Portada del dirario Meridiano
Lunes 06 de Diciembre de 2021

Liga de Campeones

0
Liga de Campeones

El Sheriff tiroteó al Real Madrid

Martes 28| 4:05 pm


El Real Madrid perdió en el último partido de Champions que jugó en el Bernabéu antes de la pandemia y volvió a perder en el regreso de la Copa de Europa a Chamartín. En febrero de 2020 fue ante el Manchester City y en septiembre de 2021, el rival que ganó al Real Madrid fue el Sheriff, el campeón de Moldavia que ha pasado de ser la cenicienta del grupo a líder en solitario tras la segunda jornada de la fase de grupos.

La derrota es un golpe en toda regla el Real Madrid que se hartó de rematar a puerta, pero como en los viejos tiempos, le faltó gol. El Sheriff, un equipo ordenado para defender y rápido para contraatacar asaltó el Bernabéu. Con orden y velocidad, una receta más antigua que la del pan, el campeón moldavo se impuso al Real Madrid de Ancelotti perdido en centros laterales –porque el Sheriff era lo único que le dejaba hacer– y al que se le vio lento y sin ideas.

Con la Champions de vuelta al Bernabéu, Ancelotti hizo cambios, pero tampoco a lo loco. Puso dos laterales lógicos, aunque Nacho es más central, y su única frivolidad fue sentar a Modric para poner a Camavinga y le dio una nueva oportunidad a Hazard. El belga fue, mientras estuvo en el campo, el mejor del Real Madrid. Al menos era el único que intentaba algo diferente con combinaciones en la frontal y olvidándose de los centros laterales.

El Madrid, como era lógico, fue el amo del partido ante un Sheriff que puso dos líneas defensivas esperando su oportunidad para salir a la contra. Los blancos llegaban y llegaban, pero sin generar ocasiones claras y cuando lo hacían, se encontraron con Athanasiadis, el meta del Sheriff que lo paró todo. El Bernabéu comenzaba a impacientarse porque el gol blanco no llegaba y se quedó en silencio cuando en el minuto 25, Yakhshiboev marcó el 0-1 al rematar un centro de Cristiano.

El Sheriff aprovechó una contra para marcar en su primera ocasión. A punto estuvo de hacerlo poco después tras un fallo de Courtois, pero en esta ocasión, Yakhshiboev envió fuera su remate. El Real Madrid se repuso y buscó el empate antes del descanso, pero no lo hizo y se llegó con ese 0-1 al final de la primera parte.

La segunda mitad fue una copia de la primera, el Real Madrid apretando y apretando sin conseguir el gol mientras el Sheriff esperaba agazapado. Hasta que en el minuto 62, el árbitro señaló, a instancias del VAR y tras revisarlo él mismo, un penalti sobre Vinicius que minutos antes había reclamado otro. Benzema no falló desde los 11 metros y puso el 1-1 en el minuto 65.

Con el empate, Ancelotti puso en el campo al reaparecido Kroos, Modric, Jovic y Rodrygo en busca de la remontada. Lo que llegó fue el gol del Sheriff en el minuto 72, pero fue anulado por fuera de juego de Bruno. El Real Madrid se fue descaradamente al ataque y de eso se aprovechó el Sheriff para llegar al área de Courtois.

Y en una de esas llegó el 1-2 de Thill en el minuto 90. Una jugada nacida de un saque de banda, que el Real Madrid no supo despejar bien acabó con el balón en los pies de Thill que marcó un gran gol de un gran disparo desde la frontal. Los últimos intentos del Real Madrid no sirvieron de nada y el Sheriff hizo historia en el Bernabéu.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Liga de Campeones

0
Liga de Campeones

El Sheriff tiroteó al Real Madrid

Martes 28| 4:05 pm

El Real Madrid perdió en el último partido de Champions que jugó en el Bernabéu antes de la pandemia y volvió a perder en el regreso de la Copa de Europa a Chamartín. En febrero de 2020 fue ante el Manchester City y en septiembre de 2021, el rival que ganó al Real Madrid fue el Sheriff, el campeón de Moldavia que ha pasado de ser la cenicienta del grupo a líder en solitario tras la segunda jornada de la fase de grupos.

La derrota es un golpe en toda regla el Real Madrid que se hartó de rematar a puerta, pero como en los viejos tiempos, le faltó gol. El Sheriff, un equipo ordenado para defender y rápido para contraatacar asaltó el Bernabéu. Con orden y velocidad, una receta más antigua que la del pan, el campeón moldavo se impuso al Real Madrid de Ancelotti perdido en centros laterales –porque el Sheriff era lo único que le dejaba hacer– y al que se le vio lento y sin ideas.

Con la Champions de vuelta al Bernabéu, Ancelotti hizo cambios, pero tampoco a lo loco. Puso dos laterales lógicos, aunque Nacho es más central, y su única frivolidad fue sentar a Modric para poner a Camavinga y le dio una nueva oportunidad a Hazard. El belga fue, mientras estuvo en el campo, el mejor del Real Madrid. Al menos era el único que intentaba algo diferente con combinaciones en la frontal y olvidándose de los centros laterales.

El Madrid, como era lógico, fue el amo del partido ante un Sheriff que puso dos líneas defensivas esperando su oportunidad para salir a la contra. Los blancos llegaban y llegaban, pero sin generar ocasiones claras y cuando lo hacían, se encontraron con Athanasiadis, el meta del Sheriff que lo paró todo. El Bernabéu comenzaba a impacientarse porque el gol blanco no llegaba y se quedó en silencio cuando en el minuto 25, Yakhshiboev marcó el 0-1 al rematar un centro de Cristiano.

El Sheriff aprovechó una contra para marcar en su primera ocasión. A punto estuvo de hacerlo poco después tras un fallo de Courtois, pero en esta ocasión, Yakhshiboev envió fuera su remate. El Real Madrid se repuso y buscó el empate antes del descanso, pero no lo hizo y se llegó con ese 0-1 al final de la primera parte.

La segunda mitad fue una copia de la primera, el Real Madrid apretando y apretando sin conseguir el gol mientras el Sheriff esperaba agazapado. Hasta que en el minuto 62, el árbitro señaló, a instancias del VAR y tras revisarlo él mismo, un penalti sobre Vinicius que minutos antes había reclamado otro. Benzema no falló desde los 11 metros y puso el 1-1 en el minuto 65.

Con el empate, Ancelotti puso en el campo al reaparecido Kroos, Modric, Jovic y Rodrygo en busca de la remontada. Lo que llegó fue el gol del Sheriff en el minuto 72, pero fue anulado por fuera de juego de Bruno. El Real Madrid se fue descaradamente al ataque y de eso se aprovechó el Sheriff para llegar al área de Courtois.

Y en una de esas llegó el 1-2 de Thill en el minuto 90. Una jugada nacida de un saque de banda, que el Real Madrid no supo despejar bien acabó con el balón en los pies de Thill que marcó un gran gol de un gran disparo desde la frontal. Los últimos intentos del Real Madrid no sirvieron de nada y el Sheriff hizo historia en el Bernabéu.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR