Portada del dirario Meridiano
Miércoles 08 de Diciembre de 2021

Beisbol Grandes Ligas

Salvador Pérez tuvo una cita con la prensa en Caracas | archivo
Salvador Pérez tuvo una cita con la prensa en Caracas | archivo
beisbol grandes ligas

A Salvador Pérez no le gusta la forma en que se maneja el beisbol moderno

Jueves 25| 6:18 pm


Gonzalo Urgelles R.
@GnzaUrglls

El beisbol está cambiando, lleva años haciéndolo. Para algunos estará bien, para otro no tanto, pero para nadie es un secreto que entre los sabermétricos y la actual Oficina del Comisionado han estado generando cambios en los orígenes de la pelota.

Cada día que pasa, las llamadas estadísticas avanzadas toman más y más peso en la forma de ver, medir y estudiar el beisbol. Métricas que hace poco tiempo ni siquiera existían, ahora son determinantes para entrega de premios, extensiones de contrato, firmas de agentes libre, etc.

Hace un par de semanas, Carlos Correa –luego de haber ganado el Guante de Oro por primera vez en su carrera– tuvo el atrevimiento de referirse a Derek Jeter como un mal defensor, afirmando tajantemente que si el miembro del Salón de la Fama, casi por unanimidad, estuviera activo hoy en día, su defensa no le daría para ganar un solo Guante de Oro.

Recordemos que Jeter tiene tantos Guantes de Oro, como anillos de Serie Mundial. Es decir, tiene cinco de cada uno.

Salvador Pérez

Salvador Pérez es, desde que arribó a las Grandes Ligas, uno de los mejores receptores que tiene el beisbol; aun, a día de hoy, con diez años de beisbol mayor en sus espaldas, el venezolano está en el top, en la cima de su carrera y de la Gran Carpa. Así lo demostró a lo largo de todo el 2021.

Pérez ha ganado cinco veces el galardón que lo distingue como el mejor de su posición en su liga. Sin embargo, en 2021, aunque tuvo un gran año defensivo, de los mejores de su carrera y de los mejores del beisbol, el valenciano fue víctima de este beisbol moderno.

Para elegir al ganador del Guante de Oro 2021 se tomaron en cuenta cosas que hasta hace muy poco tiempo ni siquiera eran estudiadas. Ahora es importante la cantidad de pitcheos malos (bolas) que logres convertir en strike (framing/mascoteo) engañando al umpire.

Además hubo otras estadísticas como las carreras salvadas a la defensiva o el bloqueo de los wild pitch. LA pregunta es ¿dónde quedaron las otras cosas que deberían ser importantes? ¿Qué fue de los outs sacados, los corredores fusilados en intento de robo, el porcentaje de fildeo?

Salvador Pérez fue mejor que Sean Murphy en porcentaje de fildeo (.998/.993); errores cometidos (2/6); doble plays (12/6); asistencias (61/42); corredores retirados en intento de robo (18/13); outs sacados (975/873); bases robadas por contrarios (23/41). Además, el venezolano jugó 124 juegos como receptor, 120 de ellos como titular, para un total de 1002.2 entradas.  

Murphy registró 112 apariciones detrás del plato, 104 de ellas como titular, para un total de 923.1 entradas.

¿Qué opina Salvy?

“Si es por Salvador, me gustaría que la pelota fuera como cuando subí (a Las Mayores). Personalmente no estoy de acuerdo con nada de eso (los factores del beisbol moderno), lo he dicho millones de veces, tanto en Venezuela como en los Estados Unidos. A mí me gusta el beisbol tradicional, que exista esa malicia de jugar pelota y de ‘vamos a ganar como sea’”, manifestó el receptor de los Reales de Kansas City.

Además, Salvador también se mostró en desacuerdo con la revisión de las jugadas o de limitar las visitas al montículo por parte de receptores y técnicos. “Ahorita tampoco puedes mirar feo a un umpire o picarle el ojo, porque ya te quieren expulsar”.

“Personalmente no me gusta cómo están llevando el beisbol, pero uno entiende que esa pelota es de ellos y que uno está ahí prestado. Juegas 20 años y chao”.

Sobre la polémica que se generó, respecto a la premiación del Guante de Oro, Salvador prefirió no profundizar en el tema y no darle mayor importancia, aunque es evidente que fue algo que le cayó por sorpresa.

Sin embargo, Pérez si se mostró contrario al hecho de que se tome en cuenta la estadística del framing para determinar quién merece o no llevarse la distinción. “Eso es mentir, es engañar al umpire. No me gusta”, manifestó el premio Luis Aparicio 2021.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Beisbol Grandes Ligas

Salvador Pérez tuvo una cita con la prensa en Caracas | archivo
Salvador Pérez tuvo una cita con la prensa en Caracas | archivo
beisbol grandes ligas

A Salvador Pérez no le gusta la forma en que se maneja el beisbol moderno

Jueves 25| 6:18 pm

Gonzalo Urgelles R.
@GnzaUrglls

El beisbol está cambiando, lleva años haciéndolo. Para algunos estará bien, para otro no tanto, pero para nadie es un secreto que entre los sabermétricos y la actual Oficina del Comisionado han estado generando cambios en los orígenes de la pelota.

Cada día que pasa, las llamadas estadísticas avanzadas toman más y más peso en la forma de ver, medir y estudiar el beisbol. Métricas que hace poco tiempo ni siquiera existían, ahora son determinantes para entrega de premios, extensiones de contrato, firmas de agentes libre, etc.

Hace un par de semanas, Carlos Correa –luego de haber ganado el Guante de Oro por primera vez en su carrera– tuvo el atrevimiento de referirse a Derek Jeter como un mal defensor, afirmando tajantemente que si el miembro del Salón de la Fama, casi por unanimidad, estuviera activo hoy en día, su defensa no le daría para ganar un solo Guante de Oro.

Recordemos que Jeter tiene tantos Guantes de Oro, como anillos de Serie Mundial. Es decir, tiene cinco de cada uno.

Salvador Pérez

Salvador Pérez es, desde que arribó a las Grandes Ligas, uno de los mejores receptores que tiene el beisbol; aun, a día de hoy, con diez años de beisbol mayor en sus espaldas, el venezolano está en el top, en la cima de su carrera y de la Gran Carpa. Así lo demostró a lo largo de todo el 2021.

Pérez ha ganado cinco veces el galardón que lo distingue como el mejor de su posición en su liga. Sin embargo, en 2021, aunque tuvo un gran año defensivo, de los mejores de su carrera y de los mejores del beisbol, el valenciano fue víctima de este beisbol moderno.

Para elegir al ganador del Guante de Oro 2021 se tomaron en cuenta cosas que hasta hace muy poco tiempo ni siquiera eran estudiadas. Ahora es importante la cantidad de pitcheos malos (bolas) que logres convertir en strike (framing/mascoteo) engañando al umpire.

Además hubo otras estadísticas como las carreras salvadas a la defensiva o el bloqueo de los wild pitch. LA pregunta es ¿dónde quedaron las otras cosas que deberían ser importantes? ¿Qué fue de los outs sacados, los corredores fusilados en intento de robo, el porcentaje de fildeo?

Salvador Pérez fue mejor que Sean Murphy en porcentaje de fildeo (.998/.993); errores cometidos (2/6); doble plays (12/6); asistencias (61/42); corredores retirados en intento de robo (18/13); outs sacados (975/873); bases robadas por contrarios (23/41). Además, el venezolano jugó 124 juegos como receptor, 120 de ellos como titular, para un total de 1002.2 entradas.  

Murphy registró 112 apariciones detrás del plato, 104 de ellas como titular, para un total de 923.1 entradas.

¿Qué opina Salvy?

“Si es por Salvador, me gustaría que la pelota fuera como cuando subí (a Las Mayores). Personalmente no estoy de acuerdo con nada de eso (los factores del beisbol moderno), lo he dicho millones de veces, tanto en Venezuela como en los Estados Unidos. A mí me gusta el beisbol tradicional, que exista esa malicia de jugar pelota y de ‘vamos a ganar como sea’”, manifestó el receptor de los Reales de Kansas City.

Además, Salvador también se mostró en desacuerdo con la revisión de las jugadas o de limitar las visitas al montículo por parte de receptores y técnicos. “Ahorita tampoco puedes mirar feo a un umpire o picarle el ojo, porque ya te quieren expulsar”.

“Personalmente no me gusta cómo están llevando el beisbol, pero uno entiende que esa pelota es de ellos y que uno está ahí prestado. Juegas 20 años y chao”.

Sobre la polémica que se generó, respecto a la premiación del Guante de Oro, Salvador prefirió no profundizar en el tema y no darle mayor importancia, aunque es evidente que fue algo que le cayó por sorpresa.

Sin embargo, Pérez si se mostró contrario al hecho de que se tome en cuenta la estadística del framing para determinar quién merece o no llevarse la distinción. “Eso es mentir, es engañar al umpire. No me gusta”, manifestó el premio Luis Aparicio 2021.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR