Portada del dirario Meridiano
Domingo 26 de Junio de 2022

Beisbol Venezolano

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
beisbol venezolano

Roger Luque, el trotamundo que quiere regresar a la LVBP

Harold Capote 23/06/2022 8:33 pm




Harold Capote Fernández

 

Para procurar el éxito en la vida muy importante es la pasión y el amor como pilares; en una disciplina como el beisbol profesional esta una realidad ineludible, pues se trata de un mundo altamente competitivo, en especial, en un mercado peloteril como el venezolano, donde las canteras cada vez más producen talento de manera cuantitativa y cualitativa.

Gracias a eso precisamente, al amor y la pasión, todavía hoy podemos apreciar a Roger Luque como lanzador de beisbol profesional. Él es una rareza en todo el estricto sentido de la palabra.

Lea también: LVBP: Tigres de Aragua oficializan la llegada de este importado

 

Ha pitcheado un cuarto de siglo, o visto de otro modo, ha estado en la loma durante cuatro décadas. Arrancó por allá en la temporada 1997/1998 con Leones del Caracas; en la LVBP estuvo hasta la 2010/2011, ha pitcheado en Estados Unidos a nivel de Ligas Menores y Circuitos independientes, igual en cónclaves de Centroamérica y Europa, es decir, es un trotamundos del beisbol con un tanque de gasolina que parece imposible deje de hacer combustión.

Esta es la historia que él mismo nos contó, en exclusiva, para Meridiano:

 

En estos momentos, eres el pitcher venezolano con más largo trayecto. ¿Cuál es el secreto para lanzar tantos años a nivel profesional?

Yo digo que son las ganas, el trabajo duro porque a pesar de los momentos fuera de temporada sigo trabajando en el gimnasio, entreno en el estadio, lanzo, siempre entreno, lo hago ya como un hábito esté jugando o no; esa es una de las cosas por la que mi brazo y cuerpo siguen sanos.

Lo más importante, es que amo el beisbol, de verdad que sí.

Para muchos, alguien con semejante trayecto ya no tendría aspiraciones de seguir en el montículo, pero esto no es el caso del zurdo:

Así es y también  estuve en Holanda, Italia, Panamá, Colombia, Nicaragua donde lancé 7 temporadas hasta el año pasado, no pude ir por problemas con el pasaporte pero aspiro volver este mismo 2022. Vamos a ver qué sale, ahorita estoy con Delfines de La Guaira en la Liga Mayor.

 

 

Cada país tiene su distinción, algo distinto en el beisbol en cuanto a rutinas, tienen su manera de llevar sus respectivas temporadas, pero al final de cuentas es beisbol y hay competencia, ganas de salir al terreno.

Deseo conseguir al menos una invitación en algunas de las ligas de invierno para ganarme mi puesto, Dios mediante; me siento capaz todavía, siento mi brazo al 100%, con mucha fuerza, físicamente me siento de lo mejor.

Lea también: César Collins: "Ronald Acuña es transferible a cualquier equipo de la LVBP"

 

 

Foto: flickr.com

Con una carrera tan extensa, en al menos un punto debió coincidir con alguien de peso. En su caso particular compartió con Omar Daal, el mejor abridor zurdo en la larga historia de Leones del Caracas

¿Qué pudiste aprender de él?

Les digo algo, mis padrinos en los Leones fueron Omar Daal, uno de los que siempre habló conmigo, aconsejándome dentro y fuera del terreno. Cada vez que llegaba al equipo lo primero que hacía era buscarme: dónde está 'Lucky', preguntaba (risas); comenzábamos a hablar y compartir experiencias.

 

 

Otros de mis padrinos en el Caracas fueron Ugueth Urbina y mi hermano del alma Henry Blanco; esas tres personas fueron quienes más me aconsejaron durante mi etapa con Leones, aprendí mucho de ellos. De corazón les agradezco porque ayudaron a ser quien soy en el beisbol, me enseñaron a ser maduro, serio con mi carrera.

Por circunstancias del beisbol, el apogeo de Roger Luque con el Caracas coincidió con una etapa negativa para el pitcheo melenudo. Con hechos este zuliano demostró ser el mejor brazo de Leones, memorables fueron sus actuaciones ante los Navegantes del Magallanes, siendo conocido como el domador de magallaneros ¿cómo recuerdas ese tiempo?

Fueron unos de los mejores años de mi vida; cada vez que me tocaba lanzar contra Magallanes sentía esa emoción, esas ganas, me daba más fuerzas y también el ver en los muchachos la emoción por estar en ese tipo de duelos. De verdad era algo increíble, una adrenalina incomparable que honestamente pienso ahorita no se siente.

Para mí era increíble ver el estadio full, la emoción del público, la adrenalina de los peloteros, el deseo de ganar porque cada duelo lo luchábamos como si fuese el séptimo de la final.

Lea también: Esto provocó el "NO" de Acuña Jr. a Tiburones en las redes sociales

 

Nada de eso se me va a olvidar, ¡demasiado espectacular!

En la LVBP tu trayectoria fue de 14 temporadas: 7 con Leones, 1 con Tigres, 1 con Tiburones, 4 con Cardenales y 1 con Bravos. ¿Aspectos positivos y negativos de cada una de esas pasantías?

De lo positivo recalco que siempre di todo por mí y por los equipos para los que jugué, creo que eso se refleja en los números, en cada elenco puse mi granito de arena.

Respecto a lo negativo, que nunca pude ganar un campeonato, si fui a varias finales pero sin ganar el título, me quedé con esa espinita.

Así como en una carrera tan larga encuentras colegas que marcan un antes y un después, también los peloteros coinciden con mánagers que dejan huellas. Roger Luque, entre otros, estuvo a las órdenes de Manny Acta, Tim Tolman y Omar Malavé con el Caracas, Buddy Bailey con Aragua y Luis Sojo en Lara.

¿Cada uno de ellos aportó en la devoción profesional que te caracteriza?

Por supuesto, cada uno tiene su filosofía y para mí lo más importante es cuando te ofrecen su confianza, cuando hablan contigo con sinceridad sobre el trabajo que quieren que hagas es muy importante en cada mánager.

Roger Luque a la izquierda, acompañado por Cibney Bello y Marcos Carvajal en sus tiempos con Cardenales de Lara | Foto: flickr.com

 

Cada uno de los que mencionas aportó eso en mi carrera, mucha confianza en los momentos buenos y malos, me dieron un jonrón en un partido pero me llamaron a lanzar al siguiente, a eso me refiero. Considero fue clave en los éxitos que logré, ellos también se ganaron mi confianza para meter mano tanto por uno como por el equipo.

¿Te seguiremos viendo en la Liga Mayor?

Si Dios y la Virgen me dan la oportunidad al igual que el equipo de Delfines me seguirán viendo. Mientras haya salud, mi cuerpo al 100%, seguirán viendo a Roger Luque activo.

Lea también: Heiker Meneses: "Todos quisiéramos jugar en un equipo como Bravos"

 

¿Tienes aspiraciones de volver a la LVBP, al menos en el plan de técnico?

Por ahora como jugador, pero si viene una propuesta como coach la agarraría porque a esta edad uno busca otro nivel en el beisbol (risas). Estoy abierto a cualquier posibilidad, vamos a ver si sale una invitación para la Liga de octubre, igual, en el rol que surja, estaré dando todo por mí y los muchachos.

 

 

Miguel cabrera descarga

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Beisbol Venezolano

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
beisbol venezolano

Roger Luque, el trotamundo que quiere regresar a la LVBP

Harold Capote 23/06/2022 8:33 pm



Harold Capote Fernández

 

Para procurar el éxito en la vida muy importante es la pasión y el amor como pilares; en una disciplina como el beisbol profesional esta una realidad ineludible, pues se trata de un mundo altamente competitivo, en especial, en un mercado peloteril como el venezolano, donde las canteras cada vez más producen talento de manera cuantitativa y cualitativa.

Gracias a eso precisamente, al amor y la pasión, todavía hoy podemos apreciar a Roger Luque como lanzador de beisbol profesional. Él es una rareza en todo el estricto sentido de la palabra.

Lea también: LVBP: Tigres de Aragua oficializan la llegada de este importado

 

Ha pitcheado un cuarto de siglo, o visto de otro modo, ha estado en la loma durante cuatro décadas. Arrancó por allá en la temporada 1997/1998 con Leones del Caracas; en la LVBP estuvo hasta la 2010/2011, ha pitcheado en Estados Unidos a nivel de Ligas Menores y Circuitos independientes, igual en cónclaves de Centroamérica y Europa, es decir, es un trotamundos del beisbol con un tanque de gasolina que parece imposible deje de hacer combustión.

Esta es la historia que él mismo nos contó, en exclusiva, para Meridiano:

 

En estos momentos, eres el pitcher venezolano con más largo trayecto. ¿Cuál es el secreto para lanzar tantos años a nivel profesional?

Yo digo que son las ganas, el trabajo duro porque a pesar de los momentos fuera de temporada sigo trabajando en el gimnasio, entreno en el estadio, lanzo, siempre entreno, lo hago ya como un hábito esté jugando o no; esa es una de las cosas por la que mi brazo y cuerpo siguen sanos.

Lo más importante, es que amo el beisbol, de verdad que sí.

Para muchos, alguien con semejante trayecto ya no tendría aspiraciones de seguir en el montículo, pero esto no es el caso del zurdo:

Así es y también  estuve en Holanda, Italia, Panamá, Colombia, Nicaragua donde lancé 7 temporadas hasta el año pasado, no pude ir por problemas con el pasaporte pero aspiro volver este mismo 2022. Vamos a ver qué sale, ahorita estoy con Delfines de La Guaira en la Liga Mayor.

 

 

Cada país tiene su distinción, algo distinto en el beisbol en cuanto a rutinas, tienen su manera de llevar sus respectivas temporadas, pero al final de cuentas es beisbol y hay competencia, ganas de salir al terreno.

Deseo conseguir al menos una invitación en algunas de las ligas de invierno para ganarme mi puesto, Dios mediante; me siento capaz todavía, siento mi brazo al 100%, con mucha fuerza, físicamente me siento de lo mejor.

Lea también: César Collins: "Ronald Acuña es transferible a cualquier equipo de la LVBP"

 

 

Foto: flickr.com

Con una carrera tan extensa, en al menos un punto debió coincidir con alguien de peso. En su caso particular compartió con Omar Daal, el mejor abridor zurdo en la larga historia de Leones del Caracas

¿Qué pudiste aprender de él?

Les digo algo, mis padrinos en los Leones fueron Omar Daal, uno de los que siempre habló conmigo, aconsejándome dentro y fuera del terreno. Cada vez que llegaba al equipo lo primero que hacía era buscarme: dónde está 'Lucky', preguntaba (risas); comenzábamos a hablar y compartir experiencias.

 

 

Otros de mis padrinos en el Caracas fueron Ugueth Urbina y mi hermano del alma Henry Blanco; esas tres personas fueron quienes más me aconsejaron durante mi etapa con Leones, aprendí mucho de ellos. De corazón les agradezco porque ayudaron a ser quien soy en el beisbol, me enseñaron a ser maduro, serio con mi carrera.

Por circunstancias del beisbol, el apogeo de Roger Luque con el Caracas coincidió con una etapa negativa para el pitcheo melenudo. Con hechos este zuliano demostró ser el mejor brazo de Leones, memorables fueron sus actuaciones ante los Navegantes del Magallanes, siendo conocido como el domador de magallaneros ¿cómo recuerdas ese tiempo?

Fueron unos de los mejores años de mi vida; cada vez que me tocaba lanzar contra Magallanes sentía esa emoción, esas ganas, me daba más fuerzas y también el ver en los muchachos la emoción por estar en ese tipo de duelos. De verdad era algo increíble, una adrenalina incomparable que honestamente pienso ahorita no se siente.

Para mí era increíble ver el estadio full, la emoción del público, la adrenalina de los peloteros, el deseo de ganar porque cada duelo lo luchábamos como si fuese el séptimo de la final.

Lea también: Esto provocó el "NO" de Acuña Jr. a Tiburones en las redes sociales

 

Nada de eso se me va a olvidar, ¡demasiado espectacular!

En la LVBP tu trayectoria fue de 14 temporadas: 7 con Leones, 1 con Tigres, 1 con Tiburones, 4 con Cardenales y 1 con Bravos. ¿Aspectos positivos y negativos de cada una de esas pasantías?

De lo positivo recalco que siempre di todo por mí y por los equipos para los que jugué, creo que eso se refleja en los números, en cada elenco puse mi granito de arena.

Respecto a lo negativo, que nunca pude ganar un campeonato, si fui a varias finales pero sin ganar el título, me quedé con esa espinita.

Así como en una carrera tan larga encuentras colegas que marcan un antes y un después, también los peloteros coinciden con mánagers que dejan huellas. Roger Luque, entre otros, estuvo a las órdenes de Manny Acta, Tim Tolman y Omar Malavé con el Caracas, Buddy Bailey con Aragua y Luis Sojo en Lara.

¿Cada uno de ellos aportó en la devoción profesional que te caracteriza?

Por supuesto, cada uno tiene su filosofía y para mí lo más importante es cuando te ofrecen su confianza, cuando hablan contigo con sinceridad sobre el trabajo que quieren que hagas es muy importante en cada mánager.

Roger Luque a la izquierda, acompañado por Cibney Bello y Marcos Carvajal en sus tiempos con Cardenales de Lara | Foto: flickr.com

 

Cada uno de los que mencionas aportó eso en mi carrera, mucha confianza en los momentos buenos y malos, me dieron un jonrón en un partido pero me llamaron a lanzar al siguiente, a eso me refiero. Considero fue clave en los éxitos que logré, ellos también se ganaron mi confianza para meter mano tanto por uno como por el equipo.

¿Te seguiremos viendo en la Liga Mayor?

Si Dios y la Virgen me dan la oportunidad al igual que el equipo de Delfines me seguirán viendo. Mientras haya salud, mi cuerpo al 100%, seguirán viendo a Roger Luque activo.

Lea también: Heiker Meneses: "Todos quisiéramos jugar en un equipo como Bravos"

 

¿Tienes aspiraciones de volver a la LVBP, al menos en el plan de técnico?

Por ahora como jugador, pero si viene una propuesta como coach la agarraría porque a esta edad uno busca otro nivel en el beisbol (risas). Estoy abierto a cualquier posibilidad, vamos a ver si sale una invitación para la Liga de octubre, igual, en el rol que surja, estaré dando todo por mí y los muchachos.

 

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR