Portada del dirario Meridiano
Miércoles 01 de Diciembre de 2021

Tenis

Federer en su último partido en Wimbledon /AFP
Federer en su último partido en Wimbledon /AFP
Tenis

Roger Federer quiere un último baile

Jueves 18| 10:44 am


Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

Roger Federer reapareció en la Laver Cup, en el centro de convenciones de Boston después de 80 días de ausencia pública el pasado 25 de septiembre. En aquel momento se volvía a mirar al suizo en una pista de tenis, pero no para jugar.

Apareció en muletas, moviéndose pausadamente entre los aficionados de la Laver Cup y no desplazándose por el aire en la pista. Aquella fue una imagen inédita, pues a lo largo de sus 23 temporadas como profesional, el laureado de 20 Grand Slams nunca había tenido heridas tan profundas en su cuerpo.

Puede jactarse, Roger Federer, de que a sus 40 años –cumplidos el 8 de agosto– nunca ha tirado la toalla en un partido de los 1.526 que ha disputado hasta el momento en la Era Abierta.

En aquel momento el suizo dejaba un mensaje tranquilizador para todos los que padecen nerviosismo y miedo ante su retirada. El temor es que, a los 40 años, ya no pueda deslumbrar con su raqueta en el circuito profesional y no pueda despedirse del deporte que ama como merece: “Creo que lo peor quedó atrás", tranquilizó Roger que se recupera de una lesión en el menisco de su rodilla derecha. El suizo quiere un último baile en un Grand Slam.

Cuando Federer se refiere a “lo peor”, señala a ese lapso entre el partido contra el polaco Hubert Hurkacz en la hierba de Wimbledon, su catedral, donde cayó derrotado. En ese momento tuvo que pasar por tercera vez por el quirófano para tratar la rodilla derecha. Entonces, Roger Federer anunció que estaría  “fuera de juego durante muchos meses”.

Sin Wimbledon.

Lo que nadie esperaba es que este proceso de recuperación se dilataría tanto tiempo. Su retorno a las pistas parece postergarse, como mínimo, hasta el tercer trimestre del año que viene, según ha adelantado el helvético a la prensa suiza.

“No podré correr hasta enero ni entrenarme hasta marzo o abril. Me sorprendería mucho que pueda jugar en Wimbledon”, anticipó en una entrevista concedida al diario TDG (Tribune de Genève).

Las declaraciones de Federer entonces, confirman una triste noticia: su ausencia del Open de Australia, Roland Garros y probablemente Wimbledon.

Federer solo ha podido jugar 19 partidos en las dos últimas temporadas –seis en 2020 y 13 este año–, de acuerdo a los registros de la ATP.

Aunque Federer es consciente de su situación y de que cada vez está más cerca de soltar su raqueta, el helvético desea tener su adiós en las pistas sea como sea. La despedida debe ser jugando, no un comunicado o una rueda de prensa. Él no tira la toalla. No se rinde como demuestra su registro de partidos sin retirarse.

Mantener la esperanza.

"No me importa si mi regreso es en el 2022 o 2023 con 40 o 41 años. Lo que no quiero es torturarme todos los días para volver y mi corazón, hoy día, me dice que sí. Sé que el final está cerca, pero me gustaría jugar al menos un par de partidos importantes de nuevo”, reflexiona Federer, cuya última conquista de un Grand Slam fue en Australia en el 2018.

 

“Yo mantengo la esperanza”, dice al medio suizo, “pero no pasa nada si no vuelve a suceder. Mi sueño ahora mismo es poder volver y creo en este tipo de milagros, porque los he visto antes. Me gustaría regresar para comprobar qué puedo conseguir”, añade Roger Federer con una sonrisa.

Pero Federer también sabe que el nivel de la generación actual ha aumentado y los jóvenes comienzan a presionar cada vez con más fuerza. Carlos Alcaraz, Félix Auger-Aliassime, Denis Shapovalov, Jannik Sinner, entre otros están demostrando un enorme nivel, pero Federer no se inmuta ante nada y solo quiere volver para hacer lo que le apasiona: jugar tenis.

"Lo fácil sería decir: 'basta'. Pero creo que merezco algo mejor que la imagen que dejé en el último partido -recibió su primer set a 0 en Wimbledon-. Esta será mi manera de darles las gracias a los aficionados. Ellos se merecen algo mejor que eso", concluye Federer.

Actualmente, el suizo ocupa el 16º lugar en el ranking mundial de la ATP y por primera vez se ve fuera del top 10. Algo que no ocurría desde hace cinco años, pero a Federer eso poco le importa. Quiere volver a las pistas, dar una última alegría, tener el último baile.

 

 

 

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Tenis

Federer en su último partido en Wimbledon /AFP
Federer en su último partido en Wimbledon /AFP
Tenis

Roger Federer quiere un último baile

Jueves 18| 10:44 am

Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

Roger Federer reapareció en la Laver Cup, en el centro de convenciones de Boston después de 80 días de ausencia pública el pasado 25 de septiembre. En aquel momento se volvía a mirar al suizo en una pista de tenis, pero no para jugar.

Apareció en muletas, moviéndose pausadamente entre los aficionados de la Laver Cup y no desplazándose por el aire en la pista. Aquella fue una imagen inédita, pues a lo largo de sus 23 temporadas como profesional, el laureado de 20 Grand Slams nunca había tenido heridas tan profundas en su cuerpo.

Puede jactarse, Roger Federer, de que a sus 40 años –cumplidos el 8 de agosto– nunca ha tirado la toalla en un partido de los 1.526 que ha disputado hasta el momento en la Era Abierta.

En aquel momento el suizo dejaba un mensaje tranquilizador para todos los que padecen nerviosismo y miedo ante su retirada. El temor es que, a los 40 años, ya no pueda deslumbrar con su raqueta en el circuito profesional y no pueda despedirse del deporte que ama como merece: “Creo que lo peor quedó atrás", tranquilizó Roger que se recupera de una lesión en el menisco de su rodilla derecha. El suizo quiere un último baile en un Grand Slam.

Cuando Federer se refiere a “lo peor”, señala a ese lapso entre el partido contra el polaco Hubert Hurkacz en la hierba de Wimbledon, su catedral, donde cayó derrotado. En ese momento tuvo que pasar por tercera vez por el quirófano para tratar la rodilla derecha. Entonces, Roger Federer anunció que estaría  “fuera de juego durante muchos meses”.

Sin Wimbledon.

Lo que nadie esperaba es que este proceso de recuperación se dilataría tanto tiempo. Su retorno a las pistas parece postergarse, como mínimo, hasta el tercer trimestre del año que viene, según ha adelantado el helvético a la prensa suiza.

“No podré correr hasta enero ni entrenarme hasta marzo o abril. Me sorprendería mucho que pueda jugar en Wimbledon”, anticipó en una entrevista concedida al diario TDG (Tribune de Genève).

Las declaraciones de Federer entonces, confirman una triste noticia: su ausencia del Open de Australia, Roland Garros y probablemente Wimbledon.

Federer solo ha podido jugar 19 partidos en las dos últimas temporadas –seis en 2020 y 13 este año–, de acuerdo a los registros de la ATP.

Aunque Federer es consciente de su situación y de que cada vez está más cerca de soltar su raqueta, el helvético desea tener su adiós en las pistas sea como sea. La despedida debe ser jugando, no un comunicado o una rueda de prensa. Él no tira la toalla. No se rinde como demuestra su registro de partidos sin retirarse.

Mantener la esperanza.

"No me importa si mi regreso es en el 2022 o 2023 con 40 o 41 años. Lo que no quiero es torturarme todos los días para volver y mi corazón, hoy día, me dice que sí. Sé que el final está cerca, pero me gustaría jugar al menos un par de partidos importantes de nuevo”, reflexiona Federer, cuya última conquista de un Grand Slam fue en Australia en el 2018.

 

“Yo mantengo la esperanza”, dice al medio suizo, “pero no pasa nada si no vuelve a suceder. Mi sueño ahora mismo es poder volver y creo en este tipo de milagros, porque los he visto antes. Me gustaría regresar para comprobar qué puedo conseguir”, añade Roger Federer con una sonrisa.

Pero Federer también sabe que el nivel de la generación actual ha aumentado y los jóvenes comienzan a presionar cada vez con más fuerza. Carlos Alcaraz, Félix Auger-Aliassime, Denis Shapovalov, Jannik Sinner, entre otros están demostrando un enorme nivel, pero Federer no se inmuta ante nada y solo quiere volver para hacer lo que le apasiona: jugar tenis.

"Lo fácil sería decir: 'basta'. Pero creo que merezco algo mejor que la imagen que dejé en el último partido -recibió su primer set a 0 en Wimbledon-. Esta será mi manera de darles las gracias a los aficionados. Ellos se merecen algo mejor que eso", concluye Federer.

Actualmente, el suizo ocupa el 16º lugar en el ranking mundial de la ATP y por primera vez se ve fuera del top 10. Algo que no ocurría desde hace cinco años, pero a Federer eso poco le importa. Quiere volver a las pistas, dar una última alegría, tener el último baile.

 

 

 

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR



Videos del Momento

Miércoles 1|4:37 pm

Pékerman es Vinotinto

Lunes 29|6:33 pm

Miss Ronda TV es... Silvana Continanza