Portada del dirario Meridiano
Lunes 01 de Marzo de 2021

Beisbol Grandes Ligas

Poncharlo era una proeza| ARCHIVO
Poncharlo era una proeza| ARCHIVO
beisbol grandes ligas

Joe Sewell: el hombre perfecto al bate

Domingo 21| 12:58 pm


MOISÉS HERRERA

CARACAS. A lo largo de la historia en la MLB, jugadores como José Altuve, Pete Rose e Ichiro Suzuki han demostrado ser unas máquinas de hacer contacto al bate. Sin embargo, ninguno es digno de acercarse a la legendaria marca de un pelotero llamado Joe Sewell.

Por increíble que parezca Joe Sewell se ponchaba una vez cada 62.5 apariciones en el plato.

Asombrosamente, logró conseguir 115 juegos consecutivos sin poncharse y se ponchó solo 114 veces en 14 años de carrera y 7.132 turnos al bate.

Aún posee Sewell la marca de menos ponches recibidos en una temporada completa de Grandes Ligas. La impuso en el año 1932, jugando con los Yanquis de Nueva York: solamente fue abanicado en tres ocasiones en 576 apariciones al plato.

Un registro imposible de superar en la actualidad.

En el año 1977 fue inducido al Salón de la Fama de Cooperstown. Ganó dos anillos de Serie Mundial, una con Indios en su temporada de debut en 1920 y con los Mulos un año antes de su retiro.

Beisbol Grandes Ligas

Poncharlo era una proeza| ARCHIVO
Poncharlo era una proeza| ARCHIVO
beisbol grandes ligas

Joe Sewell: el hombre perfecto al bate

Domingo 21| 12:58 pm

MOISÉS HERRERA

CARACAS. A lo largo de la historia en la MLB, jugadores como José Altuve, Pete Rose e Ichiro Suzuki han demostrado ser unas máquinas de hacer contacto al bate. Sin embargo, ninguno es digno de acercarse a la legendaria marca de un pelotero llamado Joe Sewell.

Por increíble que parezca Joe Sewell se ponchaba una vez cada 62.5 apariciones en el plato.

Asombrosamente, logró conseguir 115 juegos consecutivos sin poncharse y se ponchó solo 114 veces en 14 años de carrera y 7.132 turnos al bate.

Aún posee Sewell la marca de menos ponches recibidos en una temporada completa de Grandes Ligas. La impuso en el año 1932, jugando con los Yanquis de Nueva York: solamente fue abanicado en tres ocasiones en 576 apariciones al plato.

Un registro imposible de superar en la actualidad.

En el año 1977 fue inducido al Salón de la Fama de Cooperstown. Ganó dos anillos de Serie Mundial, una con Indios en su temporada de debut en 1920 y con los Mulos un año antes de su retiro.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR