Portada del dirario Meridiano
Martes 27 de Octubre de 2020

Baloncesto Venezolano

Desea que los jóvenes sueñen en grandes | PRENSA COCODRILOS
Desea que los jóvenes sueñen en grandes | PRENSA COCODRILOS
Baloncesto Venezolano

Espinoza: Quiero dejar mi huella como jugador y como persona

Sábado 10| 11:47 pm


"

En la sección “Conoce al Talento Saurio” vía Instagram LIVE, espacio fue conducido por Kelvin “Keito” Caraballo, mientras que el prospecto de Cocodrilos de Caracas que estuvo como invitado fue Aarom Espinoza. Durante poco más de media hora conocimos el camino por el cual Espinoza ha transitado desde sus inicios, así como anécdotas personales y grupales que ambos jugadores intercambiaron.

Actualmente, el combo guard de 24 años se encuentra en Caracas, aún habituándose a la vida en pandemia. Está llevando a cabo una rutina de entrenamientos confeccionada por Rafael Montes de Oca, preparador físico del club. De esta forma ha mantenido un buen estado físico que le permita estar preparado para el momento en el que regrese el baloncesto.

Raíces en casa

La travesía de Aarom David Espinoza a lo largo de su carrera profesional ha sido tan increíble como cambiante. Su trayectoria incluye Liga Nacional, Serie A, Liga Especial de Desarrollo 1, Juegos Mundiales de Playa y Liga Profesional de Baloncesto –con Toros de Aragua, a préstamo-.

A pesar de que comenzó a dedicarse de lleno al baloncesto más tarde que el resto, la semilla de este deporte la tuvo siempre en casa. “Nací en Caracas, pero de pequeño mis padres se mudaron a Cagua. Mi papá fue jugador amateur, se convirtió en entrenador y tiene su escuelita. Aunque él nunca estuvo encima de mí para que fuese jugador, me dio me espacio en ese aspecto”, contó Espinoza.

Se decidió a los 15 años de edad, cuando vivía en Barlovento. Motivado por sus profesores dio el paso. “Fui preseleccionado en el equipo de Miranda, no quedé y volví a Maracay para iniciar de cero. Entonces entendí que sí amaba al baloncesto”.

La constancia lo llevó a recibir oportunidades en Saurios de Caracas, equipo filial de Cocodrilos, pero lamentablemente no la pasó tan bien como él esperaba. “Me he equivocado por ser inmaduro, cometí muchos errores”.

No desistió, aprendió la lección y aprovechó el tren que le pasó por el frente, ese tren que según “Cheo” Dos Santos, asistente técnico capitalino, solo pasa una vez: el Torneo CDC.

Él Iba a participar con el equipo Recicladores de Aragua, que terminó retirándose. “Llamé a la oficina del equipo para comentarles que quería volver a la organización, que seguía trabajando y que quería demostrar cuánto había cambiado”. Jugó el torneo con Saurios, que fue el equipo que la organización de la Cota 905 inscribió. Allí cambió todo.

Un nuevo Aarom Espinoza

Espinoza regresó con muchas enseñanzas en el bolsillo y listo para demostrar que podía aportar mucho a la institución. “Muchas personas me apoyaron. Me decían: ‘Si yo creo en ti, por qué tú no puedes creer en ti mismo’. Gracias a ellos pude abrir los ojos, fue un punto de inflexión en mi joven carrera”.

Los años también han dotado a Espinoza de mayores capacidades en su visión de juego y en su madurez, aspectos fundamentales para trascender. Especialmente ésta última, necesaria para entender los vaivenes de una carrera profesional como jugador.

“Yo era un hombre de poca fe. Recientemente fui al Mundial de Playa en Qatar. También tuve una oportunidad en Ecuador. Dichas experiencias te cambian como jugador y como persona, empiezas a ver el baloncesto de otro modo. Puedo asegurarte que te ayuda”, concluyó el escolta y base.

Con Spartans, en la LED 1 2019 fue el segundo jugador con más triples encestados (34), el quinto con más asistencias (57) y el décimo con más rebotes (104).

Ahora, Aarom Espinoza tendrá una oportunidad de oro para hacerse notar como uno de los líderes de la nueva camada de Cocodrilos de Caracas.

¿Qué le gusta a Aarom Espinoza?

Me gusta cocinar. Últimamente le tomé cariño a leer. Me di cuenta de lo importante que es leer para abrir la mente y a la vez tener un tiempo para ti mismo.

¿Qué deseas a futuro?

Yo quiero dejar mi huella, como todos. Pero la quiero dejar no solo como jugador, sino también como persona. Es un trabajo diario. Quiero demostrarle tanto a la organización como al resto que los basquetbolistas también son personas. Mejorar la imagen del jugador.

¿Qué mensaje deseas darle a los más jóvenes?

Primero que todo, que se cuiden, ellos y también a las personas a su alrededor. Que a veces, dar un paso hacia atrás no es malo. Que sueñen, porque soñar es gratis. Nunca pierdan la fe, y aunque al inicio quizás no tengan el apoyo que desean, en el camino lo tendrán. | PRENSA COCODRILOS

Baloncesto Venezolano

Desea que los jóvenes sueñen en grandes | PRENSA COCODRILOS
Desea que los jóvenes sueñen en grandes | PRENSA COCODRILOS
Baloncesto Venezolano

Espinoza: Quiero dejar mi huella como jugador y como persona

Sábado 10| 11:47 pm

En la sección “Conoce al Talento Saurio” vía Instagram LIVE, espacio fue conducido por Kelvin “Keito” Caraballo, mientras que el prospecto de Cocodrilos de Caracas que estuvo como invitado fue Aarom Espinoza. Durante poco más de media hora conocimos el camino por el cual Espinoza ha transitado desde sus inicios, así como anécdotas personales y grupales que ambos jugadores intercambiaron.

Actualmente, el combo guard de 24 años se encuentra en Caracas, aún habituándose a la vida en pandemia. Está llevando a cabo una rutina de entrenamientos confeccionada por Rafael Montes de Oca, preparador físico del club. De esta forma ha mantenido un buen estado físico que le permita estar preparado para el momento en el que regrese el baloncesto.

Raíces en casa

La travesía de Aarom David Espinoza a lo largo de su carrera profesional ha sido tan increíble como cambiante. Su trayectoria incluye Liga Nacional, Serie A, Liga Especial de Desarrollo 1, Juegos Mundiales de Playa y Liga Profesional de Baloncesto –con Toros de Aragua, a préstamo-.

A pesar de que comenzó a dedicarse de lleno al baloncesto más tarde que el resto, la semilla de este deporte la tuvo siempre en casa. “Nací en Caracas, pero de pequeño mis padres se mudaron a Cagua. Mi papá fue jugador amateur, se convirtió en entrenador y tiene su escuelita. Aunque él nunca estuvo encima de mí para que fuese jugador, me dio me espacio en ese aspecto”, contó Espinoza.

Se decidió a los 15 años de edad, cuando vivía en Barlovento. Motivado por sus profesores dio el paso. “Fui preseleccionado en el equipo de Miranda, no quedé y volví a Maracay para iniciar de cero. Entonces entendí que sí amaba al baloncesto”.

La constancia lo llevó a recibir oportunidades en Saurios de Caracas, equipo filial de Cocodrilos, pero lamentablemente no la pasó tan bien como él esperaba. “Me he equivocado por ser inmaduro, cometí muchos errores”.

No desistió, aprendió la lección y aprovechó el tren que le pasó por el frente, ese tren que según “Cheo” Dos Santos, asistente técnico capitalino, solo pasa una vez: el Torneo CDC.

Él Iba a participar con el equipo Recicladores de Aragua, que terminó retirándose. “Llamé a la oficina del equipo para comentarles que quería volver a la organización, que seguía trabajando y que quería demostrar cuánto había cambiado”. Jugó el torneo con Saurios, que fue el equipo que la organización de la Cota 905 inscribió. Allí cambió todo.

Un nuevo Aarom Espinoza

Espinoza regresó con muchas enseñanzas en el bolsillo y listo para demostrar que podía aportar mucho a la institución. “Muchas personas me apoyaron. Me decían: ‘Si yo creo en ti, por qué tú no puedes creer en ti mismo’. Gracias a ellos pude abrir los ojos, fue un punto de inflexión en mi joven carrera”.

Los años también han dotado a Espinoza de mayores capacidades en su visión de juego y en su madurez, aspectos fundamentales para trascender. Especialmente ésta última, necesaria para entender los vaivenes de una carrera profesional como jugador.

“Yo era un hombre de poca fe. Recientemente fui al Mundial de Playa en Qatar. También tuve una oportunidad en Ecuador. Dichas experiencias te cambian como jugador y como persona, empiezas a ver el baloncesto de otro modo. Puedo asegurarte que te ayuda”, concluyó el escolta y base.

Con Spartans, en la LED 1 2019 fue el segundo jugador con más triples encestados (34), el quinto con más asistencias (57) y el décimo con más rebotes (104).

Ahora, Aarom Espinoza tendrá una oportunidad de oro para hacerse notar como uno de los líderes de la nueva camada de Cocodrilos de Caracas.

¿Qué le gusta a Aarom Espinoza?

Me gusta cocinar. Últimamente le tomé cariño a leer. Me di cuenta de lo importante que es leer para abrir la mente y a la vez tener un tiempo para ti mismo.

¿Qué deseas a futuro?

Yo quiero dejar mi huella, como todos. Pero la quiero dejar no solo como jugador, sino también como persona. Es un trabajo diario. Quiero demostrarle tanto a la organización como al resto que los basquetbolistas también son personas. Mejorar la imagen del jugador.

¿Qué mensaje deseas darle a los más jóvenes?

Primero que todo, que se cuiden, ellos y también a las personas a su alrededor. Que a veces, dar un paso hacia atrás no es malo. Que sueñen, porque soñar es gratis. Nunca pierdan la fe, y aunque al inicio quizás no tengan el apoyo que desean, en el camino lo tendrán. | PRENSA COCODRILOS

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR



AGENDA MERIDIANO