Portada del dirario Meridiano
Martes 26 de Octubre de 2021

Olimpismo

Para la criolla no hay límite cercano / foto cortesía
Para la criolla no hay límite cercano / foto cortesía
Olimpismo

Dancing Queen Yulimar Rojas

Jueves 16| 11:05 am


Iván Holguín López

@ivan_baloncesto

No hay canción en el mundo que describa mejor a Yulimar Rojas que “Dancing Queen” (la reina del baile) del grupo ABBA, bueno quizás —y espero no se me malinterprete— si haya otra “La negra tiene tumbao” de Celia Cruz. Pero lo que sí es verdad es que a donde va Yulimar la alegría, la humildad, la música y el baile la acompañan.

Lo cierto es que tras un año en donde impuso el récord olímpico y mundial (15.67), además, ganó su primer oro olímpico (cuarto en la historia de Venezuela) y su primera liga de Diamante, la reina del salto triple Yulimar Rojas regresó a Venezuela —este martes 14— a celebrar “con su gente” como ella misma lo define tan histórico año.

“Cuando gané el oro quería venir corriendo a Venezuela a celebrarlo con mi gente, pero si no hubiese hecho mi temporada no habría estado completa. Me faltaba una última prueba, algo que completará lo que había hecho y eso era la Liga Diamante y aquí está”, dijo Yulimar mostrando su trofeo a todo el auditorio del Comité Olímpico Venezolano “no es bello”, agregó entre risas.

Necesario descanso. Luego de su año récord Yulimar Rojas descansará en el país, rodeada de sus seres queridos, hasta nuevo aviso, ya que no le queda más nada por disputar este año. Pero ese nuevo aviso, tiene nombre y apellido, Iván Pedroso.

“Apenas él (Pedroso, coach de Rojas) sabe que yo me vengo a Venezuela, me pregunta ¿Hasta cuándo vas a estar por allá?, pero en esta oportunidad me dijo, ve a descansar te lo mereces después de tan grandiosa temporada, relájate y espera mi mensaje”, comentó Rojas. “Él ha sido parte importante de mi cambio de mentalidad, ahora soy una atleta mucho más enfocada y es gracias a él”, añadió.

A por el salto largo. La nueva misión de Rojas para el año 2022, será agregar a su agenda de salto triple, el salto de longitud, prueba en la que ya ha competido en estos años. “Una de mis grandes expectativas para este año que viene es poder verme en la Liga de Diamante o en una competencia grande (dos mundiales de atletismo se disputarán en 2022) contra las mejores en la competencia del salto largo. Yo sé que el salto triple es mi evento fuerte pero yo quisiera experimentar en el salto largo como una prueba complementaria y que me ayude a su vez a mejorar algún aspecto técnico del salto triple. Espero que el año que viene lo pueda hacer y así hacer que muchos se sorprendan al verme”, apuntó la criolla.

Sin presión. Yulimar Rojas actualmente posee 8 de los 10 mejores registros históricos en el salto triple, siendo por lejos la mejor atleta de dicha especialidad, un “cargo” que ostenta sin presión y con orgullo.

“Para mi ser la mejor (ahorita), es sinónimo de grandeza, pero eso también conlleva una responsabilidad en entrenar el doble para mantener ese estatus. Ellas (rivales) también entrenan muy fuerte para buscar ser llamada la mejor y eso yo lo sé. Esto me motiva diariamente a sacar lo mejor de mí, para cumplir con las expectativas y me estimula para hacer lo que me propongo”, comentó Rojas.

Para la criolla no hay límite cercano y tras superar el tan ansiado récord olímpico, Rojas busca llegar a los 16 metros, pero siempre se fija una nueva meta. “No me pongo ningún límite, las limitaciones están en la cabeza y con hechos los puedes dejar fuera. Si te pones límites en la vida es difícil que puedas conseguir lo que desees. Cada vez que cumplo una meta, pongo una meta más alta para seguir retándome, pero con la intención de cumplir lo que me propongo. Para dejar una carrera cuando me retire que sea digna de admirar”, concluyó.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Olimpismo

Para la criolla no hay límite cercano / foto cortesía
Para la criolla no hay límite cercano / foto cortesía
Olimpismo

Dancing Queen Yulimar Rojas

Jueves 16| 11:05 am

Iván Holguín López

@ivan_baloncesto

No hay canción en el mundo que describa mejor a Yulimar Rojas que “Dancing Queen” (la reina del baile) del grupo ABBA, bueno quizás —y espero no se me malinterprete— si haya otra “La negra tiene tumbao” de Celia Cruz. Pero lo que sí es verdad es que a donde va Yulimar la alegría, la humildad, la música y el baile la acompañan.

Lo cierto es que tras un año en donde impuso el récord olímpico y mundial (15.67), además, ganó su primer oro olímpico (cuarto en la historia de Venezuela) y su primera liga de Diamante, la reina del salto triple Yulimar Rojas regresó a Venezuela —este martes 14— a celebrar “con su gente” como ella misma lo define tan histórico año.

“Cuando gané el oro quería venir corriendo a Venezuela a celebrarlo con mi gente, pero si no hubiese hecho mi temporada no habría estado completa. Me faltaba una última prueba, algo que completará lo que había hecho y eso era la Liga Diamante y aquí está”, dijo Yulimar mostrando su trofeo a todo el auditorio del Comité Olímpico Venezolano “no es bello”, agregó entre risas.

Necesario descanso. Luego de su año récord Yulimar Rojas descansará en el país, rodeada de sus seres queridos, hasta nuevo aviso, ya que no le queda más nada por disputar este año. Pero ese nuevo aviso, tiene nombre y apellido, Iván Pedroso.

“Apenas él (Pedroso, coach de Rojas) sabe que yo me vengo a Venezuela, me pregunta ¿Hasta cuándo vas a estar por allá?, pero en esta oportunidad me dijo, ve a descansar te lo mereces después de tan grandiosa temporada, relájate y espera mi mensaje”, comentó Rojas. “Él ha sido parte importante de mi cambio de mentalidad, ahora soy una atleta mucho más enfocada y es gracias a él”, añadió.

A por el salto largo. La nueva misión de Rojas para el año 2022, será agregar a su agenda de salto triple, el salto de longitud, prueba en la que ya ha competido en estos años. “Una de mis grandes expectativas para este año que viene es poder verme en la Liga de Diamante o en una competencia grande (dos mundiales de atletismo se disputarán en 2022) contra las mejores en la competencia del salto largo. Yo sé que el salto triple es mi evento fuerte pero yo quisiera experimentar en el salto largo como una prueba complementaria y que me ayude a su vez a mejorar algún aspecto técnico del salto triple. Espero que el año que viene lo pueda hacer y así hacer que muchos se sorprendan al verme”, apuntó la criolla.

Sin presión. Yulimar Rojas actualmente posee 8 de los 10 mejores registros históricos en el salto triple, siendo por lejos la mejor atleta de dicha especialidad, un “cargo” que ostenta sin presión y con orgullo.

“Para mi ser la mejor (ahorita), es sinónimo de grandeza, pero eso también conlleva una responsabilidad en entrenar el doble para mantener ese estatus. Ellas (rivales) también entrenan muy fuerte para buscar ser llamada la mejor y eso yo lo sé. Esto me motiva diariamente a sacar lo mejor de mí, para cumplir con las expectativas y me estimula para hacer lo que me propongo”, comentó Rojas.

Para la criolla no hay límite cercano y tras superar el tan ansiado récord olímpico, Rojas busca llegar a los 16 metros, pero siempre se fija una nueva meta. “No me pongo ningún límite, las limitaciones están en la cabeza y con hechos los puedes dejar fuera. Si te pones límites en la vida es difícil que puedas conseguir lo que desees. Cada vez que cumplo una meta, pongo una meta más alta para seguir retándome, pero con la intención de cumplir lo que me propongo. Para dejar una carrera cuando me retire que sea digna de admirar”, concluyó.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR