mejor que la media de la liga”. Esto de acuerdo a la definición encontrada en el portal mlb.com.

Por otra parte en Wikipedia encontramos esta: El promedio de ERA+ se fija en 100; una puntuación superior a 100 indica que el lanzador tuvo un rendimiento superior a la media, mientras que inferior a 100 indica un rendimiento inferior a la media. Por ejemplo, imagina que la efectividad media de la liga es de 4.00: si el lanzador A tiene una efectividad de 4.00 pero está lanzando en un estadio que favorece a los bateadores, su ERA+ será superior a 100. Del mismo modo, si el lanzador B tiene una efectividad de 4.00 pero lanza en un estadio que favorece a los lanzadores, su ERA+ será inferior a 100.

Dicho esto podemos pasar de lleno a la comparativa.

Pedro Martínez posee el récord moderno del más elevado ERA+ en una sola temporada; el dominicano registró efectividad de 1.74 en la temporada del 2000 mientras lanzaba en la Liga Americana, que tenía un promedio de 4.92, lo que le dio un ERA+ de 291.

Por su parte Bob Gibson tiene la efectividad más baja de los tiempos modernos, 1.12 en la Liga Nacional en 1968; ese año la efectividad promedio fue de 2.99, el llamado Año del Lanzador y por eso el ERA+ de Gibson es de 258, el sexto más alto desde 1900.

Ahora bien. ¿tienen alguna idea de cuánto es el ERA+ de Jacob deGroom? !Señores agárrense: 363 como resultado de su ERA de 1.08 hasta la acostumbrada pausa del Juego de las Estrellas.

Pero llevemos esto un poco más allá.

En su mejor año, Cy Young tuvo un ERA+ de 219, mientras su vitalicio se ubica en 138.

El de Christy Mathewson en su mejor año, 1905, logró 233; de por vida 136.

Bob Feller por su parte en 1940 acumuló 163; durante su carrera del Salón de la Fama, 122.

Sandy Koufax durante su inesperada temporada final, 1966, dejó 190 dejando su vitalicio en 131.

Jim Palmer tuvo 169 en el torneo de 1975. A lo largo de su trayectoria sumó 125.

Nolan Ryan, por mucho el ponchador más prolífico jamás visto, dejó en su máximo año 195. El de su carrera quedó en 112.

Roger Clemens, con todo y la polémica alrededor de su carrera fue un grande y en 2005 tuvo el más elevado ERA+  de su recorrido con 226. Su vitalicio es de 143.

Randy Johnson, el zurdo más ponchador y segundo tras Ryan, en 1998 dejó 322. Al concluir su peregrinaje en la MLB lo ubicó en 135.

Mariano Rivera, el dueño del más elevado ERA+ vitalicio con 205, en su mejor temporada acumuló 316 en 2008.

¿Ahora se entiende y se aprecia mejor lo que está erigiendo el as de los Mets, Jacob deGroom?

Beisbol Grandes Ligas

Aunque dejase de lanzar en este momento, él es el principal candidato al premio Cy Young | Getty Im
Aunque dejase de lanzar en este momento, él es el principal candidato al premio Cy Young | Getty Im
beisbol grandes ligas

Jacob deGroom y el increíble dato que opaca a dos inmortales de la pelota

Miércoles 21| 8:26 pm

Harold Capote Fernández | @batesbeisbol

Aunque las comparaciones suelen ser odiosas, en otras nos permite tener una mejor idea, un mejor contexto que a su vez nos da la capacidad de apreciar y hasta valorar lo que se está haciendo en un momento en específico.

Para explicar lo especial que es lo hecho hasta ahora por el as de los Mets, vamos a comparar específicamente su ERA+ con nombres como Bob Gibson, Pedro Martínez.

Pero vamos por parte, ¿de qué trata el ERA+?

Se trata de un apartado que toma el “promedio de carreras limpias permitidas de un jugador y lo normaliza en toda la liga. Tiene en cuenta factores externos como los estadios y los rivales. Luego se ajusta, por lo que una puntuación de 100 es la media de la liga, y 150 es un 50% mejor que la media de la liga”. Esto de acuerdo a la definición encontrada en el portal mlb.com.

Por otra parte en Wikipedia encontramos esta: El promedio de ERA+ se fija en 100; una puntuación superior a 100 indica que el lanzador tuvo un rendimiento superior a la media, mientras que inferior a 100 indica un rendimiento inferior a la media. Por ejemplo, imagina que la efectividad media de la liga es de 4.00: si el lanzador A tiene una efectividad de 4.00 pero está lanzando en un estadio que favorece a los bateadores, su ERA+ será superior a 100. Del mismo modo, si el lanzador B tiene una efectividad de 4.00 pero lanza en un estadio que favorece a los lanzadores, su ERA+ será inferior a 100.

Dicho esto podemos pasar de lleno a la comparativa.

Pedro Martínez posee el récord moderno del más elevado ERA+ en una sola temporada; el dominicano registró efectividad de 1.74 en la temporada del 2000 mientras lanzaba en la Liga Americana, que tenía un promedio de 4.92, lo que le dio un ERA+ de 291.

Por su parte Bob Gibson tiene la efectividad más baja de los tiempos modernos, 1.12 en la Liga Nacional en 1968; ese año la efectividad promedio fue de 2.99, el llamado Año del Lanzador y por eso el ERA+ de Gibson es de 258, el sexto más alto desde 1900.

Ahora bien. ¿tienen alguna idea de cuánto es el ERA+ de Jacob deGroom? !Señores agárrense: 363 como resultado de su ERA de 1.08 hasta la acostumbrada pausa del Juego de las Estrellas.

Pero llevemos esto un poco más allá.

En su mejor año, Cy Young tuvo un ERA+ de 219, mientras su vitalicio se ubica en 138.

El de Christy Mathewson en su mejor año, 1905, logró 233; de por vida 136.

Bob Feller por su parte en 1940 acumuló 163; durante su carrera del Salón de la Fama, 122.

Sandy Koufax durante su inesperada temporada final, 1966, dejó 190 dejando su vitalicio en 131.

Jim Palmer tuvo 169 en el torneo de 1975. A lo largo de su trayectoria sumó 125.

Nolan Ryan, por mucho el ponchador más prolífico jamás visto, dejó en su máximo año 195. El de su carrera quedó en 112.

Roger Clemens, con todo y la polémica alrededor de su carrera fue un grande y en 2005 tuvo el más elevado ERA+  de su recorrido con 226. Su vitalicio es de 143.

Randy Johnson, el zurdo más ponchador y segundo tras Ryan, en 1998 dejó 322. Al concluir su peregrinaje en la MLB lo ubicó en 135.

Mariano Rivera, el dueño del más elevado ERA+ vitalicio con 205, en su mejor temporada acumuló 316 en 2008.

¿Ahora se entiende y se aprecia mejor lo que está erigiendo el as de los Mets, Jacob deGroom?

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR