Portada del dirario Meridiano
Miércoles 17 de Agosto de 2022

Liga de Campeones

Real Madrid campeón de la Champions - foto: Champions League
Real Madrid campeón de la Champions - foto: Champions League
Liga de Campeones

El Real Madrid logra la proeza y concreta la Champions más épica que se recuerde

Franco Villanueva 28/05/2022 6:28 pm




Redacción Meridiano 

 

El "sangre, sudor y lágrimas" se queda corto para describir la última victoria del Real Madrid en la Champions League. Sufrimiento, derrotas, victorias y goles en último minuto puede que expliquen cómo los blancos consiguieron su "orejona" número catorce pero tal vez no son suficiente para transmitir la grandeza con la que el los merengues se hicieron con su trofeo preferido. 

Crónica del partido 

La esperada final de la Champions League en su edición 2021-2022 comenzó de forma inusual. Mientras que los equipos y los aficionados se preparaban para el show dentro del estadio, a las afueras del recinto hubo de todo.

Robos, personas saltando cercas para colarse dentro del estadio, entradas falsificadas y humo lacrimógeno... algo inédito desde que se implementó el nuevo formato del torneo en el año 1992.

Para añadir otro ingrediente a la incertidumbre que se presenciaba a las afueras, dentro del campo Thiago Alcantara generó dudas sobre su participación al quejarse de molestias físicas que parecía lo dejarían fuera de la gran final.

 

Solo el pitazo inicial (retrasado por 30 minutos) con un estadio a reventar y gran ambiente por parte de las fanaticadas pudo frenar todo el ruido que se sentía previo al partido más esperado en lo que va de este año. El gran beneficiado del retraso fue un Thiago que finalmente sí arrancó titular 

Una vez que el balón comenzó a rodar en el Stade de France todo los focos pasaron a estar sobre los protagonistas.

Tras unos primeros cinco minutos de dudas que sirvieron para que ambos equipos se sacudieran los nervios, o al menos así para un Liverpool que de a poco se empezó a adueñar del partido y de las ocasiones de peligro.

Al minuto 15' Salah se las arregló dentro del área para rematar dentro del área en un posición incómoda pero Courtois resolvió muy bien pese a ir a contrapié. A los 20' fue Mané quien tras un gran jugada individual sacó un fuerte latigazo que fue repelido entre Courtois y el palo derecho del guardameta merengue.

 

Los reds siguieron insistiendo aunque sin tanta claridad. Al 33' Salah lo intentó desde afuera del área pero se topó nuevamente con el cancerbero belga. Para entonces, los blancos ya comenzaban a acercarse a la valla de Alisson a través de transiciones veloces comandadas por Benzema y Vinicius Jr, pero con poca claridad.

Al 39' fue Mané quien lo intentó de nueva cuenta pero se estrelló contra la gran defensa de Militao y las manos 'Tibú'.

Benzema metió el miedo en el cuerpo de los ingleses al minuto 46 de partido cuando recibió un balón largo, se revolvió dentro del área y tras una carambola entre varios jugadores el mismo galo terminó empujando dentro de la portería.

Pero... Tras un par de minutos de suspenso, el VAR determinó que había posición adelantada y no valía; finalmente no subió el marcador. El partido se fue al descanso con esa última acción peligrosa.

En la reanudación, el partido comenzó de forma pareja en los primeros 10' del segundo tiempo entre unos blancos más confiados y unos reds que tenían la misión de ser más eficaces si querían sacar ventaja.

 

 

Al 59', Valverde tomó un balón en el centro del campo y se fue hacia arriba por el carril derecho y ante una distendida defensa del 'Pool' mandó un balón raso fuerte al segundo palo donde apareció 'Vini' para empujar ante un Alisson vencido y poner patas arriba la final.

 

El gol del brasileño terminó de abrir el partido y las ocasiones de ambos equipos se llegaban una tras otra. Pero la más clara volvió a ser para el Liverpool y Courtois lo volvió a evitar con una gran manotazo al 63'.

En el 64' entró Jota por un extenuado Luis Diáz y el Liverpool intentó cargar nuevamente.

Corría el minuto 68 de partido cuando Salah soltó un zapatazo que fue atenazado por el destacado portero merengue.

Los siguientes minutos el Madrid salió con varias jugadas veloces para aumentar la ventaja pero no vieron puerta pese a los grandes espacios con los que contaban los españoles.

Al 81' le cayó un balón a Salah dentro del área pero 'Tibú' volvió a mandar a córner tras una increíble intervención para terminar de certificarse como el jugador más destacado de la final.

 

En los últimos 10 minutos de los 90 reglamentarios la irreverencia del Liverpool no fue suficiente para conseguir el ansiado empate pese a intentarlo ya sin tantas fuerzas.

El Real Madrid en cambio contó con muchísimos espacios para contraatacar y aunque lo intentaron, no pudieron concretar el segundo tanto que sellara la victoria en la final. 

Ancelotti movió ficha y cada vez quitó más espacios a un Liverpool que se quedó sin visión y terminó estrellándose una y otra con Courtois y la defensa blanca.

Los 5 minutos de añadidos sobraron porque el Liverpool no pudo crear peligro y el Madrid ya se sentía campeón por decimocuarta vez en su historia y... así terminó siendo.

 

El Real Madrid de Carlo Ancelotti logró la proeza y tras remontar en todas las eliminatorias previas a la final lograron "secar" a un Liverpool que volvió a caer frente al Rey de Europa, tal como ocurrió en 2018.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de UEFA Champions League (@championsleague)

Miguel cabrera descarga

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Liga de Campeones

Real Madrid campeón de la Champions - foto: Champions League
Real Madrid campeón de la Champions - foto: Champions League
Liga de Campeones

El Real Madrid logra la proeza y concreta la Champions más épica que se recuerde

Franco Villanueva 28/05/2022 6:28 pm



Redacción Meridiano 

 

El "sangre, sudor y lágrimas" se queda corto para describir la última victoria del Real Madrid en la Champions League. Sufrimiento, derrotas, victorias y goles en último minuto puede que expliquen cómo los blancos consiguieron su "orejona" número catorce pero tal vez no son suficiente para transmitir la grandeza con la que el los merengues se hicieron con su trofeo preferido. 

Crónica del partido 

La esperada final de la Champions League en su edición 2021-2022 comenzó de forma inusual. Mientras que los equipos y los aficionados se preparaban para el show dentro del estadio, a las afueras del recinto hubo de todo.

Robos, personas saltando cercas para colarse dentro del estadio, entradas falsificadas y humo lacrimógeno... algo inédito desde que se implementó el nuevo formato del torneo en el año 1992.

Para añadir otro ingrediente a la incertidumbre que se presenciaba a las afueras, dentro del campo Thiago Alcantara generó dudas sobre su participación al quejarse de molestias físicas que parecía lo dejarían fuera de la gran final.

 

Solo el pitazo inicial (retrasado por 30 minutos) con un estadio a reventar y gran ambiente por parte de las fanaticadas pudo frenar todo el ruido que se sentía previo al partido más esperado en lo que va de este año. El gran beneficiado del retraso fue un Thiago que finalmente sí arrancó titular 

Una vez que el balón comenzó a rodar en el Stade de France todo los focos pasaron a estar sobre los protagonistas.

Tras unos primeros cinco minutos de dudas que sirvieron para que ambos equipos se sacudieran los nervios, o al menos así para un Liverpool que de a poco se empezó a adueñar del partido y de las ocasiones de peligro.

Al minuto 15' Salah se las arregló dentro del área para rematar dentro del área en un posición incómoda pero Courtois resolvió muy bien pese a ir a contrapié. A los 20' fue Mané quien tras un gran jugada individual sacó un fuerte latigazo que fue repelido entre Courtois y el palo derecho del guardameta merengue.

 

Los reds siguieron insistiendo aunque sin tanta claridad. Al 33' Salah lo intentó desde afuera del área pero se topó nuevamente con el cancerbero belga. Para entonces, los blancos ya comenzaban a acercarse a la valla de Alisson a través de transiciones veloces comandadas por Benzema y Vinicius Jr, pero con poca claridad.

Al 39' fue Mané quien lo intentó de nueva cuenta pero se estrelló contra la gran defensa de Militao y las manos 'Tibú'.

Benzema metió el miedo en el cuerpo de los ingleses al minuto 46 de partido cuando recibió un balón largo, se revolvió dentro del área y tras una carambola entre varios jugadores el mismo galo terminó empujando dentro de la portería.

Pero... Tras un par de minutos de suspenso, el VAR determinó que había posición adelantada y no valía; finalmente no subió el marcador. El partido se fue al descanso con esa última acción peligrosa.

En la reanudación, el partido comenzó de forma pareja en los primeros 10' del segundo tiempo entre unos blancos más confiados y unos reds que tenían la misión de ser más eficaces si querían sacar ventaja.

 

 

Al 59', Valverde tomó un balón en el centro del campo y se fue hacia arriba por el carril derecho y ante una distendida defensa del 'Pool' mandó un balón raso fuerte al segundo palo donde apareció 'Vini' para empujar ante un Alisson vencido y poner patas arriba la final.

 

El gol del brasileño terminó de abrir el partido y las ocasiones de ambos equipos se llegaban una tras otra. Pero la más clara volvió a ser para el Liverpool y Courtois lo volvió a evitar con una gran manotazo al 63'.

En el 64' entró Jota por un extenuado Luis Diáz y el Liverpool intentó cargar nuevamente.

Corría el minuto 68 de partido cuando Salah soltó un zapatazo que fue atenazado por el destacado portero merengue.

Los siguientes minutos el Madrid salió con varias jugadas veloces para aumentar la ventaja pero no vieron puerta pese a los grandes espacios con los que contaban los españoles.

Al 81' le cayó un balón a Salah dentro del área pero 'Tibú' volvió a mandar a córner tras una increíble intervención para terminar de certificarse como el jugador más destacado de la final.

 

En los últimos 10 minutos de los 90 reglamentarios la irreverencia del Liverpool no fue suficiente para conseguir el ansiado empate pese a intentarlo ya sin tantas fuerzas.

El Real Madrid en cambio contó con muchísimos espacios para contraatacar y aunque lo intentaron, no pudieron concretar el segundo tanto que sellara la victoria en la final. 

Ancelotti movió ficha y cada vez quitó más espacios a un Liverpool que se quedó sin visión y terminó estrellándose una y otra con Courtois y la defensa blanca.

Los 5 minutos de añadidos sobraron porque el Liverpool no pudo crear peligro y el Madrid ya se sentía campeón por decimocuarta vez en su historia y... así terminó siendo.

 

El Real Madrid de Carlo Ancelotti logró la proeza y tras remontar en todas las eliminatorias previas a la final lograron "secar" a un Liverpool que volvió a caer frente al Rey de Europa, tal como ocurrió en 2018.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de UEFA Champions League (@championsleague)

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR