Portada del dirario Meridiano
Domingo 27 de Noviembre de 2022

Beisbol Grandes Ligas

Las palabras de Chipper son de gran aliento para el sabanero | Agencias
Las palabras de Chipper son de gran aliento para el sabanero | Agencias
beisbol grandes ligas

Este es parte del mensaje de Chipper Jones para Ronald Acuña: Es sólo un bache

12/07/2021 11:45 pm




Chipper Jones no estaba viendo el juego de los Bravos el sábado, jornada en la que Ronald Acuña Jr. se estrelló contra la tierra sufriendo rutura de los ligamentos de su rodilla derecha.

Ante esta situación no pasó mucho tiempo antes de que Jones enviara un mensaje al Gerente General de los Bravos, Alex Anthopoulos, con una oferta para asesorar al sabanero sobre lo que viene después.

El otrora tercera base está especialmente cualificado para ayudar y animar en una situación como esta. Él vivió lo mismo y salió del otro lado como un miembro del Salón de la Fama.

De hecho, Jones era un año más joven que Acuña, de 23 años, cuando se rompió el ligamento cruzado anterior al tratar de evitar ser retirado en la inicial durante un juego de entrenamiento de primavera en Fort Lauderdale, Florida, en 1994.

En ese entonces no poseía el estatus que actualmente tiene Acuña, a pesar de ser primera selección en el draft de 1990. Al momento de su lesión Chipper tenía sólo cuatro apariciones en el plato en Grandes Ligas.

Cuando Jones llegue a Acuña, esto es lo que quiere decirle:

"Lo primero que le diré", dijo el domingo por la noche, "es que le señalaré ese cuádriceps y le diré: 'Presta atención a ese músculo de ahí'."

Y, después de la guía práctica de rehabilitación, querrá añadir: " 'Vas a estar bien. Sí, es una mie*&$/# que te vayas a perder la mitad de un año en el transcurso de tu carrera. Sé que quieres estar ahí para tus compañeros de equipo y que tus compañeros te quieren ahí. Oye, esta es la realidad. Esto es un bache. No va a descarrilar tu carrera de ninguna manera. Es un bache". "

¿Qué mejor ejemplo podría tomar Acuña mientras pasa de la conmoción de la rotura de ligamentos a la ardua e invisible tarea de rehabilitación de la cirugía? Y tan conveniente, también, con Jones, una figura perpetua de los Bravos, ya a mano como consultor de bateo.

Lo que le espera a Acuña no va a ser fácil. "Doce horas después de reemplazar su ligamento, van a doblar su rodilla a un ángulo de 90 grados. Va a ser una de las cosas más dolorosas que haga en su vida. Pero tienen que recuperar esa amplitud de movimiento", dijo Jones.

No es para los débiles de corazón. "Siempre que se tiene una gran lesión de rodilla -no voy a llamarla catastrófica, pero es como la cirugía Tommy John de la rodilla- es importante mantener la confianza", aconsejó Jones.

"Ahora, va a tener que trabajar para que su cuerpo vuelva a estar donde todos sabemos que puede estar".

Pero la conclusión, dijo Jones, es que por todo el dolor a corto plazo que esta lesión ha causado a Acuña y a los Bravos, no tiene que ser un obstáculo continuo. De hecho, incluso podría servirle en el futuro.

A Acuña no le faltarán consejos y estímulos de motivación. Como dijo Jones: "Si depende de mí, si depende de cualquiera del personal de entrenamiento, de su familia, estoy seguro de que todos vamos a estar presionándolo porque es uno de los jugadores más importantes de nuestra generación que ha pasado por esta organización y queremos verlo seguir desarrollándose y ser el jugador que todos sabemos que puede ser". Y, por su parte, es probable que Jones insista en la importancia de fortalecer esas piernas, inmediatamente.

El mensaje de Jones tiene un componente de optimismo. Llega con la convicción de que si Acuña se entrega al máximo a su rehabilitación -y Jones no tiene razones para sospechar que no lo hará- no se puede negar toda la gran promesa de las últimas tres temporadas.

"Te digo que nunca le desearía una lesión como ésta a nadie, pero podría volver como una versión más grande y mejor de sí mismo", dijo Jones.

Continúa: "Golpea las pelotas tan lejos como nunca he visto a nadie golpearlas. Si consigue una mitad inferior grande y fuerte, podría golpear pelotas a 500 pies el próximo año".

"Podría haber algo beneficioso de esta lesión, al menos así es como yo decido verlo".

Precisamente el tipo de ayuda y consuelo que tanto necesita ahora.

 

Fuente: Atlanta Journal-Constitution

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Beisbol Grandes Ligas

Las palabras de Chipper son de gran aliento para el sabanero | Agencias
Las palabras de Chipper son de gran aliento para el sabanero | Agencias
beisbol grandes ligas

Este es parte del mensaje de Chipper Jones para Ronald Acuña: Es sólo un bache

12/07/2021 11:45 pm



Chipper Jones no estaba viendo el juego de los Bravos el sábado, jornada en la que Ronald Acuña Jr. se estrelló contra la tierra sufriendo rutura de los ligamentos de su rodilla derecha.

Ante esta situación no pasó mucho tiempo antes de que Jones enviara un mensaje al Gerente General de los Bravos, Alex Anthopoulos, con una oferta para asesorar al sabanero sobre lo que viene después.

El otrora tercera base está especialmente cualificado para ayudar y animar en una situación como esta. Él vivió lo mismo y salió del otro lado como un miembro del Salón de la Fama.

De hecho, Jones era un año más joven que Acuña, de 23 años, cuando se rompió el ligamento cruzado anterior al tratar de evitar ser retirado en la inicial durante un juego de entrenamiento de primavera en Fort Lauderdale, Florida, en 1994.

En ese entonces no poseía el estatus que actualmente tiene Acuña, a pesar de ser primera selección en el draft de 1990. Al momento de su lesión Chipper tenía sólo cuatro apariciones en el plato en Grandes Ligas.

Cuando Jones llegue a Acuña, esto es lo que quiere decirle:

"Lo primero que le diré", dijo el domingo por la noche, "es que le señalaré ese cuádriceps y le diré: 'Presta atención a ese músculo de ahí'."

Y, después de la guía práctica de rehabilitación, querrá añadir: " 'Vas a estar bien. Sí, es una mie*&$/# que te vayas a perder la mitad de un año en el transcurso de tu carrera. Sé que quieres estar ahí para tus compañeros de equipo y que tus compañeros te quieren ahí. Oye, esta es la realidad. Esto es un bache. No va a descarrilar tu carrera de ninguna manera. Es un bache". "

¿Qué mejor ejemplo podría tomar Acuña mientras pasa de la conmoción de la rotura de ligamentos a la ardua e invisible tarea de rehabilitación de la cirugía? Y tan conveniente, también, con Jones, una figura perpetua de los Bravos, ya a mano como consultor de bateo.

Lo que le espera a Acuña no va a ser fácil. "Doce horas después de reemplazar su ligamento, van a doblar su rodilla a un ángulo de 90 grados. Va a ser una de las cosas más dolorosas que haga en su vida. Pero tienen que recuperar esa amplitud de movimiento", dijo Jones.

No es para los débiles de corazón. "Siempre que se tiene una gran lesión de rodilla -no voy a llamarla catastrófica, pero es como la cirugía Tommy John de la rodilla- es importante mantener la confianza", aconsejó Jones.

"Ahora, va a tener que trabajar para que su cuerpo vuelva a estar donde todos sabemos que puede estar".

Pero la conclusión, dijo Jones, es que por todo el dolor a corto plazo que esta lesión ha causado a Acuña y a los Bravos, no tiene que ser un obstáculo continuo. De hecho, incluso podría servirle en el futuro.

A Acuña no le faltarán consejos y estímulos de motivación. Como dijo Jones: "Si depende de mí, si depende de cualquiera del personal de entrenamiento, de su familia, estoy seguro de que todos vamos a estar presionándolo porque es uno de los jugadores más importantes de nuestra generación que ha pasado por esta organización y queremos verlo seguir desarrollándose y ser el jugador que todos sabemos que puede ser". Y, por su parte, es probable que Jones insista en la importancia de fortalecer esas piernas, inmediatamente.

El mensaje de Jones tiene un componente de optimismo. Llega con la convicción de que si Acuña se entrega al máximo a su rehabilitación -y Jones no tiene razones para sospechar que no lo hará- no se puede negar toda la gran promesa de las últimas tres temporadas.

"Te digo que nunca le desearía una lesión como ésta a nadie, pero podría volver como una versión más grande y mejor de sí mismo", dijo Jones.

Continúa: "Golpea las pelotas tan lejos como nunca he visto a nadie golpearlas. Si consigue una mitad inferior grande y fuerte, podría golpear pelotas a 500 pies el próximo año".

"Podría haber algo beneficioso de esta lesión, al menos así es como yo decido verlo".

Precisamente el tipo de ayuda y consuelo que tanto necesita ahora.

 

Fuente: Atlanta Journal-Constitution

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR