Portada del dirario Meridiano
Sábado 24 de Julio de 2021

Otros Deportes

El carabobeño Lorenzo Locurcio /Archivo
El carabobeño Lorenzo Locurcio /Archivo
Otros Deportes

Lorenzo Locurcio: Quiero demostrar que tengo mi lugar en la categoría

Sábado 5| 11:19 am


Kevin Frelaud 

 

Tras una temporada en el Campeonato de Europa de motocross en la clase 250cc con el equipo francés Bud Racing Kawasaki, Lorenzo Locurcio afronta este 2021 el Campeonato del Mundo de MXGP. Firmado en el último minuto por la estructura checa JD Gunnex KTM, el piloto venezolano se prepara para asumir el desafío de toda una vida, haciendo cola detrás de las puertas del Campeonato Mundial MXGP por primera vez en su carrera. Un gran cambio para el chico que todavía a fines de 2020 se estaba preparando para participar en otra temporada de Supercross de EE.UU. De Florida a la República Checa, es solo un paso…

 

- Lorenzo, hasta donde yo sé, te estabas preparando para competir en el Supercross de Estados Unidos en 250cc con tu propia estructura, Wildcat Racing. ¡Un gran cambio en tu programa 2021! ¿Cómo ocurrió?

Después de la temporada pasada y con el límite de edad aquí en Europa, mientras participaba en EMX250, no estaba seguro de lo que  iba a hacer en el futuro. Me puse en contacto con equipos de EE.UU y Europa pero no había nada concreto, no tenía una respuesta clara, así que me senté alrededor de una mesa con mi familia y miré las mejores opciones que me ofrecían, y en ese momento, la mejor opción era participar en el Supercross de los Estados Unidos en la Costa Oeste.

Iba a tener que viajar mucho menos porque vivía en Clermont, Florida, y todas las carreras eran bastante cercanas a casa. Luego tuvimos que averiguar qué motocicleta iba a conducir, así que llamé a diferentes preparadores de motores y la opción más barata para mí fue montar en una austriaca, pero con el Covid no es fácil 'comprar motocicletas porque no las hay’. No había suficientes en el mercado, y cuando alguien tenía una, me pedían una verdadera fortuna para comprarla. Tuve suerte, hablando con un distribuidor en Florida pudimos discutir un buen precio para dos 250 GasGas y poco a poco comencé a construir mi propio programa exactamente como quería, trabajando con lo que tenía a mi disposición.

A veces, en estructuras pequeñas, los motores no son tan buenos, o las suspensiones no son las mejores, por lo que al configurar mi propio programa, podía elegir lo que pensaba que era mejor - y que era accesible para el público en general - para prepararme y así contar con motocicletas competitivas.

Pero en diciembre finalmente obtuve una respuesta del equipo con el que voy a competir, JD Gunnex KTM: la oferta fue demasiado buena para rechazarla. Me encantó pilotar en Europa y con la experiencia del año pasado, no tuve que pensarlo dos veces para firmar el contrato.

Estoy muy agradecido con los patrocinadores y las personas que me ayudaron a configurar mi propio programa en los EE. UU, pero con el Covid, muchas empresas se quedaron sin dinero o presupuestos. Se estaba poniendo difícil armar un programa sólido, pero afortunadamente cuando hablé con los patrocinadores que se habían inscrito, entendieron la situación, la oportunidad de una vida que se me presentó a mí y me dieron luz verde para unirme al equipo con el que estoy ahora.

 

- Te bajas de una 250 GasGas preparada para el Supercross de EE.UU y te subes a una 450 KTM para competir en el Mundial MXGP. Debe ser una transición difícil. ¿Dónde te encuentras en tu preparación para el 2021?

Conduje motos japonesas durante tanto tiempo, así que pasar a una austriaca es un gran cambio, pero me gusta mucho la moto. Además, no hay mucha diferencia entre la GasGas y la KTM, pero es cierto que tener 200cc más debajo del sillín es un cambio que se siente. No había montado una 450cc desde hace mucho tiempo, pero mi estilo de manejo se adapta bien a la moto y pude acoplarme bastante rápido.

A fines de febrero tuvimos tres semanas de entrenamiento en España, luego hemos cumplido numerosas pruebas y en las últimas semanas logramos muy buenos resultados en las carreras de preparación que hicimos. La sensación es buena, nos hemos preparado muy bien antes del primer gran premio para subir realmente mi nivel y llamar la atención sobre nuestro ritmo. Confío en mis habilidades, pero también sé que competiré contra algunos tipos realmente rudos que tienen mucha más experiencia que yo, así que tomo este año como uno de aprendizaje para mejorar tanto como sea posible, pero al mismo tiempo, quiero poder alcanzar resultados que me permitan permanecer en el paddock durante las próximas temporadas.

 

- En corto: ¿Dónde vas a vivir a partir de ahora? ¿Quién ha venido contigo? ¿Cómo enfrentaste el invierno en Europa? ¿En qué te estás enfocando principalmente en estos últimos meses?

Estoy en la República Checa, donde tiene su base el equipo, a unos 40 minutos de Praga. Vine solo, y no voy a mentir, durante el invierno algunos días hacía mucho frío. Soy de América del Sur, de Venezuela y siempre hace calor allí; en Florida es lo mismo. Vengo de Estados Unidos donde hace 25 grados con sol y en febrero en Praga nevaba con temperaturas bajo cero.

Sin embargo, todo está bien, aproveché la nieve y las temperaturas más frías. Salir de mi zona de confort es algo que abordé con actitud positiva y todo ha ido muy bien con el equipo, me hacen sentir como en casa aquí. Jiri y su familia me ayudan a sentirme cómodo en este nuevo entorno, así que no tengo quejas.

 

- Has participado en dos temporadas del motocross al aire libre en EE. UU en 450 con un programa pequeño, y pudiste lograr buenos resultados entre los 10 primeros y los 15 mejores. ¿Podemos decir que la 450 te sienta mejor para el motocross?

Se puede decir que sí, pero el año pasado también tuve un buen año en 250. Pero en esas dos temporadas en 450 demostré que tenía la velocidad, solo necesitaba un mejor equipo. Conducía una motocicleta stock, con un escape y un embrague original. En 450 se necesita mucho para tener una buena motocicleta.

Afortunadamente, aprendí a montar una 450 de la manera más eficiente posible, así que pude usar esta moto a mi favor y obtuve algunos resultados realmente buenos, y ahora que lo pienso, recuerdo que ni siquiera tenía un embrague de repuesto. Íbamos conduciendo y rezaba para que todo saliera bien porque en caso de rotura no tenía recambio. Mi agenda era realmente limitada y así fue en todos los eventos.

 

- ¿Cuál es tu valoración de su temporada en el Campeonato de Europa 250? ¿Qué sacas de tu experiencia el año pasado?

El año pasado fue un año muy especial para mí. Acababa de tener mi peor temporada de Supercross y sentía que estaba luchando. Tenía problemas con la moto, estaba realmente muy frustrado porque sabía de lo que era capaz pero no podía expresarme con lo que tenía. Cuando recibí la llamada telefónica de Stephane (Dassé) fue realmente un gran impulso para recobrar la confianza y logré muchos avances. Recuerdo mi primera carrera en Europa, mostré una buena velocidad pero no pude mantenerme sobre mis ruedas. Estas pistas son realmente diferentes y tan pronto como me di cuenta de que tenía que aprender a pilotar de manera diferente, pude seguir adelante.

El aprendizaje que me queda del 2020 para este año es la experiencia que tuve en ciertos circuitos y la intensidad con la que los muchachos compiten. Vi cada ronda del Mundial la temporada pasada, lo que me permitió ver las líneas de carrera que eligen los mejores pilotos y cómo se adaptan a medida que avanza una carrera. Está claro que el tiempo extra antes del comienzo de la temporada está funcionando a mi favor, me ayudó principalmente a firmar un contrato tan tarde durante la temporada baja. 

Cuando se presentó esta oportunidad, supe que era como un gran juego de póquer porque no tengo ninguna experiencia en el campeonato mundial, por lo que mi objetivo para esta temporada es mostrar a todos que tengo mi lugar en la categoría mientras retribuyo a mi equipo con buenos resultados para agradecerles su confianza y por darme esta oportunidad.

El equipo y yo tenemos un objetivo, pero prefiero guardármelo para mí y seguir trabajando para lograrlo, es una temporada larga, solo quiero pilotar lo mejor que pueda y estar presente en cada carrera y dejar que mi manejo en pista hable por mí.

 

Otros Deportes

El carabobeño Lorenzo Locurcio /Archivo
El carabobeño Lorenzo Locurcio /Archivo
Otros Deportes

Lorenzo Locurcio: Quiero demostrar que tengo mi lugar en la categoría

Sábado 5| 11:19 am

Kevin Frelaud 

 

Tras una temporada en el Campeonato de Europa de motocross en la clase 250cc con el equipo francés Bud Racing Kawasaki, Lorenzo Locurcio afronta este 2021 el Campeonato del Mundo de MXGP. Firmado en el último minuto por la estructura checa JD Gunnex KTM, el piloto venezolano se prepara para asumir el desafío de toda una vida, haciendo cola detrás de las puertas del Campeonato Mundial MXGP por primera vez en su carrera. Un gran cambio para el chico que todavía a fines de 2020 se estaba preparando para participar en otra temporada de Supercross de EE.UU. De Florida a la República Checa, es solo un paso…

 

- Lorenzo, hasta donde yo sé, te estabas preparando para competir en el Supercross de Estados Unidos en 250cc con tu propia estructura, Wildcat Racing. ¡Un gran cambio en tu programa 2021! ¿Cómo ocurrió?

Después de la temporada pasada y con el límite de edad aquí en Europa, mientras participaba en EMX250, no estaba seguro de lo que  iba a hacer en el futuro. Me puse en contacto con equipos de EE.UU y Europa pero no había nada concreto, no tenía una respuesta clara, así que me senté alrededor de una mesa con mi familia y miré las mejores opciones que me ofrecían, y en ese momento, la mejor opción era participar en el Supercross de los Estados Unidos en la Costa Oeste.

Iba a tener que viajar mucho menos porque vivía en Clermont, Florida, y todas las carreras eran bastante cercanas a casa. Luego tuvimos que averiguar qué motocicleta iba a conducir, así que llamé a diferentes preparadores de motores y la opción más barata para mí fue montar en una austriaca, pero con el Covid no es fácil 'comprar motocicletas porque no las hay’. No había suficientes en el mercado, y cuando alguien tenía una, me pedían una verdadera fortuna para comprarla. Tuve suerte, hablando con un distribuidor en Florida pudimos discutir un buen precio para dos 250 GasGas y poco a poco comencé a construir mi propio programa exactamente como quería, trabajando con lo que tenía a mi disposición.

A veces, en estructuras pequeñas, los motores no son tan buenos, o las suspensiones no son las mejores, por lo que al configurar mi propio programa, podía elegir lo que pensaba que era mejor - y que era accesible para el público en general - para prepararme y así contar con motocicletas competitivas.

Pero en diciembre finalmente obtuve una respuesta del equipo con el que voy a competir, JD Gunnex KTM: la oferta fue demasiado buena para rechazarla. Me encantó pilotar en Europa y con la experiencia del año pasado, no tuve que pensarlo dos veces para firmar el contrato.

Estoy muy agradecido con los patrocinadores y las personas que me ayudaron a configurar mi propio programa en los EE. UU, pero con el Covid, muchas empresas se quedaron sin dinero o presupuestos. Se estaba poniendo difícil armar un programa sólido, pero afortunadamente cuando hablé con los patrocinadores que se habían inscrito, entendieron la situación, la oportunidad de una vida que se me presentó a mí y me dieron luz verde para unirme al equipo con el que estoy ahora.

 

- Te bajas de una 250 GasGas preparada para el Supercross de EE.UU y te subes a una 450 KTM para competir en el Mundial MXGP. Debe ser una transición difícil. ¿Dónde te encuentras en tu preparación para el 2021?

Conduje motos japonesas durante tanto tiempo, así que pasar a una austriaca es un gran cambio, pero me gusta mucho la moto. Además, no hay mucha diferencia entre la GasGas y la KTM, pero es cierto que tener 200cc más debajo del sillín es un cambio que se siente. No había montado una 450cc desde hace mucho tiempo, pero mi estilo de manejo se adapta bien a la moto y pude acoplarme bastante rápido.

A fines de febrero tuvimos tres semanas de entrenamiento en España, luego hemos cumplido numerosas pruebas y en las últimas semanas logramos muy buenos resultados en las carreras de preparación que hicimos. La sensación es buena, nos hemos preparado muy bien antes del primer gran premio para subir realmente mi nivel y llamar la atención sobre nuestro ritmo. Confío en mis habilidades, pero también sé que competiré contra algunos tipos realmente rudos que tienen mucha más experiencia que yo, así que tomo este año como uno de aprendizaje para mejorar tanto como sea posible, pero al mismo tiempo, quiero poder alcanzar resultados que me permitan permanecer en el paddock durante las próximas temporadas.

 

- En corto: ¿Dónde vas a vivir a partir de ahora? ¿Quién ha venido contigo? ¿Cómo enfrentaste el invierno en Europa? ¿En qué te estás enfocando principalmente en estos últimos meses?

Estoy en la República Checa, donde tiene su base el equipo, a unos 40 minutos de Praga. Vine solo, y no voy a mentir, durante el invierno algunos días hacía mucho frío. Soy de América del Sur, de Venezuela y siempre hace calor allí; en Florida es lo mismo. Vengo de Estados Unidos donde hace 25 grados con sol y en febrero en Praga nevaba con temperaturas bajo cero.

Sin embargo, todo está bien, aproveché la nieve y las temperaturas más frías. Salir de mi zona de confort es algo que abordé con actitud positiva y todo ha ido muy bien con el equipo, me hacen sentir como en casa aquí. Jiri y su familia me ayudan a sentirme cómodo en este nuevo entorno, así que no tengo quejas.

 

- Has participado en dos temporadas del motocross al aire libre en EE. UU en 450 con un programa pequeño, y pudiste lograr buenos resultados entre los 10 primeros y los 15 mejores. ¿Podemos decir que la 450 te sienta mejor para el motocross?

Se puede decir que sí, pero el año pasado también tuve un buen año en 250. Pero en esas dos temporadas en 450 demostré que tenía la velocidad, solo necesitaba un mejor equipo. Conducía una motocicleta stock, con un escape y un embrague original. En 450 se necesita mucho para tener una buena motocicleta.

Afortunadamente, aprendí a montar una 450 de la manera más eficiente posible, así que pude usar esta moto a mi favor y obtuve algunos resultados realmente buenos, y ahora que lo pienso, recuerdo que ni siquiera tenía un embrague de repuesto. Íbamos conduciendo y rezaba para que todo saliera bien porque en caso de rotura no tenía recambio. Mi agenda era realmente limitada y así fue en todos los eventos.

 

- ¿Cuál es tu valoración de su temporada en el Campeonato de Europa 250? ¿Qué sacas de tu experiencia el año pasado?

El año pasado fue un año muy especial para mí. Acababa de tener mi peor temporada de Supercross y sentía que estaba luchando. Tenía problemas con la moto, estaba realmente muy frustrado porque sabía de lo que era capaz pero no podía expresarme con lo que tenía. Cuando recibí la llamada telefónica de Stephane (Dassé) fue realmente un gran impulso para recobrar la confianza y logré muchos avances. Recuerdo mi primera carrera en Europa, mostré una buena velocidad pero no pude mantenerme sobre mis ruedas. Estas pistas son realmente diferentes y tan pronto como me di cuenta de que tenía que aprender a pilotar de manera diferente, pude seguir adelante.

El aprendizaje que me queda del 2020 para este año es la experiencia que tuve en ciertos circuitos y la intensidad con la que los muchachos compiten. Vi cada ronda del Mundial la temporada pasada, lo que me permitió ver las líneas de carrera que eligen los mejores pilotos y cómo se adaptan a medida que avanza una carrera. Está claro que el tiempo extra antes del comienzo de la temporada está funcionando a mi favor, me ayudó principalmente a firmar un contrato tan tarde durante la temporada baja. 

Cuando se presentó esta oportunidad, supe que era como un gran juego de póquer porque no tengo ninguna experiencia en el campeonato mundial, por lo que mi objetivo para esta temporada es mostrar a todos que tengo mi lugar en la categoría mientras retribuyo a mi equipo con buenos resultados para agradecerles su confianza y por darme esta oportunidad.

El equipo y yo tenemos un objetivo, pero prefiero guardármelo para mí y seguir trabajando para lograrlo, es una temporada larga, solo quiero pilotar lo mejor que pueda y estar presente en cada carrera y dejar que mi manejo en pista hable por mí.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR