Portada del dirario Meridiano
Miércoles 08 de Diciembre de 2021

Fútbol Internacional

Solskjaer es el último técnico en ser despedido en la Premier /EFE
Solskjaer es el último técnico en ser despedido en la Premier /EFE
Fútbol Internacional

Solskjaer, la sexta cabeza cortada en la Premier League

Lunes 22| 4:43 pm


Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

La multitud pedía su despido, la prensa su cabeza y los directivos cumplieron el deseo del vulgo. La caída de Ole Gunnar Solskjaer era una de esas crónicas de muerte anunciadas. El Manchester United tras el 4-1 del Watford decidió recurrir al patíbulo y afiló la guillotina. Así sin más, Solskjaer sería el sexto entrenador de la Premier League en ser despedido.

El ritmo e intensidad que le imprime el fútbol inglés en su campo también se refleja en los despachos. No hay parsimonia ni juego de posesión, aquí se juega con verticalidad y los tacos por delante. Esta temporada va de camino a superar el récord de 10 cabezas cortadas de la temporada 2017-2018 (13, si se añaden por morbo las dos dimisiones mayo y un despido en junio). Solo la pandemia ha podido frenar a la Premier League de una de sus costumbres más arraigadas: quemar a los técnicos en la hoguera del desempleo.

Así este año después de una temporada sin poder hacer el rito, las campanas del Big Ben comenzaron a sonar y las agujas del reloj inglés se convirtieron en sables que ya han comenzado a decapitar.

Los despidos de este año.

El primero en rodar fue Xisco Muñoz. El mallorquín fue apuntado director técnico del Watford en vísperas de Navidad y dejó una frase que envejeció como un pan mohoso "Tengo muchas ganas y espero quedarme en el club muchos años", dijo antes de su primer partido... Pero tras lograr el ascenso con el equipo fue echado sin miramientos tras cuatro derrotas, dos victorias y un empate. Siete partidos tuvo en Premier y el 3 de octubre le dijeron adiós.

El despido no fue una sorpresa los propietarios, la familia Pozzo,  del Watford son fieles creyentes de la danza de técnicos como ritual de la Premier. En su mandato llevan 14 entrenadores en 10 años. Después de Xisco ahora Claudio Ranieri es el siguiente en la fila.

El segundo despido a nadie sorprendió. El Newcastle tras ser comprado por capital árabe hizo volar rápido del banquillo a Steve Bruce. Las urracas tienen una temporada horrible (penúltimo con con seis puntos en 12 partidos). Los nuevos propietarios necesitan quedarse en la Premier para salvar una inversión, pues la Championship es un infierno y es más fácil iniciar un gran proyecto en la Premier que en la segunda categoría.  Dinero no les falta y ya contrataron a Eddie Howe, uno de los técnicos británicos con más futuro.

 

T-cnicos

La temporada 2017-18 fue la que tuvo más movimiento en los banquillos de la Premier /Elaboración propia. Datos: Transfermartk


El tercero fue un fichaje por todo lo alto. El Tottenham  tras no soportar a José Mourinho trajo a Nuno Espírito Santo, pero ni el apellido envuelto en la gracia de Dios le ayudo a escapar de la hoguera. Su estadía solo fue de cuatro meses. Le sustituye inmediatamente el bizarro Antonio Conte que con el Chelsea ganó en su primera temporada la Premier League y viene de conseguir el scudetto con el Inter.

El cuarto se dio en un equipo más modesto, el Norwich. El alemán Daniel Farke fue destituido justamente después de haber conseguir su primera victoria de la temporada (1-2 al Bentford). Su sustituto no tardó ni 24 horas en llegar porque justo había sido despido del Aston Villa. Dean Smith tomó las riendas de los canarios siendo el quinto entrenador en rodar. En esta danza de banquillos Steven Gerrard fue nombrado técnico del Aston Villa.

Gerrard dejó el Rangers de la liga escocesa. Steven llegó a un equipo moribundo que venía de tres derrotas en cinco partidos. La leyenda de Liverpool pudo debutar con victoria este fin de semana y cortar la mala racha.

El sábado por la noche, tras el hacer un bochorno contra el Watford de Claudio Ranieri (4-1), la directiva del United decidió cortar la cabeza de Solskjaer, el sexto en ser despedido.

¿Vale la pena despedir así a los técnicos?

La respuesta a esa interrogante se halla en los Países Bajos donde tres economistas de la Universidad de Tillburg llevaron acabo un trabajo que abarca 15 años de la Premier League y han analizado la efectividad de cambiar un técnico a mitad de temporada. Su trabajo se títula Effectiveness of In-Season Manager Changes in English Premier League Football .

En la conclusión de su tesis los economistas escriben: "Cuando comparamos el cambio del rendimiento después del reemplazo del director técnico no hallamos ninguna diferencia en el rendimiento" Además añaden que sí hay casos de éxitos, pero aquellos que logran hacer un cambio están sujetos a "circunstancias impredecibles".

 

T-cnicos-1

El equipo que más entrenadores ha despedido ha sido el Newcastle con 22 y ha contratado 25 técnicos desde que inicio la Premier League (1992) /Elaboración propia. Datos: Transfermartk


Entonces, si hay tan poca probabilidad de mejora en los equipos ¿por qué los propietarios de los clubes optan por despedir y pagar millones en indemnizaciones? El estudio apunta a que los presidentes del club prefieren hacer algo a mantenerse con los brazos cruzados, pues si los dejan tras tantas vapuleadas la culpa de todo comienza a direccionarse hacía ellos.

Entonces, en la Premier los técnicos no son más que "chivos expiatorios", concluyen los economistas. Como en todos los clubes de fútbol.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Fútbol Internacional

Solskjaer es el último técnico en ser despedido en la Premier /EFE
Solskjaer es el último técnico en ser despedido en la Premier /EFE
Fútbol Internacional

Solskjaer, la sexta cabeza cortada en la Premier League

Lunes 22| 4:43 pm

Samuel Aldrey /@SamuelAldrey

La multitud pedía su despido, la prensa su cabeza y los directivos cumplieron el deseo del vulgo. La caída de Ole Gunnar Solskjaer era una de esas crónicas de muerte anunciadas. El Manchester United tras el 4-1 del Watford decidió recurrir al patíbulo y afiló la guillotina. Así sin más, Solskjaer sería el sexto entrenador de la Premier League en ser despedido.

El ritmo e intensidad que le imprime el fútbol inglés en su campo también se refleja en los despachos. No hay parsimonia ni juego de posesión, aquí se juega con verticalidad y los tacos por delante. Esta temporada va de camino a superar el récord de 10 cabezas cortadas de la temporada 2017-2018 (13, si se añaden por morbo las dos dimisiones mayo y un despido en junio). Solo la pandemia ha podido frenar a la Premier League de una de sus costumbres más arraigadas: quemar a los técnicos en la hoguera del desempleo.

Así este año después de una temporada sin poder hacer el rito, las campanas del Big Ben comenzaron a sonar y las agujas del reloj inglés se convirtieron en sables que ya han comenzado a decapitar.

Los despidos de este año.

El primero en rodar fue Xisco Muñoz. El mallorquín fue apuntado director técnico del Watford en vísperas de Navidad y dejó una frase que envejeció como un pan mohoso "Tengo muchas ganas y espero quedarme en el club muchos años", dijo antes de su primer partido... Pero tras lograr el ascenso con el equipo fue echado sin miramientos tras cuatro derrotas, dos victorias y un empate. Siete partidos tuvo en Premier y el 3 de octubre le dijeron adiós.

El despido no fue una sorpresa los propietarios, la familia Pozzo,  del Watford son fieles creyentes de la danza de técnicos como ritual de la Premier. En su mandato llevan 14 entrenadores en 10 años. Después de Xisco ahora Claudio Ranieri es el siguiente en la fila.

El segundo despido a nadie sorprendió. El Newcastle tras ser comprado por capital árabe hizo volar rápido del banquillo a Steve Bruce. Las urracas tienen una temporada horrible (penúltimo con con seis puntos en 12 partidos). Los nuevos propietarios necesitan quedarse en la Premier para salvar una inversión, pues la Championship es un infierno y es más fácil iniciar un gran proyecto en la Premier que en la segunda categoría.  Dinero no les falta y ya contrataron a Eddie Howe, uno de los técnicos británicos con más futuro.

 

T-cnicos

La temporada 2017-18 fue la que tuvo más movimiento en los banquillos de la Premier /Elaboración propia. Datos: Transfermartk


El tercero fue un fichaje por todo lo alto. El Tottenham  tras no soportar a José Mourinho trajo a Nuno Espírito Santo, pero ni el apellido envuelto en la gracia de Dios le ayudo a escapar de la hoguera. Su estadía solo fue de cuatro meses. Le sustituye inmediatamente el bizarro Antonio Conte que con el Chelsea ganó en su primera temporada la Premier League y viene de conseguir el scudetto con el Inter.

El cuarto se dio en un equipo más modesto, el Norwich. El alemán Daniel Farke fue destituido justamente después de haber conseguir su primera victoria de la temporada (1-2 al Bentford). Su sustituto no tardó ni 24 horas en llegar porque justo había sido despido del Aston Villa. Dean Smith tomó las riendas de los canarios siendo el quinto entrenador en rodar. En esta danza de banquillos Steven Gerrard fue nombrado técnico del Aston Villa.

Gerrard dejó el Rangers de la liga escocesa. Steven llegó a un equipo moribundo que venía de tres derrotas en cinco partidos. La leyenda de Liverpool pudo debutar con victoria este fin de semana y cortar la mala racha.

El sábado por la noche, tras el hacer un bochorno contra el Watford de Claudio Ranieri (4-1), la directiva del United decidió cortar la cabeza de Solskjaer, el sexto en ser despedido.

¿Vale la pena despedir así a los técnicos?

La respuesta a esa interrogante se halla en los Países Bajos donde tres economistas de la Universidad de Tillburg llevaron acabo un trabajo que abarca 15 años de la Premier League y han analizado la efectividad de cambiar un técnico a mitad de temporada. Su trabajo se títula Effectiveness of In-Season Manager Changes in English Premier League Football .

En la conclusión de su tesis los economistas escriben: "Cuando comparamos el cambio del rendimiento después del reemplazo del director técnico no hallamos ninguna diferencia en el rendimiento" Además añaden que sí hay casos de éxitos, pero aquellos que logran hacer un cambio están sujetos a "circunstancias impredecibles".

 

T-cnicos-1

El equipo que más entrenadores ha despedido ha sido el Newcastle con 22 y ha contratado 25 técnicos desde que inicio la Premier League (1992) /Elaboración propia. Datos: Transfermartk


Entonces, si hay tan poca probabilidad de mejora en los equipos ¿por qué los propietarios de los clubes optan por despedir y pagar millones en indemnizaciones? El estudio apunta a que los presidentes del club prefieren hacer algo a mantenerse con los brazos cruzados, pues si los dejan tras tantas vapuleadas la culpa de todo comienza a direccionarse hacía ellos.

Entonces, en la Premier los técnicos no son más que "chivos expiatorios", concluyen los economistas. Como en todos los clubes de fútbol.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR