Portada del dirario Meridiano
Domingo 27 de Noviembre de 2022

La Vinotinto

Quintero fue una elección sorpresiva en la convocatoria de Pékerman / @Deinze
Quintero fue una elección sorpresiva en la convocatoria de Pékerman / @Deinze
La Vinotinto

Convocatoria Vinotinto: Los ojos de Pékerman y una sorpresa para los amistosos

Samuel Aldrey 17/09/2022 11:20 am




José Pékerman confía siempre en sus ojos para seleccionar jugadores. Así ha sido siempre para hallar jugadores que pasan desapercibidos en algunos casos por otros entrenadores: "Viajo yo mismo para elegirlos", había dicho hace unos años cuando le preguntaron cómo descubrió a Pablo Aimar.

Ahora con la Vinotinto también confía en sus ojos para identificar nuevos talentos para la selección nacional y así lo demuestra en la nueva convocatoria de la selección para los amistosos de la fecha FIFA de septiembre.

Entre esos talentos sorprende un nombre por encima de otros en la convocatoria del seleccionador: Teo Quintero. Un central, de 23 años, que para muchos será un enorme incógnita. Tan enorme como su altura de 1.89 metros. Claramente, la defensa es una de las cosas que Pékerman quiere reforzar y busca jugadores con un perfil específico. 

A la hora de formar una línea defensiva, se puede hablar de dos tipos de centrales. Están los que priorizan la atención sobre la posición del delantero rival, y los que prefieren estar atentos de la posición de sus compañeros para que la línea defensiva no termine rota.

Teo Quintero, el nuevo central que ha llamado José Pékerman para esta ventana de amistosos, pertenece al segundo grupo.

Se trata de un central ordenado, cuidadoso con la posición que ocupa él mismo y con la que ocupan sus compañeros de línea, atento a la colocación de todo el equipo y con capacidad de corrección aunque su físico invite a pensar lo contrario.

Alto, espigado, de piernas largas y muy buen juego aéreo, a pesar de que su arquetipo lo esconda, el hispanovenezolano -nacido en Barcelona-  es un central una decente velocidad y capaz de aguantar la carrera a los delanteros a campo abierto, que además normalmente busca que su interpretación del juego le permita iniciar el reto individual desde una posición ventajosa en relación a su adversario.

Junto a su orden defensivo, la otra faceta del juego en la que más destaca Quintero es en la construcción del juego desde atrás. No sorprende tampoco, pues el central fue formado en las categorías inferiores del Girona. 

En el fútbol de José Pékerman es una norma que sus zagueros tengan la lectura y la capacidad técnica suficientes para soportar la salida del equipo desde la defensa, el hispanovenezolano es un central que sobresale por encima de la media en el trato de balón.

Su capacidad en el pase es media alta, tanto para filtrar unos pases verticales fundamentales en la progresión para conectar con los apoyos del delantero centro, como a la hora de buscar el cambio de orientación hacia unos extremos clavados cerca de la línea lateral: Savarino o Soteldo.

En la selección durante los últimos meses ha evidenciado alguna dificultad para conseguir que sus interiores reciban el balón orientados hacia la portería rival, Quintero habilita la opción, al igual que Ferraresi, de un pase largo que vincule directamente a los delanteros para que sean estos los que cedan el esférico hacia atrás.

Además, Teo muestra mucho poderío en el juego aéreo en ambas áreas. De hecho, esta temporada en un solo partido logró un doblete y ofrece a Pékerman también variantes para su pizarra en la pelota detenida. 

Teo ahora vivirá una experiencia distinta en un escenario que será distinto. Por contexto y por exposición. Será su primera experiencia en una selección de mayores y será importante ver cómo interactúa bajo ese contexto. Aunque viene a un equipo que, sin el balón, necesita orden. Justo lo que puede darle Quintero a Pékerman.

Los ojos del seleccionador nacional vieron cosas que le agradaron y ahora le toca a Teo ganarse un puesto y ser una grata sorpresa en esta fecha FIFA y quizás para aquellos que dudan el seleccionador les recomendaría este verso de José Hernández en 'El gaucho Martín Fierro' : "Yo soy toro en mi rodeo y torazo en rodeo ajeno; siempre me tuve por güeno y, si me quieren probar, salgan otros a cantar (jugar) y veremos quién es menos". 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

La Vinotinto

Quintero fue una elección sorpresiva en la convocatoria de Pékerman / @Deinze
Quintero fue una elección sorpresiva en la convocatoria de Pékerman / @Deinze
La Vinotinto

Convocatoria Vinotinto: Los ojos de Pékerman y una sorpresa para los amistosos

Samuel Aldrey 17/09/2022 11:20 am



José Pékerman confía siempre en sus ojos para seleccionar jugadores. Así ha sido siempre para hallar jugadores que pasan desapercibidos en algunos casos por otros entrenadores: "Viajo yo mismo para elegirlos", había dicho hace unos años cuando le preguntaron cómo descubrió a Pablo Aimar.

Ahora con la Vinotinto también confía en sus ojos para identificar nuevos talentos para la selección nacional y así lo demuestra en la nueva convocatoria de la selección para los amistosos de la fecha FIFA de septiembre.

Entre esos talentos sorprende un nombre por encima de otros en la convocatoria del seleccionador: Teo Quintero. Un central, de 23 años, que para muchos será un enorme incógnita. Tan enorme como su altura de 1.89 metros. Claramente, la defensa es una de las cosas que Pékerman quiere reforzar y busca jugadores con un perfil específico. 

A la hora de formar una línea defensiva, se puede hablar de dos tipos de centrales. Están los que priorizan la atención sobre la posición del delantero rival, y los que prefieren estar atentos de la posición de sus compañeros para que la línea defensiva no termine rota.

Teo Quintero, el nuevo central que ha llamado José Pékerman para esta ventana de amistosos, pertenece al segundo grupo.

Se trata de un central ordenado, cuidadoso con la posición que ocupa él mismo y con la que ocupan sus compañeros de línea, atento a la colocación de todo el equipo y con capacidad de corrección aunque su físico invite a pensar lo contrario.

Alto, espigado, de piernas largas y muy buen juego aéreo, a pesar de que su arquetipo lo esconda, el hispanovenezolano -nacido en Barcelona-  es un central una decente velocidad y capaz de aguantar la carrera a los delanteros a campo abierto, que además normalmente busca que su interpretación del juego le permita iniciar el reto individual desde una posición ventajosa en relación a su adversario.

Junto a su orden defensivo, la otra faceta del juego en la que más destaca Quintero es en la construcción del juego desde atrás. No sorprende tampoco, pues el central fue formado en las categorías inferiores del Girona. 

En el fútbol de José Pékerman es una norma que sus zagueros tengan la lectura y la capacidad técnica suficientes para soportar la salida del equipo desde la defensa, el hispanovenezolano es un central que sobresale por encima de la media en el trato de balón.

Su capacidad en el pase es media alta, tanto para filtrar unos pases verticales fundamentales en la progresión para conectar con los apoyos del delantero centro, como a la hora de buscar el cambio de orientación hacia unos extremos clavados cerca de la línea lateral: Savarino o Soteldo.

En la selección durante los últimos meses ha evidenciado alguna dificultad para conseguir que sus interiores reciban el balón orientados hacia la portería rival, Quintero habilita la opción, al igual que Ferraresi, de un pase largo que vincule directamente a los delanteros para que sean estos los que cedan el esférico hacia atrás.

Además, Teo muestra mucho poderío en el juego aéreo en ambas áreas. De hecho, esta temporada en un solo partido logró un doblete y ofrece a Pékerman también variantes para su pizarra en la pelota detenida. 

Teo ahora vivirá una experiencia distinta en un escenario que será distinto. Por contexto y por exposición. Será su primera experiencia en una selección de mayores y será importante ver cómo interactúa bajo ese contexto. Aunque viene a un equipo que, sin el balón, necesita orden. Justo lo que puede darle Quintero a Pékerman.

Los ojos del seleccionador nacional vieron cosas que le agradaron y ahora le toca a Teo ganarse un puesto y ser una grata sorpresa en esta fecha FIFA y quizás para aquellos que dudan el seleccionador les recomendaría este verso de José Hernández en 'El gaucho Martín Fierro' : "Yo soy toro en mi rodeo y torazo en rodeo ajeno; siempre me tuve por güeno y, si me quieren probar, salgan otros a cantar (jugar) y veremos quién es menos". 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR